ENTREVISTA / Diputado y exalcalde de San Sebastián

Odón Elorza: "Podemos comete errores de pura torpeza política"

SARA MONTERO | Publicado: - Actualizado: 08:55

Entrevista con Odón Elorza.
El diputado Odón Elorza en su despacho en el Congreso de los Diputados. / Cuartopoder

Aunque en su frente no hay ni una arruga que delate que ha pasado de los 60, Odón Elorza (San Sebastián, 1955) es historia viva de España. En 1975 se afilió al PSE-PSOE con el cadáver del dictador aún caliente, vivió algunos de los años más duros del terrorismo etarra en la alcaldía de San Sebastián (1991-2011) y, ahora, es diputado en el Congreso y aspira a abrir las puertas del PSOE desde la secretaría de Transparencia y Democracia Participativa de la Ejecutiva de Pedro Sánchez.

Elorza habla bajo y claro. Nada parece alterar su discurso firme. No pone limitación de tiempo a la entrevista y responde, sin excepción, a todas las preguntas. Charla junto a Cuartopoder en su despacho en el Congreso.

— Hace unas semanas se reunieron con las víctimas del accidente de Angrois en el Congreso, ¿a qué se comprometieron?

Por un lado, el instar al Gobierno a que reabra una investigación sobre las causas del accidente del tren Alvia que presente una garantía de independencia y cuente con la presencia de la Agencia Europea del Ferrocarril. Por otro, la creación de una comisión de investigación parlamentaria por si hubiera que delimitar responsabilidades políticas en la gestión del proyecto y en la obra de esa línea de alta velocidad Orense-Santiago. 

— ¿Por qué se ha comprometido de manera especial con este tema?

“Presenté 17 iniciativas sobre el Angrois que quedaron en el olvido”

Sentía que había una posición equivocada del PSOE. Desde marzo de 2016 se produjeron una serie de acontecimientos y novedades que me hicieron ver que no íbamos por una posición política correcta. Se estaban viendo una serie de autos tanto de la Audiencia Provincial de A Coruña como de la jueza de instrucción de Santiago encaminados a reabrir la investigación teniendo en cuenta una serie de datos periciales. También se puso sobre la mesa un informe de la Agencia Europea del Ferrocarril y hubo un posicionamiento del Parlamento Europeo pidiendo la reapertura de la investigación. La investigación de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), vinculado al Ministerio de Fomento, no ha cumplido bien su cometido, ni ha actuado con la independencia necesaria.

— Supongo que el año pasado cuando el PSOE tomó posiciones usted lo diría.

Así lo expresé en voz baja. Desde junio de 2016, he producido 17 iniciativas en esta materia, las cuales fueron a parar al cajón del olvido por parte de la anterior dirección del grupo parlamentario.

— Siguiendo con el trabajo parlamentario, ¿por qué el PSOE se ha aliado con PP y Ciudadanos para cerrar la comisión de investigación de Interior?

No se ha aliado. En absoluto. Para el PSOE, se han alcanzado los objetivos y hay elementos de juicio suficientes como para delimitar en las conclusiones lo que ha sucedido con el supuesto mal uso de cuerpos policiales por parte del Ministerio del Interior en lo referido al control y espionaje de otras fuerzas políticas. Particularmente en el caso de Cataluña. 

— Usted propuso hace poco en una iniciativa parlamentaria: crear una subcomisión para dialogar sobre el problema catalán, ¿en qué ha quedado esa cuestión?

“Se ve con claridad que la consulta del 1-O no se va a producir”

La propuse para dialogar, reflexionar, contrastar opiniones, que comparecieran expertos y políticos, y para consensuar propuestas y soluciones políticas de cara a intentar arreglar el contencioso entre la Generalitat de Cataluña y el Estado. Es posible que esa propuesta pudiera avanzar con algunos meses de retraso, no lo sé. Para mí es extraño que esta confrontación que existe no haya pasado por un debate en la casa de la palabra, en el Parlamento. Me parece terrible que tengamos que soportar tres meses más de angustia y crispación hasta el uno de octubre. Se ve con bastante claridad que esa consulta no se va a producir.  Las fuerzas democráticas tienen que buscar un plan B.

