Las corrientes coinciden en que la Comisión de Garantías sea independiente

Errejon_Iglesias
Íñigo Errejón, secretario político de Podemos, junto al secretario general Pablo Iglesias, en un acto electoral celebrado en Valencia. / Efe

Las propuestas políticas de las diferentes corrientes de Podemos ya están sobre la mesa. Tras la presentación de los borradores de documentos políticos realizada esta semana por los equipos de Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Anticapitalistas, llegará el período de negociaciones. Éste se prolongará prácticamente hasta finales de mes. Las intenciones siguen siendo llegar a un pacto pero la competición entre propuestas es una posibilidad real pese a que el liderazgo de Iglesias no esté en cuestión. En este sentido, sí parece posible llegar a acuerdos en algunos asuntos concretos. Uno de ellos es el funcionamiento de la Comisión de Garantías Estatal. Los tres principales sectores están de acuerdo de antemano este órgano de arbitraje sea independiente. Para ello, una medida que puede llegar a un consenso es que las personas que vayan a formar parte de la citada comisión se presenten de manera individual y no vayan asociadas a una lista.

Publicidad

En cualquier caso, aún no está decidido cómo se votará la candidatura a este órgano. Las opciones, según las fuentes consultadas, son o que el sistema sea establecido por el equipo técnico o que sea votada después en función de cual sea el documento organizativo ganador. Esta cuestión no se incluyó en la propuesta ganadora en el referéndum de las bases para Vistalegre y que fue impulsada por Pablo Echenique. El conocido sistema Des-Borda. El papel de la Comisión de Garantías ha sido especialmente cuestionado por el sector errejonista, sobre todo tras el proceso asambleario autonómico de Madrid. Este asunto saltó tras dos decisiones de la misma: no introducir un sistema proporcional en las primarias y avalar que Ramón Espinar pudiera mantener sus tres cargos. Desde esta corriente consideran que el organismo presidido por Gloria Elizo, diputada cercana a Iglesias, actuó de forma parcial.

Precisamente en ese proceso se dio un acuerdo sobre la Comisión de Garantías autonómica y en esa categoría se presentó un documento unitario de consenso entre todos los equipos. Un acuerdo que debería poder repetirse a la vista de las intenciones hechas públicas hasta el momento por las tres corrientes mayoritarias. El documento de Errejón es el único que no menciona este asunto. Desde su equipo aclaran a este medio que al ser un texto de proyecto político, las medidas organizativas concretas no están incluidas. Pero en el manifiesto y posterior documento, que presentó el equipo denominado “Recuperar la ilusión” antes del referéndum sobre el sistema de votación en Vistalegre II, sí se concretaban sus peticiones. “Para garantizar la independencia de las personas que componen la Comisión de Garantías se presentarán candidaturas individuales, no vinculadas a equipos que presenten candidaturas a ningún otro órgano”, señalaban.

El documento de Iglesias sí hace mención al órgano judicial de Podemos. Pero previamente hace autocrítica sobre algunas prácticas del partido, incluida la labor de estos órganos. “Hemos padecido diferencias que se han enquistado, discusiones entre personas y no siempre en torno a propuestas tan diferentes, debates en los medios que deberían haberse dado en otros espacios, y dificultades de funcionamiento de las Comisiones de Garantías Democráticas”, afirma el documento. Para solucionar estos asuntos Iglesias considera necesario establecer mecanismos de prevención y mediación que detecten los conflictos en su fase más incipiente y puedan contribuir a solucionarlos antes de que se enquisten o se judicialicen. Además, añade, “es importante contar con comisiones de garantías independientes y bien dotadas de recursos para cuando esto no se pueda conseguir”. No obstante, desarrollarán su propuesta de forma concreta en el documento organizativo pendiente.

Desde Anticapitalistas, que sí han lanzado documento organizativo específico, desarrollan mucho más la composición y funciones de la Comisión de Garantías. Y especifican que las candidaturas serán individuales, “no pudiendo las mismas estar vinculadas a ninguna candidatura que se presente al Consejo Ciudadano Autonómico o a órgano alguno de Podemos”. Además, el sector que representan Miguel Urbán y Teresa Rodríguez añade unas cuestiones sobre incompatibilidad de cargos. Ninguno de sus integrantes puede tener otro cargo orgánico en Podemos o cualquier cargo público de la naturaleza que sea. Tampoco podrán ninguno de ellos optar a cualquier cargo orgánico de Podemos, ni a cualquier cargo público, ni acceder a un contrato retribuido por Podemos hasta pasados cuatro años desde la finalización del periodo de presencia en la Comisión de Garantías.

Diferencias en la limitación de cargos: dos o tres

El régimen de incompatibilidades es otro de los puntos donde podría haber o no acuerdo. Aquí las posiciones de partida son diferentes aunque todas las corrientes abogan por una limitación de cargos en Podemos. Los más rotundos son Anticapitalistas, que proponen en su texto organizativo que una persona sólo pueda tener un cargo interno. En el documento de Iglesias se incluye una mención a este asunto. “Tenemos que blindarnos contra la acumulación de cargos para evitar que el partido esté en manos de cargos públicos. En Podemos no puede haber más de dos cargos, de dedicación intensiva, uno interno y otro externo, salvo en los casos en donde ser miembro de un cargo obligue a ser antes de otro (por ejemplo miembros del Consejo Ciudadano en tanto que secretarios generales o senadores autonómicos)”, explican. La propuesta de Errejón todavía no ha llegado aunque en el proceso de Madrid su corriente, liderada entonces por Rita Maestre como aspirante a la secretaría general, introdujo también que no se podían tener más de dos cargos, sean los que fueran, sin incluir el matiz introducido por Iglesias.