Bruselas podría impedir a Cañete ser comisario por sus declaraciones machistas

6
Cañete_mujeres_simpatizantes
Miguel Arias Cañete posa con un grupo de simpatizantes tras el mitin celebrado en la localidad coruñesa de Ordes el pasado martes, día 20. / Lavandeira jr. (Efe)

Los presidentes de Gobierno de cada país proponen pero los nuevos tiempos de la Unión Europea hacen que sea el Parlamento Europeo que se elige el próximo 25 de mayo el que disponga quienes serán los comisarios del futuro gobierno de la Europa comunitaria. Y todo el mundo coincide en señalar que Mariano Rajoy le ha ofrecido a Miguel Arias Cañete sustituir al socialista Joaquín Almunia en la Comisión Europea e incluso que lo tiene negociado con Ángela Merkel, pero, según fuentes altamente cualificadas de Bruselas consultadas por cuartopoder.es, sus declaraciones machistas durante y después del debate con Elena Valenciano pueden costarle la cabeza.

Publicidad

A nadie se le oculta que el plan de Rajoy es situar a Cañete como vicepresidente o titular de una comisaría de peso en el Gobierno de la UE que presidirá el candidato más votado el próximo 25-M, si consigue los apoyos necesarios. Lo que supone decir uno de dos: o el conservador luxemburgués Jean Claude Juncker o el socialdemócrata alemán Martin Schultz.

Publicidad

En ese plan, Cañete abandonaría el Parlamento de Estrasburgo para incorporarse en septiembre al Ejecutivo de la UE y sería sustituido como portavoz de los “populares” españoles por su número dos, Esteban González Pons.

Sin embargo, sus declaraciones sobre la “superioridad intelectual” de los hombres respecto a las mujeres le han puesto en un brete que puede suponer que Rajoy deshaga su plan y retire su candidatura por temer, con fundamento, que no pase el examen obligatorio del Parlamento Europeo que le capacite para ocupar el puesto. Si Rajoy lo mantiene, podría pasarle, dicen altos responsables parlamentarios de Bruselas, lo que le sucedió al italiano Rocco Buttiglione.

Rocco_Buttiglione
Rocco Buttiglione. / Wikipedia

En el año 2004, el presidente de la Comisión, José Manuel Durão Barroso,  incluyó su nombre entre los candidatos a comisarios de la Comisión Europea a propuesta de Silvio Berlusconi. Pensaba asignarle la cartera de Justicia, libertades y seguridad. Pero su nominación suscitó un montón de críticas por considerar que la homosexualidad era "un pecado" y que la familia "existe para permitir a las mujeres tener hijos y ser protegidas por un hombre que las cuide".

La Comisión que le examinó, formada por cincuenta eurodiputados, vetó su candidatura por mayoría tras considerar que era machista y homófobo. Y Berlusconi  reemplazo su nombre por otro político de su confianza, Franco Frattini.

Las excusas pedidas ayer en la Cadena COPE no le han servido de nada. Según las fuentes de Bruselas consultadas por este diario, el candidato del PP “se ha metido en un lío”. Y no sólo por las acusaciones de machismo, sino también por las acusaciones recibidas de ser propietario de empresas radicadas en Gibraltar.

De hecho, el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, exigió  significativamente ayer en Tordesillas (Valladolid) que Cañete conteste si tiene empresas con intereses en paraísos fiscales, porque los españoles tienen derecho a saberlo teniendo en cuenta que la lucha contra el fraude y estos paraísos fiscales será una de las tareas más importantes que tendrán las instituciones europeas a corto plazo. El “número tres” del PSOE añadió que el candidato del PP ocultó al Congreso intereses empresariales y recordó que a su partido se le han descubierto once cuentas en Suiza y dos en Luxemburgo.

Por lo que respecta a la polémica del machismo, numerosas diputadas no sólo socialistas sino del conservador CDU alemán que lidera Merkel y de otros partidos demócrata cristianos, verdes y ecologistas, se han movilizado no tanto en apoyo de Elena Valenciano como en contra del ex ministro de Agricultura español. Y todas hablan, según las fuentes cualificadas de Bruselas, de utilizar la polémica del machismo a la comisión que le toque para cuestionar la capacidad de Cañete como comisario de cualquiera de las áreas que reclame Rajoy para él.

Los socialistas lo tienen tan claro que han lanzado una ofensiva contra él en toda Europa. Ayer mismo, en Barcelona, Valenciano se dirigió a su candidato europeo, Martin Schulz, allí presente, para pedirle que si es presidente de la Comisión impulse la causa de la igualdad contra la que ha arremetido la derecha española. Shultz le respondió que “en nuestra Europa tratamos a todos por igual y no se considera a las mujeres como inferiores intelectualmente”. “Para mí, es una vergüenza como hombre y como padre que alguien sugiera que mi hija vale menos que mi hijo”, remachó al tiempo que mostró su decisión de que, si gana, la Comisión Europea “sea paritaria”.

De que la ofensiva de los socialistas europeos contra Cañete es general también dio cuenta el primer ministro francés, Manuel Valls, quien rechazó el “conservadurismo que recluye a las mujeres en una visión retrógrada” y expresó su compromiso con la igualdad de género y la “condena total del sexismo y el machismo”. Fue más allá. Sostuvo que “la lucha por la libertad de las mujeres marca la diferencia entre la derecha y la izquierda”.

El ex presidente Felipe González, que aludió indirectamente al problema que él mismo se ha creado para formar parte de la Comisión Europea diciendo irónicamente que “en realidad no es candidato a ser elegido parlamentario” porque “eso le aburriría por su sobrepasada inteligencia, ya que quiere ir directamente a una Comisaría europea”, remató la faena criticando que  pidiera disculpas ayer por si alguien “se ha sentido ofendido u ofendida” por sus comentarios machistas. Eso quiere decir, concluyó, que “según su criterio, lo que dijo no era ofensivo”.

La posibilidad de que, si Cañete no pase el examen del Parlamento Europeo, Rajoy quiera cobrarse la factura que pactó con Merkel por su apoyo a Juncker proponiendo a otro comisario español se ha extendido tanto que se ha hablado de que el Secretario de Estado para Asuntos Europeos, Ignacio Méndez de Vigo, sea su sustituto. No en vano fue miembro del Parlamento Europeo desde 1992 hasta 2011. Las fuentes de Bruselas no lo descartan pero dicen que, aunque a él no le disgusta la idea, hay que tener en cuenta la variable de que Rajoy puede nombrarle ministro cuando cambie a fondo su Gobierno, lo que consideran que puede suceder pasado el verano. Sobre todo si se confirma que Luis de Guindos podría abandonar Economía para ocupar en otoño la presidencia del Eurogrupo.

6 Comments
  1. Croquetiforme says

    Al margen de cómo se pueda calificar el famoso comentario de Cañete, hay un error que se está reproduciendo en muchos medios. Cañete no habla de superioridad intelectual de los hombres con respecto a las mujeres, sino de la suya con respecto a Valenciano en exclusiva.

  2. juanjo says

    … En consecuencia, piénsese en el hatajo que nos gobierna, pues como es fácil de comprobar Cañete estaba considerado uno de los mejores.

    Nada puede extrañar, pues, de que los españoles vayamos de cráneo

Leave A Reply

Your email address will not be published.