Las personas bisexuales salen a la calle para luchar contra el monosexismo

DiaBi2014 (2)
La periodista Ruth Toledano y la activista Amanda Rodríguez en la concentración celebrada en Madrid del año pasado. / FELGTB

Desde hace varios años se celebra el Día Internacional de la Bisexualidad el 23 de septiembre. Emulando al 28 de junio, el Día del Orgullo Gay, las personas bisexuales reivindican sus derechos y piden soluciones a unos problemas concretos. "Las personas bisexuales tenemos que movilizarnos para acabar con el monosexismo, para acabar con la dicotomía que nos encasilla a cualquier persona en homosexual o heterosexual", explica a cuartopoder.es la responsable del área de Bisexualidad de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Amanda Rodríguez, que añade: "Ese sistema monosexual genera ciertos privilegios, queremos derribar los mitos y prejuicios hacia la bisexualidad, como que somos personas infieles o que es una etapa pasajera hacia la homosexualidad".

Por ello, este año se celebrarán diferentes actos en varias ciudades del Estado español, reclamando una mayor visibilidad de la realidad bisexual y oponiéndose a su rechazo. "Vamos a realizar actos en toda España para que se visibilice el día 23 de septiembre en muchas ciudades, como Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Oviedo o Tenerife. De norte a sur tendremos acciones para que el día de la visibilidad bisexual tenga más fuerza", informa Rodríguez. De este modo, en Valencia, convocada por la asociación Lambda a las 19:30 horas, habrá una concentración en la Plaza de la Virgen en la que se desplegará una gran bandera bisexual; en Sevilla, donde se celebrará por primera vez esta reivindicación, el colectivo Defrente organizará la proyección de una película y una fiesta temática; en Oviedo, la organización Xega repartirá información sobre el tema y se visibilizará la bandera bisexual. También en Tenerife se celebrarán actos, un videofórum y un debate a cargo del colectivo Algarabia. Por su parte, en Madrid, "está convocado un acto a las 19.00 horas en Callao. Será una concentración y se realizará un pequeño juego, una actividad interactiva para romper los mitos contra la bisexualidad de que son gente promiscua o gente homosexual que no está del todo convencida", comenta Yago Blando, de Arcópoli. "Habrá una batucada y se leerá el manifiesto", completa.

Publicidad

Y es que la bisexualidad es, en ocasiones, invisibile también dentro de una gran parte del colectivo LGTBI. "Hemos luchado todos juntos para acabar con los prejuicios hacia la homosexualidad y quizás estamos un poco a rebufo de lesbianas y gais. Parece que después de luchar tanto tiempo para que se reconozcan a las personas homosexuales, cuesta que se reconozca la bisexualidad. Hay que hacerse más fuertes para que la sociedad acabe más educada", comenta Rodríguez. "Las mujeres bisexuales están algo más aceptadas debido a la mala idea de que somos un objeto sexual, pero los chicos están un poco más rechazados. Porque si eres bisexual, incluso en un ambiente gay, se les rechaza porque se les dice que salgan del armario, que es una etapa transitoria. La típica frase de que yo también lo dije en su momento", relata la activista de la FELGTB. Por su parte, Blando describe: "Los principales problemas es que son personas que no saben muy bien cómo identificarse, si no conocen muy bien lo que significa la bisexualidad y se han sentido atraídos por un chico y luego por una chica, acaban pensando que no saben qué son. Terminan muy confundidas".

Bisexuales_arcopoli
Uno de los carteles sobre el Día de la Bisexualidad. / arcopoli.org

La activista por los derechos LGTBI y diputada en la Asamblea de Madrid por Podemos, Beatriz Gimeno, explica a este medio: "Yo no soy activista de la bisexualidad, pero fundamentalmente el problema que tienen, visto desde fuera, es la visibilidad.  No se les percibe como bisexuales, sino como gais o lesbianas o como heterosexuales según cada momento, según estén manteniendo prácticas o afectos heterosexuales u homosexuales. Se les debería de considerar bisexuales todo el tiempo". También la coportavoz de ALEAS IU, Mireia Biosca, reflexiona sobre el tema: "La bisexualidad está estigmatizada y eso es una realidad que el resto de las orientaciones no tenemos. Como lesbiana, dentro del colectivo, se me reconoce, pero la bisexualidad es la gran oculta". "Por ello, tenemos que visibilizar que hay personas bisexuales, que dentro del colectivo no todo el mundo es lesbiana o es gay. Hay otro tipo de orientaciones que tienen que ser visibles. Cuesta mucho que las personas bisexuales den un paso dentro del colectivo y a veces, cuando lo dan, está el estigma de que esa persona es lesbiana o gay y no se quiere definir", dice Biosca.

Los motivos de esta invisibilización, tanto para Gimeno como para Biosca, son sistémicos. "El problema es la concepción de la sexualidad como dicotómica, como exclusivamente heterosexual u homosexual", comenta la diputada de Podemos. "Vivimos en un sistema patriarcal porque prioriza a los hombres frente a las mujeres, heteronormativo porque prioriza el que todos debemos ser heterosexuales, y además es un sistema binario: puedes ser homosexual o heterosexual, pero el término medio rompe ese binarismo, que es lo que hacen las personas bisexuales. Al final, la bisexualidad está rompiendo otro pilar del heteropatriarcado, rompe con un sistema binario que nos clasifica a todos, hombre-mujer, homosexual-heterosexual...", comenta Biosca de ALEAS IU. En la misma línea se expresa la portavoz de bisexualidad de la FELGTB: "La bifobia y el monosexismo, o eres hetero o eres homo, es la línea dominante actual".

Rodríguez cree que es importante encontrar referentes bisexuales para romper con la invisibilización. "Es muy importante que haya referentes, es el punto más importante. Personas públicas como Kristen Stewart o Miley Cyrus, o la periodista Ruth Toledano y Rafael Amargo en España", valora esta activista, que considera, sin embargo, que el trabajo está dando sus frutos y cada vez la situación está más normalizada. "Queremos hacer campañas en positivo para avanzar. Hemos podido ser víctimas y seguimos siéndolo, pero tenemos que seguir adelante", relata, asegurando que "sigue habiendo un gran desconocimiento". "Hay gente que confunde bisexual con transexual o incluso con hermafrodita, hasta el punto de que en la propia RAE, una de las acepciones de bisexual es ser hermafrodita, algo que se utiliza dentro de la biología, sin embargo no está concebido como una orientación sexual en la RAE", lamenta. "En otros países como en México, una de las causas de divorcio es que la persona sea bisexual y no lo haya dicho a su pareja, por esa falsa relación de la bisexualidad con lo infiel", prosigue Rodríguez.

Mireia Biosca, de ALEAS IU, explica cuáles son sus propuestas contra la bifobia: "Abogamos por sacar una ley contra la LGTBIfobia a nivel estatal, pero nos hemos dado cuenta de que cuando en Cataluña se sacó una similar, en la nomenclatura no aparecía la bisexualidad, y lo que no se nombra no existe". "A nivel práctico, es necesario que a nivel local y autonómico se hagan campañas propias sobre la realidad bisexual, para visibilizar que esa realidad existe, y también que el 23 de septiembre, así como se ha conseguido que el 28 de junio sea reconocido como el día del orgullo gay, sea reconocido a nivel institucional el día de la visibilidad de la bisexualidad", añade. Propuestas y acciones que sacan a la luz una realidad que ha permanecido invisible. "Esta realidad está cambiando, poco a poco, pero se va tendiendo a la apertura, aunque como todos los cambios sociales, va lento", concluye Yago Blando.