El equipo de Pablo Iglesias pierde apoyo entre las bases de Podemos de las ciudades

2

Sato Díaz *

El nuevo secretario general de Podemos en Barcelona, Marc Bartomeu, en el centro, junto al resto de su equipo durante la rueda de prensa que ofreció el sábado tras la elección de los líderes de la formación en la Ciudad Condal. / Alberto Estévez (Efe)
El nuevo secretario general de Podemos en Barcelona, Marc Bartomeu, en el centro, junto a su equipo, durante la rueda de prensa que ofreció el sábado tras la elección de los líderes de la formación en la Ciudad Condal. / Alberto Estévez (Efe)

Los resultados de las primarias a los secretarios generales de Podemos en los principales municipios españoles dibujan algunas conclusiones de relevancia. El apoyo al equipo de Pablo Iglesias, el denominado Claro que Podemos, disminuye entre las bases del partido cuando el ámbito de votación en las decisiones internas se acerca a los diferentes municipios y se aleja de la política estatal. La siguiente conclusión es que el nivel de participación ha bajado considerablemente en relación con las primarias celebradas para elegir al secretario general estatal y a su equipo orgánico en la formación, el Consejo Ciudadano estatal, que recibieron un apoyo cercano al 97%. No obstante, los niveles de participación son altísimos, teniendo en cuenta la juventud de Podemos, con menos de un año de existencia.

Publicidad

Además, hay que destacar la novedosa fórmula de votación, que prima la participación on line y está abierta a cualquier persona que desee inscribirse, así como a las propuestas ciudadanas y al feedback mediante redes sociales. Sin embargo, algunos planteamientos, como las listas plancha, que conforman candidaturas completas de una misma candidatura a todos los cargos que se eligen, han sido criticados por diferentes corrientes internas. Belén Municio, de la candidatura Madrid Sí Puede, lo adelantó a cuartopoder.es tras la publicación de los resultados de la última votación. Algo que ya hizo la corriente liderada por los eurodiputados Pablo Echenique y Teresa Rodríguez en la Asamblea Ciudadana estatal, lo que les llevó a retirar su candidatura para hacerse con el partido. Tampoco está superado en el reparto de las secretarías generales municipales el asunto de la paridad de género. En las diez mayores ciudades del Estado español, sólo dos mujeres desempeñan estos cargos.

De este modo, un total de 86.046 personas votaron en las primarias de Podemos para la conformación de los consejos ciudadanos de 770 municipios españoles y para la elección de sus secretarios generales. Esta votación, celebrada entre los días 26 y 31 de diciembre del pasado año, arroja un descenso en la participación de cerca del 20% con respecto a las primarias que auparon a Pablo Iglesias a liderar el partido el pasado mes de noviembre. Para tomar esta decisión, la que diseñó el Consejo Ciudadano estatal y eligió al líder de Podemos, votaron un total de 107.488 ciudadanos. El descenso se hace más patente si comparamos los 86.046 votantes de la última consulta con los 112.070 que participaron en la selección de los documentos ético, político y organizativo, celebrada desde el 20 al 26 de octubre del 2014. Desde la consulta de octubre a la de la semana pasada, la participación ha bajado un 25%, aproximadamente.

En relación con las últimas votaciones, las que decidían sobre los órganos internos de Podemos a nivel municipal, hay que tener en cuenta también dos afirmaciones: sólo pudieron votar los inscritos en los municipios en los que había candidaturas, 770 localidades; además, no todos los inscritos en la web de la formación están adscritos a algún círculo territorial. De este modo, actualmente forman parte virtualmente de Podemos un total de 313.718 personas, inscritas a día 4 de enero. Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, podían votar sólo unos 248.500 simpatizantes, ejerciendo finalmente el voto 86.046, por lo que sólo participaron el 35%, es decir, un 65% de los inscritos con posibilidad de escoger a los consejos ciudadanos y secretarios generales municipales no lo hicieron, se abstuvieron.

En relación a los datos comparados del apoyo que ha recibido a nivel municipal y estatal el equipo Claro que Podemos, en el que se encuentran las caras más reconocidas del partido, como Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa o Rafa Mayoral, entre otros, además del propio Iglesias, cabe destacar lo siguiente en las principales ciudades del país [Hay que precisar que no se ha podido acceder a los datos de la votación al Consejo Ciudadano estatal por ciudades, por lo que se compara el nivel de apoyo de cada secretario general municipal, en relación con el nivel de apoyo de Pablo Iglesias, quien obtuvo 95.311 votos de 107.488, es decir, el 96,87 por ciento].

