Clara Serra: “Si la Justicia no cree a las mujeres, las mujeres no creeremos en la Justicia”

  • Entrevista a la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid
  • Serra es la número dos de la lista de Errejón para las autonómicas de 2019

Clara Serra (Madrid, 1982) es la actual portavoz del grupo parlamentario autonómico de Podemos en la Asamblea de Madrid. Esta licenciada en Filosofía por la Complutense fue elegida, tras la puesta en marcha de la formación morada en 2014, como responsable del Área de Mujer e Igualdad, posteriormente Área de Igualdad, Feminismos y Sexualidades, del Consejo Ciudadano Estatal hasta Vistalegre II. Desde 2015 es diputada en la Asamblea de Madrid y, de cara a las próximas autonómicas del año que viene, es la número 2 de la lista de Íñigo Errejón, una lista a la que todavía se tienen que incorporar candidatos de otras formaciones, como IU o Equo. 

En pleno debate presupuestario en la Comunidad de Madrid, cuando PP y Ciudadanos han rechazado las enmiendas a la totalidad presentadas por PSOE y Podemos, Clara Serra atiende a cuartopoder.es para analizar el momento político, lo que viene en esta comunidad autónoma y, sobre todo, para hablar de feminismos. Hoy 25 de noviembre, es el día contra las violencias machistas y numerosas movilizaciones hay convocadas a lo largo y ancho del Estado. El feminismo es la materia prioritaria para Serra, quien este año presentaba su libro Leonas y zorras: estrategias políticas feministas.

Publicidad

— ¿Qué espera de las manifestaciones convocadas hoy contra las violencias machistas?

Publicidad

— Creo que va a ser una manifestación que evidenciará la fuerza del movimiento feminista y a rebelar la indignación que hay por parte de muchas mujeres del país sobre el poder judicial. Hemos visto estos últimos días sentencias lamentables que demuestran que hace falta perspectiva feminista en la Justicia. Si la Justicia sigue sin creer a las mujeres, las mujeres dejaremos de creer en la Justicia. Hacen falta más medios en la Justicia. Creo que esto estará muy presente en la manifestación.

— A estas últimas sentencias patriarcales, se suman otros casos como el de las hipotecas o las acusaciones a los presos políticos catalanes. ¿Cree que la Justicia está deslegitimada?

“El poder judicial debe ser reformado y puesto al día”

— El ejemplo de la sentencia con respecto a las hipotecas es de una Justicia que trabaja en contra de la credibilidad de las instituciones. Un ejemplo más de que el poder judicial debe ser reformado y puesto al día de estos tiempos. Cuando la Justicia trabaja en favor de los poderosos, no podemos decir que estamos en un Estado de derecho. Son muchas sentencias. Estoy pensando en la sentencia que no considera que no es violación cuando una mujer ha dicho que no, que está llorando, pero que no se ha resistido con fuerza física. Otra prueba más de que necesitamos una reforma en profundidad o, si la Justicia sigue dando muestras de estar con los poderosos y el pasado, lo peor que le puede pasar es que la ciudadanía española deje de creer en ella.

— Errejón ha hablado en varias ocasiones de la necesidad de blindar en el Estatuto de la Comunidad de Madrid derechos sociales. ¿Cree que hay que hacer lo mismo con las reivindicaciones del movimiento feminista? ¿También en la Constitución?

— Uno de los avances que tiene que darse en este país es que los derechos de las mujeres estén blindados en los textos legales de mayor altura. Con respecto a la Constitución, a parte de visibilizar a las mujeres y las ciudadanas, no es una cuestión menor que aparezcamos en los textos legales, no se pueden dejar fuera los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Por esto, muchas mujeres ya dijeron que no a la Constitución en 1978. Me refiero a que la Constitución ha dado muestras de tener, hoy en día, que adaptarse al presente en varios temas, por varios pactos rotos con respecto al 78, pero es que el pacto con las mujeres ya nació roto hace 40 años.

Con respecto al Estatuto de la Comunidad de Madrid, hay que reclamar cuestiones de competencias para esta comunidad, por ejemplo, en cuestiones de familia, como pasa en otros lugares. Me parece importante que las feministas podamos legislar en esta materia, también los derechos sexuales y reproductivos que dependen de Sanidad, competencia autonómica, tienen que estar protegidos. Vimos cómo el Gobierno de Cifuentes hacía una aplicación ilegal de la Ley del Aborto y ponía trabas burcráticas para las menores que quisieran abortar, pidiendo la presencia del padre y de la madre. Hay que blindar estos derechos.

