Manuel Mata (PSPV): “Casado está comprometido con la parte más siniestra del PP”

  • Entrevista al vicesecretario general del partido que capitanea Ximo Puig y ha sido portavoz parlamentario en Les Corts.

1

Manuel Mata (Valencia, 1959) será el cabeza de lista del PSPV por Valencia a Les Corts. El próximo 28 de abril, fecha en la que coinciden elecciones generales y valencianas, se cerrará definitivamente una legislatura autonómica “apasionante” y a veces “compulsiva”, que comenzó con el Pacto del Botánico, firmado por PSOE, Podemos y Compromís en 2015. Entonces, la Comunidad Valenciana era el epicentro de la corrupción del PP. Para este veterano dirigente, esta legislatura ha sido un ejemplo de cómo tres izquierdas distintas pueden trabajar juntas.

Mata es vicesecretario general del partido que capitanea Ximo Puig y ha sido portavoz parlamentario en en una legislatura donde la cámara autonómica ha tenido mucho peso, un papel que ha salvado gracias a su discurso rápido y sus habilidades negociadoras. Pero en esta nueva hoja en blanco que se abre el 29 de abril,  marca con tesón un punto: “Me veo mayor y eso lo condiciona todo”, bromea tras ser preguntado sobre si repetirá como síndic . 

El veterano político atiende a cuartopoder.es para charlar sobre la convocatoria electoral, las posibles alianzas y el trabajo hecho durante la legislatura. Está convencido de que el modelo valenciano es exportable al resto del Estado.

Publicidad

— Este 28 de abril hay elecciones generales y valencianas, ¿cómo cree que puede afectar al voto autonómico?

— Es una oportunidad de singularizarnos. El estatuto de autonomía lo permitía, pero nunca había oportunidad por el coste económico que llevaba. Ahora ya será inevitable que siempre estén singularizadas. Por otro lado, creo que si hay modelos en que los socialistas podemos exportar algo bien hecho es este gobierno, el portugués y el de Sánchez. Esa confluencia va a ser muy positiva.

— No solo piensa que les va a beneficiar el efecto del Gobierno de Sánchez sino que además cree que el ejemplo de la Comunidad Valenciana puede servir para proyectarse a nivel nacional.

— En los presupuestos que tenía el gobierno de Sánchez para 2019 se hizo una gran apuesta por nuestras necesidades. Había 1.400 millones más para esta comunidad y esa alianza extraña de independentistas, Ciudadanos y el PP  los han tumbado. Además, nosotros podemos demostrar que las izquierdas amables, plurales y con algún componente nacionalista son capaces de mejorar todos los indicadores económicos y tranquilidad y transparencia. Somos modelos recíprocos.

—A usted no le da miedo hablar de un componente nacionalista en un gobierno.

—No, en España hay nacionalistas. Sería ignorar la realidad. Los socialistas somos internacionalistas, europeístas, pero comprendemos los fenómenos locales y regionales. Los máximos avances autonómicos, que nos convierten en un estado casi federal, se han dado gracias a los gobiernos socialistas.

"El problema es el coqueteo de las derechas tradicionales con las ideas de extrema derecha"

—Se muestra satisfecho con el trabajo del Pacto del botánico, ¿lo repetiría?

—Sí, lo repetiríamos, pero hay una evidencia. Sin esa centralidad de la izquierda valenciana que representa Ximo Puig y el PSPV probablemente no se podría repetir. Entre los que no hacen más que saltar para tocar el cierlo y los que creen que el nacionalismo es un elemento más esencial que lo que nosotros consideramos, no hubiera funcionado bien sin esa citada centralidad. Debemos conseguir una cierta armonía. Necesitamos ser la primera fuerza de la izquierda y la primera fuerza de los valencianos.

—  Con el ejemplo de Andalucía en la memoria, ¿cuesta más confiar en las encuestas?

