El laberinto para solicitar el voto rogado: “Invertiré más de 50 euros y cinco horas para pedir mi voto”

La convocatoria de elecciones generales para el 28 de abril ha movilizado todos los trámites burocráticos necesarios: también el voto rogado, un proceso que se torna en pesadilla para muchas personas que viven emigradas en otros países.

En estos días está abierto el proceso para solicitar el voto rogado en los consulados y embajadas de España en distintos puntos del mundo. También en la aplicación disponible en la web del INE.

Jóvenes, sobre todo, que viven en otros países como emigrados están relatando en sus redes sociales cómo se está desarrollando el laberinto de solicitar el voto rogado para decidir representantes de cara al 28 de abril. En Marea Granate llevan años denunciando las dificultades que los emigrados tienen para solicitar el voto desde el extranjero. Este año el censo de emigrados es mayor que en los comicios de 2016, cifrado en 2.093.977 personas.

“Dos usuarios y cuatro navegadores después, usando certificado digital y CCT, bailando con la coronilla y haciendo el pino puente, sigue saliendo el mismo error” en el INE, denuncia Kike Valero desde Escocia, que muestra un pantallazo de la aplicación del INE para solicitar el voto rogado desde el extranjero. Su proceso de petición de voto comenzó el día 9 de marzo. Valero comenta que consiguió realizar los trámites el día 13, cinco días después.

Publicidad

Marea Granate denuncia directamente la situación en Londres, donde en las puertas del consulado español en la capital había varias decenas de personas esperando su turno para solicitar la documentación del voto. “Durante años hemos denunciado la falta de medios a disposición de la diáspora en instituciones del Ministerio de Asuntos Exteriores”, apuntan en su mensaje.

Peticiones por fax

La documentación solicitada en embajadas y consulados es remitida a las instituciones españolas a través del fax. Algunos usuarios han denunciado que sus peticiones no han podido llegar correctamente por errores en el fax de las delegaciones en España. También por la falta de papel en el fax de las delegaciones.

También se encuentran con varias trabas físicas: la más común es la distancia que existe entre las localidades de residencia de los votantes y las ciudades donde hay alguna oficina consular o embajada donde solicitar esta documentación. En algunos casos cifran en 500 kilómetros los que tienen que recorrer para pedir los documentos y rogar así el voto.

Calendario para solicitar el voto desde el exterior. / Marea Granate

No es una situación nueva para aquellos que emiten su voto desde el exterior, pero su modificación y facilitación del proceso es algo que tendrá que esperar. En febrero de este año, antes de la convocatoria de elecciones, Podemos y PSOE pactaron registrar una ley para suprimir la figura del voto rogado y facilitar el proceso para aquellos residentes en el exterior. Una propuesta que se queda en el tintero con la convocatoria de elecciones anticipadas para el 28 de abril.