— En su libro Leonas y Zorras habla de qué estrategias políticas debe tener el feminismo. Una vez que el año 2018 ha sido el año del feminismo, sobre todo por el 8-M, ¿qué retos tiene a corto plazo este movimiento tan diverso y plural?

“Las mujeres somos el antídoto contra la internacional reaccionaria”

— Este año ha sido el año de las mujeres, pero creo que el feminismo es una de las revoluciones del siglo XXI y va a seguir en los años que quedan por venir. El 2019 también será el año del feminismo.

No es una cuestión que ha pasado solo en nuestro país, la percibimos en todo el mundo. En Europa, Estados Unidos, Brasil… las mujeres son las que salen contra la ultraderecha, es el antídoto contra esa internacional reaccionaria. Al feminismo le queda un reto crucial para todos, por lo tanto.

— En este sentido, llama la atención que el pasado 20 de noviembre, en una misa de exaltación al dictador Franco, las que protestaron fueron las activistas de Femen, que fueron brutalmente golpeadas por los fascistas. ¿Qué le sugirió esta imagen?

— Una muestra más de que el feminismo ha salido de esa esquina en la que ha estado recluido durante mucho tiempo. Era un tema sectorial que muchos hombres de izquierdas han considerado menor y esquinado. Cada vez hay más muestras de que aglutina un proyecto en su conjunto, es una promesa de futuro, una defensa de la libertad, democracia, del cuidado entre las personas, de otra forma de entender el trabajo, el tiempo, las instituciones…

— Esta semana conocíamos que la Audiencia Nacional echaba para atrás los estatutos del sindicato OTRAS. ¿Qué opinión tiene sobre este tema controvertido dentro del feminismo?  

“En el debate sobre la prostitución, las prostitutas deben ser protagonistas”

— Firmé un manifiesto donde muchas feministas muy diferentes, algunas abolicionistas y otras pro derechos, es decir, no nos unía la identidad o el posicionamiento sobre la prostitución, nos uníamos en algo más básico. Esto es que, en el debate sobre la prostitución, sea cual sea la conclusión a la que lleguemos y yo no la tengo clara, las prostitutas tienen que estar y tienen que ser protagonistas, no pueden ser excluidas de la esfera pública.

No se trabaja en términos feministas excluyendo a mujeres que son protagonistas en esta problemática y que tienen mucho que decir. No estoy de acuerdo con la prohibición de este sindicato, me parece que las feministas deberíamos estar unidas en la defensa de la organización de las mujeres para que tengan voz. Esto lo digo con independencia de la postura sobre la prostitución, que me parece muy compleja y creo que hace falta mucho debate, pero con lo que no voy a estar nunca de acuerdo es que en ese debate falte esa voz.

— También ha criticado que en Podemos hay machismo. ¿Cómo debe incorporar esta organización la feminización de la política?

— Feminizar la política tiene que ver con defender la cooperación por encima de la competición, no sólo como una cuestión ética, también de eficacia. Defender que se trabaja en equipo y en conjunto, que no se pueden hacer las cosas solos y solas. Creo que hacemos política mejor cuando la hacemos en colectivo y no pensamos que lo sabemos todo. A mí, de Carmena me gusta mucho que hace política asumiendo que trabaja en equipo. Incluso alguna vez un periodista le ha preguntado algo y ella ha respondido que no sabe la respuesta y que tiene que consultarlo con su equipo. Eso es algo extrañísimo, no concibo a un hombre político reconociendo su vulnerabilidad porque no lo sabe absolutamente todo.

Creo que la testosterona y esa necesidad de los hombres de sentirse fuertes es más una debilidad política que una fortaleza, me parece más fuerte alguien que se equivoca y corrige sus errores y alguien que dice que no puede hacer todo ella sola y necesita más gente para colaborar y cooperar. Para mí eso es feminizar la política. Eso requiere que entren más mujeres a hacer política, no podemos solas unas poquitas que rompemos unas barreras y entramos en un mundo lleno de hombres. Hay que hacer todo lo posible porque la política sea invadida por más mujeres.

