Tras las encuestas, Unidos Podemos sólo aludirá al PSOE para «tenderle la mano»

0
errejongarzon
Los candidatos de Unidos Podemos, Íñigo Errejón y Alberto Garzón, ayer en el acto electoral celebrado en A Coruña. / Efe

Unidos Podemos (UP) afronta la recta final de la campaña con la segunda posición asegurada según las últimas encuestas publicadas por distintos medios de comunicación e institutos demoscópicos. Tal como publicó ayer cuartopoder.es, los sondeos señalan que la suma de UP y PSOE rozaría la mayoría absoluta en el próximo Parlamento. A pocos puntos porcentuales del PP, la coalición liderada por Pablo Iglesias tratará durante estos últimos cinco días de campaña de señalar a los 'populares' como su único enemigo y la batalla a ganar será echar al partido de Mariano Rajoy del Gobierno. Para ello, UP necesita pescar votos del electorado socialista. Las alusiones y guiños a estos votantes están asegurados. Estos últimos días de campaña, el tono con el que los candidatos de UP se refieran al PSOE será amable y la invitación a que Pedro Sánchez informe de cuál será la opción de Gobierno que apoyarán los diputados socialistas tras el 26J será constante. UP seguirá "tendiendo la mano" al PSOE para formar un Gobierno progresista tras las elecciones.

Los candidatos de UP preguntarán durante los próximos actos electorales a los socialistas si facilitarán un Gobierno de izquierdas con UP o un Gobierno del PP. "El 26 por la noche hay que conformar un Gobierno con el PSOE, les pedimos que escuchen a su gente y decidan si están con el pasado o con el futuro, no se pueden tirar monedas al aire, nos jugamos mucho", decía ayer Íñigo Errejón desde un acto en A Coruña, en el que participó con los candidatos de En Marea de la provincia; el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro; la secretaria general de Podemos en Galicia, Carmen Santos; la líder de IU en Galicia, Yolanda Díaz; y Alberto Garzón. "Nosotros somos un gobierno para la mayoría social", prosiguió el número tres de UP por Madrid. Lejos quedan las críticas y palabras duras de los de Podemos hacia el PSOE. Iglesias ha pasado del discurso de investidura en el que le recordó a Sánchez el pasado más oscuro del PSOE, refiriéndose al expresidente socialista, Felipe González, como "el que tiene las manos manchadas de cal viva", a considerarse "socialdemócrata" y a elogiar al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. Fuentes de la candidatura de UP comentan que la tensión en el PSOE es tremenda por este motivo y la división entre los socialistas partidarios de facilitar un Gobierno de izquierdas o continuar con el pacto con Ciudadanos y dejar que el PP permanezca en el Gobierno es enorme.

Al PP le situarán los candidatos de UP durante los próximos días como el enemigo a batir. Las encuestas dicen que entre 5 y 3 puntos porcentuales separan a los conservadores de la coalición de izquierdas. Errejón planteó ayer las elecciones en clave de "referéndum entre el pasado y el futuro". "El problema del PP no es Rajoy, se llama PP y se regenera en la oposición", se refirió el número dos de Podemos. La campaña se planteó como un partido contra el PP de Mariano Rajoy, evitando los conflictos con el PSOE y, de momento, les está dando buenos resultados. El 'sorpasso' al PSOE parece asegurado y no descartan la posibilidad de adelantar al PP durante esta última semana. Errejón se atrevió ayer incluso a intentar seducir al electorado popular en Galicia, uno de los feudos tradicionales del PP. Respondiendo a la advertencia de Rajoy de que "hay que concentrar el voto moderado porque si no beneficiará a los malos", dijo que le parecía peligroso dividir al país en buenos y malos. "Yo no creo que los votantes del PP sean malos, a muchos también les han desahuciado, asfixiado a impuestos, recortado en el trabajo", dijo Errejón, añadiendo: "Nos dirigimos también a esa gente, haya votado lo que haya votado, a los que les defraudaron unos y luego les defraudaron los otros, son nuestro pueblo y sólo construiremos un futuro con ellos".

Otra estrategia que desarrollarán durante los próximos días los candidatos de UP será poner como ejemplo de experiencia de Gobierno las alcaldías de "los ayuntamientos del cambio", como el Madrid de Manuela Carmena o la Barcelona de Ada Colau. Las referencias a la "familia" y al "pacto intergeneracional" serán permanentes para intentar aumentar el voto entre los sectores más mayores, que siguen votando mayoritariamente al PP. Ayer Errejón invitaba a ir a votar en familia, a que "los abuelos y los nietos" vayan juntos a votar. Otra constante durante estos últimos días será el apelar a que es el momento de la ciudadanía, de que tome el protagonismo frente a la derecha del PP, los conceptos de "patria", "pueblo", "país", "gente humilde", en los que todas las personas se puedan sentir identificados estarán presentes en los mítines e intervenciones de los candidatos. Finalmente, según relatan fuentes de la campaña de UP, se espera que "el desborde haga efecto". "Lo mismo que ocurrió con la victoria de Carmena en Madrid, en los últimos días tenemos que hacer ver que es posible, que se puede ganar y que eso no suponga una suma de votos, sino una multiplicación", describen. Para ello, desde los equipos de campaña tienen preparadas algunas "sorpresas vistosas que hagan que seamos el foco y que generen ilusión".

Además, la candidatura intentará mostrar que es una alternativa seria de Gobierno. Para ello, en los cinco últimos días de campaña intentarán colar algunos mensajes al electorado. Desde UP valoran positivamente el que se haya conseguido homogeneizar el discurso de la candidatura y de las distintas fuerzas políticas durante la campaña. "Decían que íbamos a ser un guirigay, pero estamos demostrando que tenemos un discurso sólido, es el mismo discurso el de Errejón, que el de Xulio Ferreiro, que el de Garzón, que el de Iglesias, hay equipo", explican desde UP. Una vez que cale el mensaje de que "hay equipo", la otra tarea que tienen que transmitir es que "ese equipo es capaz de gobernar, es un equipo de Gobierno". Una vez hayan conseguido esto, será el momento de generar la confianza en ese equipo de Gobierno y esperan que esa confianza se traduzca en votos en las urnas. Ilusionados, desde el equipo de UP ven cada vez más cerca la posibilidad de ganar al PP. "Lo estamos tocando con la punta de los dedos", dicen las caras más visibles de la coalición en cada uno de los actos de campaña.

Leave A Reply

Your email address will not be published.