Cuando el CIS decía que el rey era “un gran hombre, impactante, excelentísima persona y maravilloso”

Ha cambiado mucho el panorama desde que en el año 83 la mitad de los españoles declarasen al CIS que el rey, por entonces Juan Carlos I, era (así consta en la respuesta) "un gran hombre, muy importante, impactante, excelentísima persona, excelente, maravilloso, muy bien, no hay palabras para definirlo". En el año 83, el CIS, además de recoger tan hiperbólicas definiciones del entonces monarca también preguntaban la opinión a los españoles sobre la jefatura del Estado.

Barómetro del CIS de mayo de 1983 en el que preguntan por la opinión que merece Juan Carlos I. / CIS

Publicidad

El citado estudio también hacía referencia a la función y opinión que merecía la reina Sofía en su papel como consorte. Los calificativos para mencionarla eran bastante menos elevados, aunque no escatimaban en elogios. Los calificativos que más se adecuaban a su persona eran "simpática, amable, sociable atenta y agradable".

A pesar de que es una de las promesas del nuevo equipo de Gobierno de Pedro Sánchez, este último CIS correspondiente a septiembre tampoco recaba la opinión de la ciudadanía española sobre la monarquía, aunque sí aparece, y de forma espontánea. Además, el Gobierno ha dado una serie de excusas a través de una respuesta parlamentaria para explicar por qué no aparecen cuestiones sobre esta institución.

Respuesta del barómetro del CIS de 1983 sobre la monarquía. / CIS

La monarquía es el principal problema que existe en España para un 0,3% de los encuestados: una cifra mínima si se la compara con otras preocupaciones como el paro o la corrupción, pero significante en cuanto la respuesta es espontánea (es decir, los encuestadores no sugieren respuestas posibles).

Los últimos barómetros con mención a la monarquía

El barómetro del CIS lleva desde abril de 2015 sin preguntar a la ciudadanía española su opinión sobre el monarca o la función de la Familia Real. En aquel momento, la monarquía era la quinta institución que conseguía más confianza por parte de los españoles, aunque con un suspenso: 4,34 era la nota media que otorgaban los españoles a la institución, por detrás de la Guardia Civil, la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas y los medios de comunicación. Un 21,7% consideraba que no tenía ninguna confianza en la institución.

La decadencia de Juan Carlos I

El fin de las preguntas sobre la monarquía en abril de 2015 no coincidió con los peores resultados de la institución en este barómetro, pero sí con los últimos años del rey Juan Carlos I, antes de su abdicación en junio de 2014. En aquel momento Juan Carlos I y la institución a la que representaba era la sexta más valorada, con un 3,72 de nota media, una cifra muy similar a la obtenida en el barómetro de 2013, con un 3,68 de media. Ese año la monarquía no generaba ninguna confianza para el 32% de la ciudadanía española consultada.

La decadencia de la monarquía llegó de forma rápida, ya que en el año 2010 los españoles consultados por el barómetro del CIS tenían una opinión bastante más favorable de la institución. Solo el 18% de los españoles no tenía ninguna confianza en la monarquía, casi la mitad que tres años después. Es más, la institución conseguía un aprobado más que generoso, con un 5,36 de nota media y era la segunda institución más valorada, solo por detrás de las Fuerzas Armadas.