Nuevo desencuentro entre IU y Podemos por la formación de grupo parlamentario

2
IU_grupo_parlamentario
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, conversa con el diputado de IU-Unidad Popular Alberto Garzón durante la sesión constitutiva del Congreso. / Sergio Barrenechea (Efe)

Las relaciones entre IU y Podemos siguen dando de qué hablar. El último capítulo en los desencuentros entre ambas formaciones ha tenido lugar con motivo de la conformación del grupo parlamentario. Ayer, los dos diputados de IU-UP firmaban la integración en un grupo parlamentario 'técnico' con ERC y Bildu. Después se irán al Grupo Mixto. Una posibilidad que era vislumbrada ya como la más factible desde los días posteriores al 20-D y que, como adelantó cuartopoder.es, contaba con la buena disposición de los catalanes. Entre medias se rompía un acuerdo que, según distintas fuentes, estaba cercano entre Compromís e IU ante la imposibilidad de que las confluencias logren grupo propio. En este contexto se ha vuelto a producir una situación de alejamiento entre la formación de Pablo Iglesias e IU. Según ha podido saber este medio, Alberto Garzón mostró ayer su malestar en la Ejecutiva del partido por la negativa final del partido morado a que sus diputados firmaran un acuerdo para formar grupo con IU.

Publicidad

Según las fuentes consultadas, el voto realizado por Garzón y Sol Sánchez a Carolina Bescansa como candidata a la Presidencia del Congreso fue un gesto para que posteriormente se 'facilitara' la constitución de IU como grupo. La opción más avanzada era una alianza con los 4 diputados de Compromís que componen la confluencia valenciana. Los diputados obtenidos por Compromís-Podemos fueron 9, de los cuales 4 son de la coalición valenciana, 4 de Podemos y una independiente. Para que legalmente se pudiera sumar el porcentaje de voto de toda la confluencia al obtenido por IU y que se cumplieran los requisitos, el acuerdo tendría que haber llevado la firma de los 9 aunque luego los de Podemos se volvieran a su grupo como en un principio estaba previsto. Es aquí donde se produce la marcha atrás y negativa de Podemos puesto que desde el partido pretenden agotar todas las vías para obtener los 4 pretendido grupos, según han señalado a este medio fuentes oficiales del partido. Esa firma, añaden, hubiera supuesto romper una alianza que no quieren disolver e insisten en que Compromís se presentó con ellos. El acuerdo firmado para componer la candidatura daba independencia a la coalición valenciana para separarse si no se obtenía grupo propio, pero los requisitos legales para sumar porcentaje provocaron que también fuera decisiva la posición de Podemos.

Garzón fue menos claro en su comunicado público aunque ya dejaba caer que no habían podido “convencer a Podemos” de esta fórmula para ir junto a la confluencia valenciana. “Hemos intentado convencer a Podemos, como al resto, para que la confluencia valenciana tuviera grupo propio junto con nosotros. ¡Es perfectamente legal! Lamentablemente no les hemos convencido de esta fórmula”, señalaba. Una nueva muestra del desencuentro entre formaciones tuvo lugar pocos minutos después de que se hiciera público el acuerdo de IU con ERC y Bildu. Bescansa escribió un tweet en el que señalaba lo siguiente: “Queremos un parlamento con todas las voces. Dispuestos a prestar diputados de Podemos a IU para que formen grupo parlamentario”. Esto fue contestado con rapidez por Garzón: “Gracias! Pero es fórmula es ilegal, va en contra el artículo 23.2. Pero si Compromís-Podemos quiere, tenemos grupo conjunto”.

Independientemente de esta situación, en Compromís tampoco había una decisión unánime al respecto de qué hacer. De los 4 diputados, dos pertenecen al Bloc Nacionalista Valenciá (Joan Baldoví y Marta Sorli) y otros dos a Iniciativa del Poble Valenciá (Ignasi Candela y Enric Bataller). Según diferentes fuentes de la coalición valenciana consultadas, el partido de Mónica Oltra (Iniciativa) no estaba convencida de conformar grupo con IU-UP. En este sentido hay que recordar que este partido nace de una corriente interna de IU (EUPV) escindida hace unos años. El acuerdo con Podemos ya causó tensión en su momento y fue difícil materializarlo por las diferentes visiones sobre las relaciones entre ambos. Algunas fuentes sostienen que una posibilidad sobre la mesa si no hay grupo propio o grupo de las confluencias es que los diputados de Iniciativa pasen a Podemos y los del Bloc al Mixto. Una situación que, alertan, podría romper Compromís.

Podemos y las confluencias están agotando las horas para que se acepten sus 4 grupos parlamentarios. Algunas como En Marea ya han anunciado que recurrirán a la Justicia para también agotar las vías legales. De hecho, la confluencia gallega anunció que se presentarían como grupo propio ante la Mesa del Congreso. Como presumiblemente el órgano no lo aceptará, la posibilidad más cercana es que sus 6 diputados acaben en el Grupo Mixto. El Bloc también ha mostrado su intención de recurrir a la Justicia. El plazo para registrar grupos ante la Mesa culmina hoy a las 20:00.

2 Comments
  1. Guadiz says

    Ay, Mónica, Mónica, que tentáculos…quiero decir, brazos, tan largos tienes.

  2. antuan says

    Señores de CuartoPoder:

    Vaya titular más tendencioso habéis utilizado cuando en realidad ha sido que PODEMOS ha querido vetar para mandar al Grupo Mixto a IU. ¿ Quién tiene la culpabilidad de este desencuentro ?

    Por otra parte, me gustaría escuchar a los Monereos, Lara Hernández y todos aquellos «buenaventurados» que tanto ….tanto….tanto hablan de confluencia cuando lo que pretende PODEMOS es fagocitar a IU.

Leave A Reply

Your email address will not be published.