— Pasando al plano orgánico, es ahora responsable del Área de Transparencia y Democracia Participativa de la Ejecutiva del PSOE, ¿en qué línea trabajará?

Mis tareas están relacionadas con la regeneración democrática. La sociedad tiene una evidente desafección hacia las instituciones y partidos por distintos fenómenos como la corrupción y las políticas antisociales para combatir la crisis. Tenemos que acercar las instituciones, que estén en una posición de escucha e interacción y que se abran canales de participación.

— Manuela Carmena se ha visto envuelta en una polémica por no desplegar una pancarta en homenaje a Miguel Ángel Blanco en el ayuntamiento de Madrid, aunque luego ha rectificado, ¿cómo valora usted este hecho?

“Podemos tiene un cacao interno tremendo en muchos temas”

Podemos tiene un cacao interno tremendo en muchos temas. Comente errores de pura torpeza política y luego tratan de rectificar. Es fruto de una inmadurez política. Se complican la vida con el tema de la pancarta, pero también con el de Cataluña. O cuando Iglesias justifica la concesión de la medalla a la Virgen en Cádiz diciendo que se ha hecho de una manera muy cívica. Es todo muy confuso.

—Usted fue alcalde de San Sebastián durante 20 años. Estos días se está conmemorando el asesinato de Miguel Ángel Blanco, pero quería hacer un poco más de memoria y hablar de la muerte de Gregorio Ordoñez, ¿cómo lo recuerda?

Era mi teniente de alcalde. Fue un auténtico mazazo, un drama. Fue de los primeros asesinatos de políticos y fue muy impactante. Se produjo de la manera más cobarde, cuando estaba en un bar de la parte vieja. Nos marcó la vida a mucha gente. Luego siguieron los asesinatos con más dirigentes políticos de todos los colores y cientos de personas, muchas de ellas uniformadas.

— En mayo de 2016 usted hizo una reflexión que quiero leerle: “La ciudad de San Sebastián no dio, en muchos momentos difíciles, una respuesta suficiente de rechazo a ETA”, ¿es una autocrítica?

Sí, autocrítica y una crítica elegante al conjunto de la ciudadanía vasca. Durante mucho tiempo no reaccionó frente a ETA con la fuerza o el volumen de ciudadanía que correspondía con los asesinatos. Las manifestaciones no fueron lo masivas que debían. Hubo largas temporadas de miedo y cobardía moral. La ciudadanía fue consciente de que tenía que reaccionar. El asesinato de Miguel Ángel fue un antes y un después. Fue terrible, todo el país estaba pendiente de lo que iba a suceder, de si lo ponían en libertad o lo asesinaban. Provocó un clima de angustia y al final hubo una explosión democrática de rebeldía.

— Tras años con ETA sin matar, empieza a crearse un relato más pausado y pensado sobre lo que pasó. También se recolocan ciertas figuras, como la de Otegi. Algunos le ven como alguien que facilitó la paz y otros como alguien que la violentó, ¿cuál es su opinión?

Otegi gestionó dos cosas desde su posición política. Por un lado, la vuelta a la legalidad de lo que había sido HB y que luego se convirtió en Bildu. Eso lo hizo él dentro de su mundo, intentando cambiar realidades y presentando unos estatutos de Bildu como un partido político que asumía la legalidad y que rechazaba la violencia. Por otra parte, Otegi trató de gestionar el final del terrorismo de ETA. Fue un trabajo que le llevó muchos años y fue muy complicado. Pero después de salir de la cárcel en la última ocasión, ha decepcionado a muchos demócratas que esperábamos que hiciera una condena rotunda al terrorismo de ETA, sin paliativos y pidiendo perdón a las víctimas y sus familias. Sin embargo, salió de la cárcel en una actitud bastante altiva. Eso es lo que puedo decir. Es un asunto muy delicado y con muchos vértices y es difícil hablar de esa cuestión respondiendo una pregunta.

