En Marea y Elkarrekin Podemos: lejos del Gobierno pero con 'sorpasso' al PSOE

En_Marea
Luis Villares (a la derecha), candidato de En Marea a la Xunta de Galicia junto al dirigente de Anova, Xosé Manuel Beiras y Martiño Noriega, alcalde de Santiago. / Xoan Rey (Efe)

Las confluencias en Galicia y Euskadi quedaron ayer lejos del Gobierno en ambas comunidades. Los resultados indican que, salvo un poco probable pacto con el PNV, no tendrán relevancia en la investidura. Eso sí, tanto En Marea como Elkarrekin Podemos lograron superar al PSOE, el tan ansiado sorpasso. La candidatura gallega, formada por Podemos, IU, Equo, Anova y las mareas municipales obtuvo la segunda plaza, muy lejos del PP y superando a los socialistas en votos pero con empate en escaños. En Euskadi se convierten en tercera fuerza por detrás de PNV y EH-Bildu. Pasan a esa posición pese a ser el partido más votado, primero con Podemos y luego con Unidos Podemos tras integrar a IU, en las dos últimas elecciones generales. Se comprueba de esta manera el diferente comportamiento del electorado en unos comicios estatales y otros autonómicos. La fuga de votos en ambos casos es considerable: 72.725 en Galicia y 177.059 en Euskadi.

Alberto Núñez Feijóo es muy duro, resiste muy bien”. Esta idea, repetida por distintos integrantes de En Marea a este medio antes y durante la campaña, se visualizó ayer a la perfección. La lista encabezada por Luis Villares se estrenaba en unas autonómicas tras las exitosas experiencias de las dos últimas generales. Heredaba en cualquier caso el espacio electoral de Alternativa Galega de Esquerdas (AGE) pero sumando a Podemos y el impulso de los procesos municipalistas. En 2012, la coalición entre IU y Anova, el partido del histórico Xosé Manuel Beiras, obtuvo 9 escaños gracias a un 13,91% de los votos, pero lejos de los socialistas. Ayer llegaron a 271.418 votos, lo que suponen 14 escaños y un 19,07%, empatando en parlamentarios con el PSOE pero con 16.866 votos más que ellos. Los resultados de ambos se quedan lejos de poder sumar, junto al BNG, una alternativa a un PP que logró una cómoda mayoría absoluta. En cambio, recuperan una segunda posición que perdieron en junio en las generales. El mensaje transmitido ayer era agridulce por no poder echar al PP de las instituciones pero destacando que liderarán la oposición.

Los mejores resultados de En Marea se consiguieron, como la propia candidatura predecía, en Pontevedra (21,99% y 5 escaños) y A Coruña (19,35% y 5 escaños). En las provincias interiores de Ourense (13,79% y 2 escaños) y Lugo (15,37% y 2 escaños) quedaron por detrás de los socialistas. Respecto al reparto interno de escaños en la Xunta de Galicia, Podemos contará con la mayoría de representantes, como ya se vislumbró en el proceso de primarias. Serán la secretaria general, Carmen Santos, aparte de Juan J.Merlo, Magdalena Barahona, Luca Chao, Marcos Cal, Francisco Casal y Paula Quinteiro, ésta última de Anticapitalistas. Anova cuenta con la presencia de Antón Sánchez y David Rodríguez. Paula Vázquez, de Cerna, una corriente escindida de Anova, también tendrá escaño. La lista de primarias que presentó Esquerda Unida tendrá tres representantes: José Manuel Lago, Eva Solla y María Ángeles Cuña. Villares fue elegido como candidato de consenso. En Marea llegó a esta cita electoral tras meses de encuentros y desencuentros entre sus actores, principalmente por la negativa inicial del partido morado a integrarse en un proceso común como un partido más.