En Madrid, Jesús Montero será el secretario general de Podemos con un total de 3.605 votantes de los 6.413 que participaron en total. Es decir, Montero ha sido apoyado por el 61,5% por ciento de los votantes en la capital. El cabeza de lista del Claro que Podemos madrileño tiene un 35,37% menos de apoyo entre sus bases del que tuvo Iglesias entre las suyas. La segunda candidatura más votada en Madrid ha sido la de Alicia Muñoz, de Madrid Sí Puede. Muñoz obtuvo 1.669 votos, el 28,47%. Cabe destacar que esta candidatura se ha mostrado muy crítica con cómo se ha desarrollado el proceso de primarias, considerando que ha faltado un órgano interno imparcial durante el proceso de votaciones y que las caras más visibles del Consejo Ciudadano estatal han tomado partido por las candidaturas de Claro que Podemos, pidiendo directamente el voto para ellas, en vez de mantenerse en una posición de neutralidad, tal y como ya adelantó este medio.

En Barcelona, 956 simpatizantes eligieron para liderar la formación política a Marc Bertomeu, un 59,27% de los 1.813 participantes en total. Bertomeu, también de Claro que Podemos, tiene un 37,6% menos de apoyo de sus bases que Iglesias a nivel estatal. La segunda candidatura, que estaba liderada por Antonio Mateo, del equipo Barcelona Somos Todos, obtuvo el apoyo del 13,45% de los inscritos barceloneses, un total de 217 personas.

En Valencia también venció Claro que Podemos y su líder es Jaime Paulino, a quien votaron un 58,29% de los simpatizantes de la ciudad del Turia, es decir, 974. Se podría decir que Claro que Podemos tiene un 38,58% menos de apoyo en Valencia que a nivel estatal entre las bases. La segunda opción fue la de Roberto Jaramillo, del equipo Sí que Podem, que obtuvo un total de 498 votos, el 29,8%.

En Sevilla, por su parte, optaron por Begoña Gutiérrez, la cabeza de lista del equipo de Iglesias, 1.057, un 49,93%. En la cuarta ciudad española gestionará la Secretaría General una mujer, no así en ninguna de las tres anteriores, y entre sus bases le apoya un 46,94% menos de lo que le ocurrió a su homólogo estatal. Cerca estuvo de arrebatarle el puesto Joaquín Urías, de la corriente Sevilla Sí Podemos, votado por 997 personas o el 47,09% de los participantes.

En Zaragoza el caso es diferente. Si para el Consejo Ciudadano se presentaron dos listas, además de personas no agrupadas, para la Secretaría General sólo había una opción, la de Maru Díaz, que obtuvo 1.029 votos, la totalidad. Sin embargo cabe destacar que la crítica le llegó por el voto en blanco, del total de 1.403 votantes, 1.029 le votaron a ella y 374 en blanco, un 26,66 por ciento.

• Málaga es la ciudad española de mayor tamaño en la que Claro que Podemos ha sido derrotada. El secretario general de esta capital andaluza es José Antonio Vargas, de la corriente crítica Sí que Podemos, quien obtuvo un 47,13% del apoyo de las bases malagueñas, un total de 682 participantes. Francisco Mostazo, de Claro que Podemos, obtuvo 664 votos, un 45,89%. El equipo avalado por Iglesias tiene un 50,98% menos de apoyo en esta ciudad que a nivel estatal.

• Antonio Carrasco, el secretario general en Murcia, también pertenece a Claro que Podemos. Obtuvo 698 votos, un 62,27% del apoyo de las bases, un 34,6% menos que su homólogo estatal. La segunda candidatura más votada fue la de Carlos Javier Egio, de Ahora Podemos Murcia, que fue respaldada por 423 personas, un 37,73%.

En la octava española ciudad por tamaño, Palma de Mallorca, no se presentó lista de Claro que Podemos y el nuevo secretario general es Carlos Saura, del equipo Podem per Palma, quien obtuvo un 71,49%, es decir, 464 votos. Frente a él concurría la opción de Podem Tots per Palma de Gaspar José Vidal, a quien votaron 185 personas.

En Las Palmas de Gran Canaria la formación estará liderada por Claro que Podemos de la mano de Miguel Montero, quien obtuvo 771 votos, el 71,92%. Es decir, la corriente de Pablo Iglesias tiene un 24,95% menos de apoyo que en todo el ámbito estatal. La opción crítica, Creciendo Podemos, estaba liderada por Lola Alonso, quien obtuvo 301 votos, el 28,08% del apoyo de las bases.

Tampoco en la décima ciudad por población, Bilbao, habrá un secretario general adscrito a la corriente dominante estatal. Lander Martínez, de Pensando Bilbao, fue el candidato más votado, con 266 votos, el 45,32% del apoyo. La segunda opción con más apoyo fue Yolanda Martínez, de Podemos Somos Todos, con 286 votos, el 31,69%.

(*) Sato Díaz es periodista.

Leave A Reply

Your email address will not be published.