Caso Corinna: Unidos Podemos registra una comisión de investigación contra la “política del avestruz”

«Se ha acabado la política del avestruz», explicaba el diputado de Podemos, Rafael Mayoral, en la rueda de prensa que ha ofrecido junto a otros parlamentarios este lunes para presentar el registro de la Comisión de investigación relativa a la corrupción de la monarquía. Esquerra Republicana de Catalunya, PDCAT, Compromís y Bildu también han firmado esta iniciativa, mientras PSOE y Ciudadanos deciden, por el momento, ponerse de perfil.  

Unidos Podemos, ERC, PDCAT, Compromís y Bildu quieren que se investiguen los negocios de la corona después de que los digitales Ok Diario y El Español publicasen unas grabaciones a Corinna zu Sayn-Wittgenstein en las que afirmaba haber sido el testaferro de Juan Carlos I y que el monarca tenía cuentas en Suiza. «El primer derecho es conocer la verdad», ha afirmado tajante Mayoral ante los periodistas.

Tal y como ha explicado en el siguiente turno Joan Margall (ERC), los firmantes quieren saber, entre otras muchas cosas, si el rey emérito «ha actuado como comercial de empresas del IBEX-35 lucrándose con jugosas comisiones», si ha jugado el mismo papel como mediador en «la industria armamentística», si se «benefició de la amnistía fiscal» o «si tiene cuentas en Suiza». Aunque son conscientes de que la Fiscalía podría estar ya preparando un borrador sobre el caso, los firmantes creen que tiene que haber un debate político «con luz y taquígrafos» para que los españoles tenga toda la información de las actividades de esta institución del Estado para que «pueda tomar decisiones de forma informada», tal y como explicaba Mayoral.

Publicidad

Un camino lleno de obstáculos

Mayoral ha querido poner en valor la utilidad del cambio de fuerzas parlamentarias nacido de las últimas generales para estos casos: «Ya no son posibles las mordazas al parlamento, estos temas se van a tener que discutir», explicaba en referencia al escándalo de 2013 que se despachó con una comparecencia en el Congreso de Sanz Roldán.

Joan Baldoví, de Compromís, camina en la misma línea y espera el apoyo del resto de fuerzas en favor de este ejercicio de «transparencia» sobre la monarquía. De lo contrario, el mensaje que quedará, según el diputado valenciano, será que «se quiere ocultar a todos los ciudadanos las prácticas anómalas de la primera institución del Estado».  

El PSOE ya anunció hace unos días que prefiere esperar a la comparecencia de Roldán esta semana en el Congreso. Aunque no ha cerrado la puerta a apoyar la comisión, tampoco es un tema prioritario. Aún así, Unidos Podemos cree que la creación de este órgano tiene «votos suficientes» para ser debatida en pleno.

Unidos Podemos también confía en sortear el veto de la mesa del Congreso, que la semana pasada ya tumbó una iniciativa de Izquierda Unida en la que se pedía que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, compareciera en el Congreso para dar explicaciones sobre el caso Corinna. Sin embargo, PP y PSOE se posicionaron en contra siguiendo el criterio de los letrados del Congreso, que lo desaconsejaban por la inviolabilidad del rey y el “carácter reservado’” de los datos de la Administración Tributaria.

«Estamos hablando de la institución del estado para el enriquecimiento ilícito», explicaba Mayoral tras hacer referencia a que algunos de los posibles delitos (como la evasión fiscal) podrían seguir activos después de 2014, fecha en la que Juan Carlos I abdicó y dejó de estar protegido por la inviolabilidad para pasar a ser aforado.