— Nos encontramos en plena tramitación de los presupuestos de la Comunidad de Madrid. La mayoría de PP y Ciudadanos podrá sacar las cuentas adelante. ¿Cómo valora estos presupuestos?

“Los presupuestos de la Comunidad de Madrid continúan una década perdida”

— Hicimos un discurso que se basaba en un análisis con respecto a de dónde venimos y a dónde vamos. Una mirada larga de qué significan estos presupuestos, son los presupuestos que están en continuidad con una década perdida. Es curioso que, en el año 2018, la Comunidad de Madrid va a tener un PIB que supera a los del 2008, es decir, hemos recuperado la riqueza, podríamos decir que hemos salido de la crisis. Pero, sin embargo, estos presupuestos rebelan que la ciudadanía sale de la crisis peor de lo que entró.

Es la constatación de que la gente que decía en el 15-M que esto no era una crisis, sino una estafa, tenía mucha razón. Por ejemplo, en violencia machista el presupuesto para combatirla es la mitad que en el año 2008, siendo una comunidad más rica. Tenemos una reducción de 4.000 profesionales de la Sanidad, tenemos menos inversión en Educación que en el año 2008… Es una década perdida. Y lo que le dijimos a Ciudadanos, por su parte, es una legislatura perdida. La crisis, supuestamente, terminaba en 2014 y la legislatura empezaba en 2015. Ha habido una recuperación macroeconómica, habría que haber puesto en marcha medidas sociales y ha sido una legislatura perdida, de cronificación de las políticas de recortes, desigualdad y privatizaciones del PP con la fiel ayuda de Ciudadanos.

— En el debate sobre presupuestos en la Asamblea de Madrid, hemos visto coincidencias entre su discurso y el de Ángel Gabilondo, el portavoz del PSOE. ¿Qué tal la relación con él?

“La respuesta del PSOE al Madrid Central nos ha parecido tibia”

— El trato a nivel personal es un trato estupendo. También con el resto de portavoces, hay que tener un trato amable. Ellos lo llaman de caballeros, yo siempre digo que solo de caballeros nada, también de señoras. Gabilondo es una persona muy dispuesta al diálogo. Con respecto al PSOE, hay muchas posibilidades de puntos de encuentro y de colaboración y también diferencias a la hora de enfocar algunas cuestiones. Diría que nosotros somos más ambiciosos en algunas cuestiones que el PSOE. Por ejemplo, nosotros no estábamos cuando el PP privatizó hospitales madrileños y sí el PSOE, pero hemos sido nosotros, con el increíble trabajo de la compañera Mónica García de denunciar las privatizaciones, los que hemos demostrado que el PP sabía que la privatización le iba a salir más cara a la ciudadanía.

Creo que el PSOE debería haber sido más ambicioso en estas cuestiones. Creo que venimos con propuestas de futuro para el Madrid de las próximas décadas, nos planteamos cómo queremos que sea Madrid para las generaciones que vienen. Venimos de una década perdida y nos imaginamos cómo sería una década ganada, cómo debería ser Madrid en el 2028. Nuestras propuestas son más audaces, por ejemplo, una apuesta por un modelo sostenible, apuesta principal del Ayuntamiento de Madrid, a la que esperamos que el PSOE se sume.

La respuesta del PSOE al Madrid Central nos ha parecido tibia, el progreso necesita valentía, gobiernos valientes. Nuestro proyecto de futuro pasa también por un cambio del modelo productivo, por una mejora del empleo del futuro. También en el feminismo, un tema en el que el PSOE ha hecho cosas muy bien, ha hecho leyes contra la violencia machista imprescindibles, pero también leyes que hemos venido a cambiar porque están obsoletas. Esperamos que el PSOE venga con nosotros y apoye nuestras propuestas de futuro.

— Errejón se refiere a la relación entre Podemos y el PSOE como una competición virtuosa. En la Comunidad de Madrid, según dice, puede ser sencilla esa relación. ¿Cree que el acuerdo de los PGE a nivel estatal responde a esto?

“El acuerdo de los PGE es importantísimo, pedimos al PSOE que no se rinda”

— Ese acuerdo de presupuestos a nivel estatal es un buen ejemplo de cómo competir entre dos fuerzas diferentes y acabar alcanzando acuerdos beneficiosos para la mayoría de la sociedad. Hemos forzado al PSOE a aceptar medidas arriesgadas y ambiciosas con respecto a las que en un primer momento estaban dispuestos a aceptar. Eso ha dado lugar a tener las medidas más progresistas de la democracia en materia como el SMI de 900 euros, que los ayuntamientos tengan margen para regular el precio del alquiler y una ley de libertad sexual para las mujeres que aborde esa ceguera judicial.

