PULSO POLÍTICO / Del 20 al 22 de octubre se celebra el 13 congreso regional

Las primarias del PSOE en Madrid: un favorito, cuatro aspirantes y una incógnita

SARA MONTERO | Publicado: - Actualizado: 09:27

Sara Hernández en el Congreso del PSOE de Madrid.
La secretaria general de los socialistas madrileños, Sara Hernández, en el Congreso Regional Extraordinario, celebrado el pasado mayo. / PSOE-M (Flickr)

“El tablero de juego está más difuso que nunca”. Así explica un socialista madrileño de forma gráfica el panorama actual de las primarias del PSOE Madrid, a unas semanas de que comience el proceso de manera oficial. Hasta el momento, cuatro dirigentes se postulan para capitanear el futuro de los socialistas en la Comunidad de Madrid, aunque todo puede pasar de aquí al 5 de septiembre, cuando comienza la presentación de precandidaturas. En estos días los posibles aspirantes calculan sus posibilidades, estudian las debilidades de sus rivales y hacen cálculos sobre si merece la pena plantar batalla o es mejor integrarse. José Manuel Franco parte como claro favorito.

Hasta el momento, son cuatro los candidatos que han anunciado que darán un paso al frente cuando llegue el momento para intentar alcanzar la secretaría general del PSOE Madrid. El ‘favorito’ de Ferraz, José Manuel Franco, la actual secretaria general y alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, el joven alcalde de Soto del Real, Juan Lobato, y el crítico Enrique del Olmo se postulan para liderar el proyecto que cierre brecha del fraccionado socialismo madrileño.

Pero todos saben que el proceso federal de primarias ha cambiado las reglas del juego. Después de que Pedro Sánchez, el ‘candidato de la militancia’, venciese con todo el aparato en contra ha hecho que desde otras candidaturas resten importancia al hecho de que Franco sea el favorito de Ferraz. El propio secretario general del PSOE ya anunció que no interferiría en los procesos regionales. “No hay apoyo público a ningún candidato porque después vendrán los procesos locales y la militancia puede no coincidir con el nuevo aparato”, explica una fuente del socialismo madrileño. Aún así, todas las personas consultadas reconocen que Franco parte con ventaja en esta nueva batalla interna. 

Las primeras tensiones entre familias socialistas ya comenzaron a notarse en el ‘congresillo’ del pasado mayo, donde se elegían los 80 delegados que fueron al 39º Congreso Federal del PSOE. Las negociaciones fueron tensas y se alargaron hasta última hora. Finalmente, en la lista figuraban 41 nombres ‘sanchistas’, 24 ‘susanistas’ y 15 de López. Todas las vertientes, especialmente la última, querían más representación que la que se ajustaba estrictamente a los resultados de las primarias. Aún así, haciendo ‘zoom’ en lo regional la dinámica entre sanchistas-susanistas-patxistas ya no funciona. Por ejemplo, el veterano Rafael Simancas, que apoyó a López en las primarias, en esta ocasión se ha decantado del lado del ‘sanchista’ Franco.

Pero si hay alguna diferencia entre el proceso interno nacional y el regional es que, en esta ocasión, estos cuatro rivales se conocen y mantienen buena relación personal, por lo que se prevé una campaña sin ataques frontales ni excesiva tensión como sí ocurrió en la batalla por los despachos de Ferraz. Por esta misma razón, tampoco se descarta que alguna candidatura desista o que se realicen alianzas en busca del consenso. Todo dependerá de cómo se configuren las negociaciones en los próximos días. 

Aunque muchos de estos aspirantes ya han comenzado a dar visibilidad a su proyecto en los medios de comunicación, lo cierto es que hasta el 5 de septiembre no se podrán presentar las precandidaturas. Después tendrán que recoger los avales y, entonces, se hará campaña de manera oficial. Si ninguno logra rebasar el 50% de los apoyos en la primera ronda de votación el 30 de septiembre, irán a una segunda vuelta el 7 de octubre. Todas las piezas se colocarán en su sitio del 20 al 22 de octubre, cuando se celebre el 13 Congreso regional. De momento, el más aventajado es Franco, que fue el hombre fuerte de Sánchez en Madrid durante las primarias. Además, después de que Andalucía esté en manos de Susana Díaz y Ximo Puig haya conseguido retener la Comunidad Valenciana, la federación madrileña (tercera en número de afiliados) es clave para que el nuevo secretario general del PSOE afiance su control. Estas son las fichas del difuso tablero de la comunidad de Madrid.

Sara Hernández, actual secretaria general de los socialistas madrileños

Sara Hernández, secretaria general del PSOE de Madrid
Sara Hernández, alcaldesa de Getafe, lidera a los socialistas madrileños en la actualidad. / PSOE-M (Flickr)

Es la actual alcaldesa de Getafe y secretaria general del PSOE en la Comunidad de Madrid. Formó parte de la gestora que se impuso tras el derrocamiento de su antecesor, Tomás Gómez, y en 2015 ganó las primarias por el 56,47% de los votos frente al candidato ‘tomasista’ Juan Segovia. Si en ese momento era la favorita de Ferraz, dos años después, las tornas han cambiado. Durante las primarias, Hernández se decantó por Patxi López en vez de a Pedro Sánchez.

A pesar de que fuentes del entorno de Hernández aseguran que ese apoyo no le pasará factura y que tiene buena relación con el nuevo líder de Ferraz, lo cierto es que su principal rival será el favorito de Sánchez. “En Getafe, Hernández lo está haciendo muy bien, pero a nivel de partido no ha tenido la fuerza y el empuje suficiente”, argumenta un socialista madrileño de una candidatura rival.

