Los datos laborales que explican la huelga feminista

  • Desde el año 2008, inicio del estudio del INE, los salarios entre los hombres han crecido un 11,6%
  • En el caso de las mujeres, el aumento salarial se ha quedado en un 3,13% en el mismo periodo

El próximo 8 de marzo la escena se repetirá: millones de mujeres saldrán a la calle a reivindicar sus derechos en los ejes fundamentales de la huelga feminista. Laboral, cuidados, estudios y consumo, al que este año se le suman, en algunos lugares, las pensionistas. Los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, han convocado paros parciales para la jornada del 8 de marzo, mientras que los minoritarios apuntan a la huelga de 24 horas.

Igualdad salarial, condiciones menos precarias, trabajo digno o acceso al empleo en igualdad son algunas de las brechas que aún distinguen a mujeres y hombres en el mercado laboral. Estos son algunos de los datos laborales que explican la huelga de mujeres del 8 de marzo.

El paro de larga duración afecta más entre mujeres: el 33% de las mujeres en paro en el último trimestre de 2018 llevaba más de dos años en búsqueda de empleo. Entre los hombres, y en materia de larga duración, la cifra es 1,5 puntos inferior al de las mujeres.

Salarios más bajos: el INE contabiliza la proporción del conjunto de trabajadores con ganancia baja, que se establece como el salario por debajo de los 2/3 de la ganancia mediana. El 17% de los trabajadores españoles manejan un salario inferior a esta medida.

Los datos manejados por el ente estadístico desgranan que, entre los trabajadores con ganancia baja, un 64,25% son mujeres. Además, es un dato que se mantiene constante en altas proporciones desde el ao 2008, primer año del que se dispone de datos.

Ganancias menores, incluso con el mismo tipo de contrato: ante un mismo tipo de contrato, a jornada completa o parcial, el salario medio anual por trabajador es inferior en el caso de las mujeres que en el de los hombres. Según los últimos datos publicados por el INE, con un contrato a tiempo completo, una mujer gana de media 24.813,73 euros, mientras que la ganancia del hombre se establece en 28.363,24 euros.

Publicidad

Crecen más los salarios masculinos que los femeninos: desde el año 2008, inicio del estudio del INE, los salarios entre los hombres han crecido un 11,6%, pasando de los 25.415,12 euros de 2008 a los 28.363,24 euros de ganancia anual media. En el caso de las mujeres, el aumento salarial se ha quedado en un 3,13% en el mismo periodo, y ha pasado de 21.936,20 a 24.813,73 euros en el caso de contratos a tiempo completo.

En los contratos a tiempo parcial la escena cambia, puesto que son los salarios de las mujeres los que aumentan durante este periodo un 3,73%, mientras que los de los hombres han bajado un 5,7% en el mismo periodo analizado. Sin embargo, la proporción de hombres empleados a tiempo parcial es muy baja, y se establece en un 7% al término de 2018.

Una de cada cuatro mujeres, a tiempo parcial:  la calidad de la contratación es otro de los datos donde se muestra una clara cara negativa para las mujeres. El 24,2% de las mujeres están contratadas a tiempo parcial, frente a un 7% de los hombres. Una evidente diferencia que se refleja en la brecha salarial existente entre ambos sexos.