Creo que el acuerdo de presupuestos es importantísimo y pedimos al PSOE que no se rinda, ese acuerdo de presupuestos tiene que salir y por tierra, mar y aire. Podemos está intentando que la misma mayoría que hizo a Sánchez presidente saque estos presupuestos adelante. Si quitamos al PP de la Moncloa, fue para mejorar la vida de la gente. Estamos pidiendo al PSOE que no se rinda. Es lo fundamental y lo deberían pelear tanto como nosotros.

— ¿Cómo va la configuración de la candidatura para las autonómicas del 2019? ¿Qué tal la relación con otras fuerzas políticas y sociales?

— Estamos en el proceso de elaboración de la candidatura. Trabajamos con la mirada puesta en que nos encontremos todas las fuerzas del cambio de la Comunidad de Madrid, que sea lo más plural posible, no podemos arriesgarnos a que nos quedemos a unos pocos votos de echar al PP después de tantos años. Tenemos que contar con otras fuerzas como IU y Equo y estoy segura de que conseguiremos una candidatura amplia.

— Esta semana se presentó, no exenta de críticas, la plataforma de Manuela Carmena, Más Madrid. ¿Cómo la valora?

— La apertura del proceso fue una plataforma de participación ciudadana. Me parece bien, pensando en la elaboración democrática del programa y también en la creación de una candidatura. Lo normal, Ahora Madrid hizo un proceso participativo igual hace cuatro años.

— Las críticas dicen que es un proyecto demasiado personalista por parte de Carmena…

“Carmena puede revalidar el Ayuntamiento, me parece importante el paso dado”

— Carmena tiene un liderazgo muy fuerte y es evidente. Además, es un liderazgo diferente, no es política profesional y, sin embargo, ha conseguido tener un liderazgo muy fuerte. Como mujer, lo celebro, se suelen crear liderazgos fuertes fundamentalmente masculinos.

En la medida en la que el liderazgo sea útil para cambiar la vida de la gente y Carmena puede revalidar el Ayuntamiento de Madrid, me parece importante el paso dado por Carmena. Ahora bien, creo que está poniendo en marcha la plataforma para abrir, precisamente, la participación ciudadana a la elaboración del programa.

— Nos encontramos en plena campaña de las andaluzas. Teresa Rodríguez ha lanzado la propuesta de crear una Consejería de Feminismos. ¿Cómo la valora?

— Me parece necesaria y a la altura de los tiempos. El PP siempre ha concebido lo de la mujer, que lo dice en singular, como una temática menor encasillada dentro de las políticas sociales y de familia. Creo que ya no son tiempos de esto, el feminismo es transversal al resto de la política, ha habido una translación del movimiento feminista a las instituciones, una de las cosas que ha conseguido es que los gobiernos tengan que hacer presupuestos con perspectiva de género o que haya unidades de géneros en todas las consejerías. Que se piense, por ejemplo, qué es un transporte con mirada feminista, porque hay transportes inseguros para las mujeres… Me parece una propuesta interesante para transversalidad del feminismo. Otra cosa importante que ha propuesto es que esta consejería tenga un presupuesto blindado, siempre decimos que no hay feminismo sin presupuesto.

— ¿Incorporaría esta idea al programa para la Comunidad de Madrid?

— Todavía no lo hemos valorado, pero me parece que lo tenemos que pedir. Además, el PSOE ha puesto el feminismo con Sánchez en un lugar clave. Son tiempos para que esos 8 de marzo multitudinarios se trasladen a las propuestas de gobierno.

— Por último, me ha llamado la atención que, durante la entrevista, así como en sus discursos desde la tribuna de la Asamblea de Madrid, no suele usar el lenguaje inclusivo. ¿Le puedo preguntar por qué?

— Trato de hablar con lenguaje inclusivo muchas veces. No siempre lo digo, cuando hablo en una tribuna. Creo que es necesario, por ejemplo en el lenguaje institucional, en los textos legales, institucionales… Los rótulos donde pone presidenta… No siempre lo decimos, pero es importante que haya ese compromiso.