“Ser alcaldesa le da la posibilidad de demostrar las cosas con hechos y no solo con palabras”, explican fuentes de su candidatura sobre las fortalezas de esta aspirante, cuya carta de presentación es su gestión al frente del PSOE-M y al frente del consistorio de Getafe. El elemento generacional (frente a un Franco más veterano) o la limitación de mandatos serán algunas de las cartas que sacará en su campaña a las primarias. Pero Hernández  juega con varias variables en su contra: no tiene el favor del nuevo secretario general del PSOE, no tiene un apoyo interno sólido y, además, los pronósticos electorales tampoco le son favorables.

José Manuel Franco, el favorito de Sánchez

El diputado autonómico José Manuel Franco
José Manuel Franco es el favorito de Ferraz para liderar el PSOE-M

Aunque la opinión pública comienza ahora a familiarizarse con su rostro, lo cierto es que este madrileño de adopción, en realidad es gallego, lleva siete legislaturas formando parte de la Asamblea de Madrid y es portavoz adjunto en esta cámara. Este veterano político, que en septiembre cumplirá 60 años, ha sido el hombre fuerte de Pedro Sánchez en la capital durante las primarias a la secretaría general del PSOE. Durante la batalla interna le consiguió un 49,49% de apoyos frente al 31,76% de votos de Susana Díaz y el 18,75% de Patxi López, a quien apoyaba el aparato regional. Se supone que será él el más adecuado para traducir el proyecto ‘sanchista’ al plano regional, aunque los dos líderes tengan perfiles muy diferentes.

La vasta experiencia de Franco le ha hecho un hábil negociador. Consciente de que a los fragmentados socialistas madrileños no les convienen más rupturas, ha intentado buscar una candidatura de consenso. Durante estos días, su equipo intenta recabar los máximos apoyos posibles, incluso en algunas candidaturas rivales, a quienes ha animado a unirse a su proyecto, según fuentes consultadas. Además, cuenta con poderosos apoyos en Madrid, como Rafael Simancas, y una multitud de alcaldes como Javier Rodríguez, de Alcalá de Henares, o el de Fuenlabrada, Manuel Robles.

Además, Franco ya ha asegurado que, de vencer, mantendrá a Ángel Gabilondo para las elecciones a la Comunidad de Madrid, ya que le considera un valor para el partido, una idea que comparte con otro de sus rivales: Juan Lobato.

Juan Lobato, el más joven

Juan Lobato, candidato a liderar el PSOE-M
El alcalde de Soto del Real, Juan Lobato. / Equipolobato.es (web)

En contraste con Franco, a sus 32 años, el alcalde de Soto del Real es el candidato más joven en la disputa por la secretaría general. En su candidatura confían en que las reglas del juego han cambiado desde las últimas primarias del PSOE y que contar con el aparato del partido (ya sea del autonómico o del nacional) ya no es garantía de éxito. “Ya no vale lo de repartirse los sillones entre candidatos en una sala”, explican fuentes implicadas en el proceso.

A pesar de ser joven, este técnico de Hacienda tiene una amplia experiencia en campañas: ha trabajado junto a Carme Chacón, Eduardo Madina o el propio Gabilondo. Para la suya propia cuenta con el apoyo de alcaldes como Rafael Martínez, de San Martín de la Vega. Aún así, no parece que tenga apoyo suficiente para hacer frente a Franco.

Enrique del Olmo, el ‘outsider’ con pocas posibilidades

Enrique del Olmo
El candidato socialista Enrique del Olmo.

“Es difícil que pueda ser candidato, pero amagar con presentarse le ha ayudado a hacer más visible su discurso”, explica un socialista sobre Enrique del Olmo, líder de la plataforma Gana Madrid, y el más crítico de los candidatos socialistas en Madrid. Pocos le ven posibilidades reales. Las fuentes consultadas creen que puede declinar presentar candidatura o caer en la ronda de los avales.

Los ‘susanistas’, dudosos

El socialista Antonio Miguel Carmona
El socialista Antonio Miguel Carmona es uno de los ‘susanistas’ que más se implicaron en las primarias.

Aunque aún no hay un candidato oficial del sector ‘susanista’, lo cierto es que es la pata que falta en la mesa política de los socialistas en Madrid. Mientras algunos creen que perdieron influencia después de que en las primarias del PSOE ganara Sánchez en Madrid, ellos se atribuyen hasta un 30% del poder autonómico y creen que podrían ser decisivos.

Con el antaño ‘tomasista’ Juan Segovia, que ya fue rival de Hernández en 2015,  o el senador José Cepeda fuera del especto ‘susanista’, el único que podría tomar las riendas de esta familia sería el mediático Antonio Miguel Carmona. Sin embargo, los ‘susanistas’ (un término muy superado para muchos) aún se muestran indecisos y no saben si apoyarán a alguna candidatura o presentarán en septiembre una propia. Aún así no se terminan de fiar del bando ‘sanchista’ después de que haya laminado a los críticos en órganos como la Ejecutiva o el Comité Federal.

Nadie descarta un quinto candidato. De hecho, en una columna de opinión escrita por Tomás Gómez y publicada  en La Razón dejaba en el aire la posibilidad de un nuevo aspirante ‘tomasista’: “Con seguridad, en pocos días surgirá una auténtica candidatura del cambio que puede sumar muchos votos”.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend