La bandera tricolor toma protagonismo en los días previos al 14 de abril

MADRIDjuniorepublica
Concentración en la Puerta del Sol de Madrid por la República tras la abdicación de Juan Carlos I, en junio de 2014. / J. J. Guillén (Efe)

Como todos los meses de abril, colectivos republicanos y en favor de la memoria histórica y en contra de la impunidad de los crímenes franquistas, así como partidos de izquierdas, organizan actividades y movilizaciones para conmemorar la proclamación de la II República, el 14 de abril de 1931, y reclamar la III. Las banderas tricolores tomarán este año, de nuevo, protagonismo en estos días. De hecho, desde la Coordinadora 25S llaman a colgar las republicanas en los balcones en unos tiempos en los que las banderas monárquicas han copado muchos balcones de toda España a raíz del conflicto con Catalunya.

Este año, la polémica discusión de las reinas Leticia y Sofía en Palma de Mallorca ante las cámaras la semana pasada ha hecho que la Casa Real se haya visto cuestionada en algunos medios de comunicación y programas televisivos de amplia audiencia en los últimos días. Más allá de este chismorreo protocolario y familiar, el polémico discurso de Felipe VI, el pasado 3 de octubre, repudiando el proceso independentista catalán, ha supuesto un punto de inflexión para la institución monárquica. Para mucha gente, también juristas y periodistas de prestigio, el rey dejó de lado la función de árbitro institucional que venía desempeñando la Monarquía para tomar parte en un conflicto entre ciudadanos españoles. Se pone en cuestión que el monarca tomara partido por una línea y estrategia política muy vinculada al Gobierno de Mariano Rajoy: la de solucionar el conflicto catalán desde la judicialización del mismo y no desde el diálogo y la política.

En Catalunya, la Monarquía se cuestiona por amplísimos sectores sociales. Desde el independentismo, que apuesta por un modelo republicano para una Catalunya independiente, hasta las izquierdas soberanistas y federalistas. En el resto del Estado, hasta el momento, no parece que el cuestionamiento al rey sea tan mayoritario, ni mucho menos, pero los colectivos y organizaciones republicanas no tiran la toalla. Movilizaciones y actividades, por lo tanto, en todo el Estado en estos días previos al 14 de abril.

Asociaciones en favor de la memoria histórica democrática y de familiares y víctimas represaliadas por el franquismo planifican diferentes actos y protestas durante este mes de abril a lo largo y ancho de todo todo el Estado. Un sinfín de actividades tendrán lugar con la bandera tricolor como telón de fondo. En Madrid, el sábado, a las 12 horas, en la tapia del Cementerio de la Almudena donde, donde tuvieron lugar los fusilamientos ordenados por los tribunales militares entre abril de 1939 y febrero de 1944, la asociación Memoria y Libertad homenajeará a estas víctimas. También en la capital se prevé la mayor manifestación programada para esta jornada. A partir de las 19 horas, desde Cibeles hasta Sol, una manifestación reclamará por la III República, por la libertad de expresión, por la autodeterminación de los pueblos y por los derechos laborales y sociales. Esta protesta está convocada, entre otras organizaciones, por el PCM, IU, PCPE, UJCE o la Coordinadora 25-S.

Y es que la defensa de la libertad de expresión está muy vinculada, este año, a las reclamaciones republicanas. Más cuando raperos han sido condenados a prisión por, entre otros delitos como enaltecimiento del terrorismo o calumnias, por injurias a la Corona. Es el caso de Valtonyc, Pablo Hasel o La Insurgencia. Por ello, desde Barcelona con la iniciativa #NoCallarem, pero también desde otras ciudades del Estado se han convocado numerosos actos en este sentido. El lunes salía a la luz el polémico videoclip “Los borbones son unos ladrones“, en el cual un buen número de reconocidos cantantes de rap coreaban este estribillo en desde la antigua prisión de La Modelo de Barcelona.

Fran Pérez, uno de los portavoces de la Junta Estatal Republicana y dirigente de IU, se manifiesta de esta manera: “Vamos a un Estado que va a reprimir, a una deriva autoritaria que reprime a sindicalistas, a quien defiende el referéndum en Catalunya, a raperos...”. “El Estado de las Autonomías ha hecho aguas por no reconocer la plurinacionalidad del Estado español”, se manifiesta Pérez, este año que el debate sobre Catalunya también ha entrado en el seno de los colectivos republicanos ahondando en las diferencias por el modelo de Estado. “Nos une la crítica a la Monarquía y nos ampara la libertad de expresión, tenemos que criticar esta Monarquía que mantiene relaciones con las peores dictaduras del mundo”, prosigue el de IU.

Publicidad