Elkarrekin_Podemos
Pilar Zabala (en el centro de la imagen), candidata de Elkarrekin Podemos, junto el resto de inegrantes de la confluencia en Euskadi. / Miguel Toña (Efe)

En Euskadi, el sorpasso de Elkarrekin Podemos al PSOE fue claro. No así el esperado, y pronosticado por algunas encuestas antes del verano, a EH-Bildu. La coalición entre Podemos, Ezker Anitza-IU y Equo, liderada por Pilar Zabala, logró 156.671 votos, (14,83%) y 11 escaños. La confluencia se aprovecha del descalabro de los socialistas, que perdieron 7 escaños en las elecciones de ayer y suman 30.532 votos y dos escaños más. Por arriba, la distancia con EH-Bildu es más grande, de 67.583 votos. La anterior experiencia de la confluencia fue el 16-J. En aquella cita, ya con IU incorporada, obtuvieron 333.730 votos y un 29,05%. Comparando esa cifra el retroceso es claro, más cuando Euskadi fue la única comunidad donde, el 16J, la confluencia de Podemos e IU sumó realmente respecto al 20D.

Por provincias, los resultados de Elkarrekin Podemos muestran un leve mejor dato en Araba, con un 16,23% y 4 escaños. Aunque los resultados son engañosos puesto que en esta provincia está más repartido el voto, de tal manera que el PP supera incluso a la confluencia, que queda aquí en cuarto lugar. En Bizkaia (14,84% y 4 escaños) y Gipuzkoa (14,20% y 3 escaños) los porcentajes son prácticamente similares y en ambas son tercera fuerza.

Para IU el resultado es positivo en el sentido de que dos de sus representantes entrarán de nuevo en el Parlamento vasco, del que estaban ausentes desde antes de las elecciones de 2012. Son Íñigo Martínez, número 4 por Araba, y Jon Hernández, número 3 por Gipuzkoa. Equo se estrena en la institución autonómica gracias a la presencia de José Ramón Becerra, número 3 por Áraba. El resto de parlamentarios procede de Podemos o, al menos, de su proceso de primarias. Aparte de Zabala estarán en el Parlamento Lander Martínez, Cristina Macazaga, Edurne García, Eukene Arana, Juan Luis Uría, Tinixara Guanchez y Julen Bollain.

Valoración positiva de Iglesias y Garzón

Pese a estos resultados, las primeras valoraciones de los líderes estatales de Podemos o IU fueron positivas. Ningún dirigente de Podemos salió ayer a hacer declaraciones a los medios con el fin de dejar todo el protagonismo a los territorios, según explicaron. Fue en las redes sociales donde dejaron sus reacciones. “Somos la primera fuerza de ámbito estatal en Euskadi y la primera fuerza de oposición en Galicia. Nuestro país ya no se entiende sin UP”, afirmó en Twitter el secretario general del partido morado, Pablo Iglesias. El secretario político, Íñigo Errejón, destacó una idea similar: “Presentes con fuerza en todas partes. Primera fuerza estatal en Euskadi y alternativa al PP en Galicia”. Posteriormente añadió que “incluso en medio del bloqueo, las elecciones gallegas y vascas muestran que no hay vuelta atrás en el proceso de cambio”. Finalmente, dejando entrever algo de autocrítica, destacó: “El proceso de cambio no tiene vuelta atrás, pero hemos de preguntarnos por las razones del aguante (y solidez) de las fuerzas conservadoras”.

Además Iglesias mencionó explícitamente a Alberto Garzón, coordinador de IU. “Avanzamos en confluencia en Euskadi y Galicia. Un orgullo caminar a tu lado”, le dijo. “Es un avance excelente, ejemplo de cuál es el camino. Queda mucho por hacer, pero unidos sí se puede. ¡Seguimos!”, le contestó el líder de IU. Este planteamiento pretende reforzar la idea de mantener la confluencia, algo que puede estar en cuestión en el debate interno de Podemos. También ayer, en el cierre de la Universidad de Podemos, Iglesias reiteró la idea de que el espacio político que representan no es sólo suyo. Por su parte, Garzón dio la enhorabuena a ambas candidaturas y añadió: “Resultados muy buenos para asentar y construir una alternativa rupturista”.

Publicidad