Diez años de exilio: la población residente en el extranjero crece un 73% en una década

  • Sobre las cifras totales del país, supone que 3 de cada mil personas residentes en España durante el año 2018 lo han abandonado para trasladarse a otro país

2.545.729 personas de origen español viven actualmente en el extranjero -registradas como tal. Supone un 2,5% más que la cifra del año 2018 y un 73% más que hace una década, cuando 1.471.691 personas estaban registradas como residentes en otro país distinto a España. La realidad de la marcha de España a otros países para encontrar un futuro laboral o personal sigue presente. También el retorno de la población migrante a sus países de origen y la migración de personas de origen extranjero a otros países tras su paso por España.

Sobre las cifras totales del país, supone que tres de cada 1.000 personas residentes en España durante el año 2018 lo han abandonado para trasladarse a otro país. Si la vista baja al plano provincial, las cifras son mucho más negativas para algunas zonas: en Ourense, por ejemplo, 12 de cada 1.000 habitantes de la provincia se registraron como residentes en el extranjero durante 2019. A la provincia gallega le siguen Santa Cruz de Tenerife, con siete de cada 1.000 habitantes y Melilla, con la misma cifra.

Diez años de exilio

Publicidad

Sin embargo, el registro de población en el extranjero no ha sido igual si echamos la vista atrás diez años. En ese caso tenemos provincias donde, diez años después, el número de residentes en el extranjero se ha más que duplicado.

La peor cifra la ostenta Girona, donde en 2009 solo contaban con algo más de 10.000 residentes en el extranjero. En el año 2019 la cifra supera las 27.000 personas. Le sigue Islas Baleares, con un 113% de variación porcentuales en la última década, Las Palmas, con el 152% y Guadalajara, con el 146%.

No existe ninguna provincia donde las cifras se hayan mantenido en la última década o incluso hayan descendido. Algunas zonas gallegas, castellanas y leonesas y Extremadura son los lugares que registran variaciones variaciones menores en cuanto a registros de habitantes en el extranjero.

Retorno de migrantes

Sin embargo, un rastreo a los datos de origen de aquellos que migran desvela una realidad: el 67% de los emigrados desde España son nacidos en el extranjero, bien porque retornan a sus países de origen, bien porque España ha sido un lugar de paso antes de migrar a otro país.

Las proporciones más altas son de aquellos que han migrado a Cuba: el 98% de aquellos registrados como residentes en el extranjero son de nacionalidad extranjera, seguidos de Gambia (91%) y Guatemala (89%).

Las tornas cambian cuando se trata de la emigración a otros países como Qatar, Andorra, China o los Emiratos Árabes Unidos. En el caso de estos países el porcentaje de personas de origen extranjero que se registran como residentes tras pasar por España es ínfimo y se sitúa en una tercera parte.

Datos relevantes ante las elecciones

Los datos publicados no solo revelan las características de origen de los emigrados al extranjero como su nacionalidad, sino que también desgrana los datos por grupos de edad. Cerca del 80% de los emigrados desde España que habitan en el extranjero son potenciales votantes (mayores de 18 años). Más, en un año de citas electorales continuas, con las elecciones generales, europeas, autonómicas y municipales en un lapso de tiempo de apenas dos meses.

Las altas cifras de población en edad de votar que reside en el extranjero, unidas a las dificultades de solicitar el voto rogado, han provocado que este año vuelvan a ser noticia las colas de españoles apostados a las puertas de embajadas y consulados solicitando su documentación para poder votar.

(*) Nota de la autora: Que una persona se registre como residente en el extranjero no significa que viva en el extranjero desde ese año, puesto que es un trámite que no tiene por qué ser de inmediato registro. Por tanto, puede ocurrir que personas que se han registrado en el extranjero durante el último año, lleven viviendo más años en el país de referencia.