“Hay estrategias de acoso y rechazo a la Guardia Civil en Alsasua”

— ¿Qué le parece la condena que se pide en el caso de la agresión a los Guardias Civiles en Alsasua? ¿Es una pelea de bar o es terrorismo?

Es más que una pelea de bar. Los antecedentes demuestran que hay estrategias de acoso y rechazo a la Guardia Civil en Alsasua. Pero por otra parte no es estrictamente terrorismo. En principio, la pena solicitada me parece excesiva, aunque condeno radicalmente la actitud de esos jóvenes y el acoso a los agentes.

— Continuemos haciendo memoria. Cuando se habla sobre la Transición suele surgir la frase “se hizo como se pudo”, ¿le parece justo el revisionismo al que ahora se somete a este periodo?

— La Transición fue globalmente positiva. Tuvo sus claroscuros. Se gestó en unas condiciones políticas muy determinadas. Los herederos de régimen franquista siguieron gobernando España, ya que tenían la sartén por el mango y había sectores ultras en los entornos del poder. No era el caso de Adolfo Suárez, que hizo una apuesta por la democracia y la superación del régimen de la dictadura, pero fue una transición con limitaciones. El PSOE y el Partido Comunista no pudieron lograr todos los objetivos porque partían de una situación de debilidad, por más que en la calle se organizaran manifestaciones. En esa transición había cartas marcadas y, a pesar de ello, se consiguió una Constitución de gran valor. Más que errores, hubo renuncias y aceptaciones. Eso explica que en 2017 tengamos pendiente la asignatura de recuperación de restos mal enterrados en cunetas y fosas o que soportemos que algunos torturadores del Franquismo mantengan sus condecoraciones o que no se haya abordado una comisión de la Verdad.

— En la Transición esas renuncias podrían tener sentido, ¿pero qué sentido tienen en 2017 que permanezcan y no se aborden?

— No tiene mucha explicación. Se tenía que haber abordado. Lo intentó Zapatero con la Ley de Memoria Histórica, pero su desarrollo coincidió poco después con la crisis y se desvió la atención a otros problemas más urgentes. Algunas tareas de la ley sí se aplicaron durante los primeros años, luego llegó el PP y ahora está congelada. Esa ley buscaba justicia, reparación y memoria.

Artículos Relacionados

  • florentino del Amo Antolin

    Una entrevista muy egocentrista; donde Odon sobre sale mogollón, ( como siempre ). Socialismo poquito. Fue alcalde con distintos apoyos, ( casi siempre por el lado derecho ). Las victimas son iguales señor Odon. En su consistorio asesinaron otro edil llamado: Tomas Alba. ¿ Estaba, bien asesinado ? ( como era de HB ). Ustedes generaron un GAL, mantuvieron las cloacas de Interior y se beneficiaron del dolor ( acción reacción ) en votos ruines para seguir apuntalando al Régimen: ” global positivo ” según su conclusión ultima. Que siga revisando las actuaciones de otro partido, como Podemos y llame Cacao porque un ayuntamiento ejecute una concesión.. Señor Odon, usted iba bajo palio a la procesión; cuando se armaba la de Dios, todos los años. Eso, de mal enterrados me sugiere: ¿ Tienen poca tierra ?; en Navarra hay 3.500 con el tiro de gracia, su partido con tanta asunción y dejaciones varias da nuevo tiro de gracia y más tierra… ¡ Socialista, y demócrata ! ¡ ya !…

  • Borghese Ludovico

    Otro nazi haciéndose pasar por ” izquierda!

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend