CIS

Los españoles le mandan un mensaje al Gobierno en el CIS: mejor subir el IRPF que el IVA

  • En pleno debate sobre una posible subida de impuestos, el CIS sondea a los españoles por su opinión sobre fiscalidad
  • La encuesta les pregunta si "deberían mejorarse los servicios públicos y las prestaciones sociales, aunque haya que pagar más impuestos"
  • Lo que sí tienen claro es que en España existe fraude fiscal y la administración no hace esfuerzos para perseguirlo

0

En medio del debate sobre las subidas de impuestos que podría implementar el Gobierno para paliar los gastos de la crisis de la covid-19, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha preguntado a los españoles su opinión sobre cómo deben recaudarse los impuestos: si por vía directa (tipo IRPF) o por indirectos (tipo IVA). Los españoles han sido rotundos: en un 59,1 % prefieren los primeros, que gravan la renta o riqueza de personas y empresas, frente al 23,6% que prefiere aquellos que encarecen bienes de consumo.

El barómetro de Opinión Pública y Política Fiscal, publicado este lunes, pregunta si "deberían mejorarse los servicios públicos y las prestaciones sociales, aunque haya que pagar más impuestos" . En una escala del 1 al 10, un 28% de españoles se sitúa en el intermedio, el cómodo 5. A los dos extremos, la posibilidad de reforzar los servicios públicos con más impuestos, una opción que eligen el  20,9%. Al otro lado, en el 10, aquellos que quieren "pagar menos impuestos aunque haya que reducir los servicios públicos", un extremo por el que solo optan un 3,8%.

Más de la mitad de los españoles (52,4%) encuestados creen que la sociedad se beneficia "poco" de los impuestos, mientras el 29,9% cree que se beneficia "bastante" y 7,7% "mucho". Solo un 5,1 % cree que "nada". Quizá por eso a nivel individual, el 58,3% cree que recibe menos de lo que paga, mientras el 31,5% cree que recibe más o menos lo mismo y el 5,9% incluso más de lo que aporta.

Aún así, un 40,3% de los encuestados creen que los españoles pagan muchos impuestos, 44,2% "regular" y solo un 10,1% cree que se paga poco. Si nos comparamos con los países más avanzados de Europa, el 35,9% creen que los españoles pagan "menos impuestos" que sus vecinos, mientras 31,6% cree que pagan más y 14,5% creen que pagan "igual".

¿Quién debe pagar?

Sin embargo, los españoles se muestran mucho más divididos cuando les pone en la tesitura de si deben pagar igual "independientemente del origen de sus ingresos" (46,5%) o deben pagar "diferente" dependiendo de que sus ingresos provengan del capital, trabajo, donaciones, herencias, ventas, alquileres o prestaciones. Por esta última opción se decanta el 45,3% de los encuestados.

Incluso, la encuesta va más allá y profundiza en la concepción de los impuestos que tienen los ciudadanos. Para situar al encuestado, les pone un ejemplo: "Ahora piense en dos personas que realizan trabajos remunerados, una gana el doble que otra (2.000 y 1.000 euros), ¿cuál de las siguientes afirmaciones sobre lo que deberían pagar en impuestos cada una de ellas le parece más justa?". El 48% cree que la que gana 2.000 € debería pagar un porcentaje mayor que la de 1.000 €, por ejemplo, el 20% frente al 10%, de manera que la de 2.000 € pagaría 400 € y la de 1.000 €, 100 €. Sin embargo, un 45% cree que deberían pagar por el mismo porcentaje, por ejemplo, si fuera el 10%, la persona que gana 2.000 € pagaría 200 € y la de 1.000 € ,100 €. Solo un 2,4% cree que deberían pagar la misma cantidad. 

Mucho fraude y pocos esfuerzos para perseguirlo

En cuanto a justicia fiscal, los españoles no creen que paguen más quienes más tienen (77,2%), frente a un 15,5% que opina que los impuestos sí se cobran con justicia. De hecho, tienen la percepción de que en España existe mucho  (47,8%) o bastante (42,1%) fraude fiscal. Además, creen que la administración hace pocos (47,7%) o muy pocos (13%) esfuerzos frente a los que creen que ponen bastantes (24,7%) o muchos (6,7%) recursos en perseguir este delito.

Los españoles sí se muestran muy molestos con los efectos que provoca el fraude. Creen que el efecto principal es la injusticia de que unos paguen lo que dejan de pagar otros (31,2%). Como segundo problema, apuntan a que no pagar los impuestos disminuye los recursos para financiar los servicios públicos y prestaciones sociales (30,9%), desmotiva a quienes pagan correctamente sus impuestos (15,4%) y obliga a aumentar la presión fiscal sobre quienes cumplen (14,3%).

Además, también le acusan de hacer poca pedagogía. Creen que la administración hace pocos (55,6%) o muy pocos (27%) esfuerzos en explicar a dónde va el dinero.

Leave A Reply

Your email address will not be published.