Los concejales de Carmena y Podemos: las claves de la polémica

A tan solo seis meses para la celebración de las elecciones municipales, la polémica en el seno de Podemos ha estallado de nuevo en Madrid. Poco antes de la medianoche del domingo al lunes, seis concejales próximos a Manuel Carmena decidían no concurrir a las primarias de la formación morada en la capital denunciando supuestas presiones de la dirección estatal a la alcaldesa para confeccionar su lista. Este fue el detonante de una escalada de tensión que ha ido en aumento en las últimas horas.

En medio del revuelo, hay dos aspectos a destacar por su carácter novedoso. Uno es que entre los seis ediles ‘rebeldes’ con la dirección de Podemos, Rita Maestre, Esther Gómez, Jorge García Castaño, Marta Fómez, José Manuel Calvo y Paco Pérez, los últimos dos son cercanos a la corriente oficialista. El segundo es la suspensión de militancia temporal (y de carácter cautelar) a los seis concejales que ha impuesto la Ejecutiva del partido en la Comunidad de Madrid, capitaneada por Ramón Espinar.

Publicidad

Recorremos una a una las claves del conflicto morado que ha estallado en la capital:

Publicidad

Las negociaciones para confeccionar la lista

El secretario general de Podemos en la ciudad de Madrid, el exJEMAD Julio Rodríguez, y la concejala y mano derecha de la alcaldesa, Marta Higueras, han estado llevando las negociaciones para confeccionar una lista de primarias en la formación morada que contentase a ambas partes para las elecciones municipales. Sin embargo, Carmena ya pidió tener las manos libres para elegir a las personas de su confianza que han desempeñado una buena labor en el Consistorio.

Según asegura a Cuartopoder.es un cargo de Podemos en la Comunidad de Madrid, el sábado se acordó que los concejales cercanos a Carmena irían en los diez primeros puestos, pero cundió cierto descontento entre ellos porque no se encontraban entre los seis primeros, ocupados por personas de confianza de Rodríguez. Estas mismas fuentes indican que a los concejales se les había ofrecido la posibilidad de que pudieran intercambiarse el orden que ocupaban en la lista en función de sus preferencias.

Renuncia poco antes de que acabe el plazo para las primarias

El entorno cercano a los seis concejales asegura que estos renunciaron a las primarias de Podemos para rechazar las presiones que la dirección del partido estaba ejerciendo sobre la alcaldesa. Entre los pocos cargos que han reflexionado públicamente sobre el conflicto se encuentra el diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid, cercano al errejonismo, Hugo Martínez-Abarca, quien rechaza que se trate de “una cuestión cuantitativa”, ya que los concejales tienes asegurado que Carmena los seguirá queriendo dentro de su equipo para la próxima contienda.

Los concejales, por tanto, con su renuncia a concurrir a las primarias de Podemos, se han opuesto a una lista que más bien era “una toma de rehenes”, según Abarca, porque situaba entre los primeros puestos a personas afines a Rodríguez de modo que la alcaldesa tuviera que quedarse con todos a la fuerza. “Se ha jugado muy mal para hacer tacticismo y echar un pulso a Carmena”, considera el diputado de la formación morada. Los concejales rechazan una presión que, critican, no se ejerce, por ejemplo, con Ada Colau en Barcelona.

Carmena y Echenique

Al mismo tiempo que el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, respondía a las preguntas de la prensa sobre los seis concejales de la formación morada en Madrid, la alcaldesa apoyaba explícitamente a sus ediles. El número dos del partido señalaba que los concejales debían pasar obligatoriamente por las primarias si querían concurrir a las municipales y seguir siendo parte del partido. Y mientras, Carmena aplaudía la decisión de los ediles que evita “cuotas y acuerdos internos entre partidos” en la constitución de la plataforma electoral apartidista en la que pretende transformar Ahora Madrid.

La alcaldesa va a crear una nueva plataforma “de individuos” porque en política municipal no se eligen candidatos “ideológicos” sino gestores directos con “objetivos estratégicos”. Aunque los términos de esta plataforma en la que se transformaría Ahora Madrid todavía no se han definido, la propia alcaldesa ha asegurado que habrá primarias que ha bautizado como “participadarias” porque podrán participar todas aquellas personas que quieran hacerlo.

Suspensión “cautelar” de militancia

Aunque Echenique había indicado que Podemos no establecía quien se quedaba fuera o dentro del partido, tan solo unas horas después el Consejo de Coordinación –o Ejecutiva– de Podemos en la Comunidad de Madrid (CCM), liderado por Ramón Espinar, decidía suspender de militancia de forma cautelar a los ediles y abrir un expediente sancionador. Según fuentes del partido, la votación se realizó a petición de Rodríguez, quien encontraba irregular la forma de proceder de los ediles. Otras fuentes consultadas critican que la decisión se filtrara a la prensa antes de que tuviera lugar la propia votación en el CCM.

El acta del CCM recoge que los concejales rechazaron ser elegidos mediante primarias y, por lo tanto, “rechazaron voluntariamente cumplir con los requisitos necesarios para representar como cargo público a Podemos, requisitos enumerados en su Código Ético y en sus Estatutos”. La suspensión de militancia se cancela si los ediles no concurren a las primarias para las municipales por otra plataforma, mientras se hace efectiva si deciden presentarse. Según critica Abarca, es “una sanción preventiva que en democracia directamente no cabe”.

Crisis abierta

Con las posiciones de las partes contrapuestas hasta el momento, la crisis continúa abierta. En las próximas semanas veremos si es posible realizar la sutura que permita a Carmena optar con fuerza a la Alcaldía de Madrid. De momento, el delegado de Economía del Ayuntamiento de Madrid, Jorge García Castaño, ha calmado los ánimos en una entrevista en la Cadena Ser. Prefiere hablar de “un problema de enfoque e interpretación” en Podemos que no afectará a la gestión del Gobierno municipal.