"La aparición de Vox es un diseño de Steve Bannon en toda Europa"

— No, como decía el doctor House, todos mienten. No nos podemos confiar. La aparición de Vox es un diseño de Steve Bannon en toda Europa. Ahora se trata casi de salvar la democracia. Las fuerzas democráticas tenemos que aspirar a ser mayoritarias. Otros se han metido en el carril de la extrema derecha. PP, Ciudadanos y Vox están compitiendo por las ideas más disparatadas que se están oyendo en los últimos años.

— Usted hace poco le hizo un homenaje a Suárez Illana disfrazándose de neandertal en Twitter.

— Era disparatado pensar que en algún país del mundo tuvieran una ley para asesinar bebés recién nacidos. Ni siqueira la tenían los neandertales, que protegían a su descendencia para garantizar que la raza continuara. Era un disparate absurdo.

— Con la aparición de fuerzas como Vox, el empuje de Ciudadanos y el PP, ¿ustedes temen que si gana la derecha se apueste por una recentralización en vez de por avance en el sistema autonómico?

—  A una fuerza en teoría democrática y heredera de la democracia cristiana y liberal y a otra que se presenta como regeneracionista no les duelen prendas pactar con quien quiere acabar con el Estado autonómico. El problema no son las ideas de extrema derecha, que probablemente siempre hayan estado allí, sino, como dice Juncker, el coqueteo de las derechas tradicionales con esas ideas.

— En el caso de que hubiera posibilidad, ¿se ven pactando un gobierno valenciano con Ciudadanos?

— Nosotros nos vemos pactando con los que estamos pactando. Estos cuatro años han sido de un avance total y vamos a hacer todo lo posible para que esto continúe.

— Hace poco volvía a ser noticia Alfonso Grau. Años después siguen saltando casos de corrupción a los titulares, ¿quedan más episodios por salir? 

— Ahora tenemos el último episodio con el cuñado de Rita Barberá detenido junto a una red de empresarios. Esto era una cleptocracia que se inició con Zaplana, que fue detenido por un largo periodo porque, al parecer, tiene 15 millones de euros en mordidas repartidos en bancos extranjeros. Como cleptocracia contaminó todas las instancias administrativas. Estoy seguro de que seguirán saliendo casos.

—¿Cree que el PP de Pablo Casado puede renovar y limpiar el partido o está recuperando las esencias de ese aznarismo también a nivel orgánico?

"Casado está comprometido con la parte más siniestra de los dirigentes del PP"

— Casado vino aquí a reivindicar la figura de Zaplana, Camps y Rita Barberá, que son los que nos hundieron en la miseria. Hicieron que en 20 años de gobiernos del PP perdiéramos 13 puntos de renta per cápita. Fue una ruina para esta comunidad y él está comprometido con la parte y la historia más siniestra de los dirigentes del PP.

—Hablemos de una de sus reivindicaciones en los últimos años: la financiación autonómica. Tanto la Comunidad Valenciana como otras comunidades autónomas llevan años pidiendo una reforma. Parece que no llega a cristalizar, ¿hay más incertidumbre ahora?

—Es difícil que cristalice porque hace falta una mayoría en el Consejo de política fiscal y financiera y una mayoría en las elecciones generales. Son diferentes los mecanismos por los que se quieren financiar las comunidades autónomas. Eso exige mucho compromiso y consenso, pero hoy no lo veo. Sánchez es una garantía de que cuando necesitamos unas inversiones, él las aprueba. Cuando necesitamos que nos condone la deuda de la marina, él la aprueba. Por tanto, creo que mientras sigamos avanzando en una justicia económica en paralelo a intentar modificar el modelo de financiación, nos podemos dar por satisfechos.

— Otra de las reivindicaciones que hemos visto estos días ha sido la del mundo rural. La Comunidad Valenciana, como otras regiones, tiene su población concentrada en los núcleos urbanos, ¿el PSPV tiene propuestas para esta Comunidad Valenciana rural?

—Nosotros para las comarcas del interior hemos hecho planes que yo diría que son revolucionarios. Hay una apuesta clarísima por reivindicar la habitabilidad de zonas despobladas. Creo que eso solo se consigue modernizándolas con accesos directos a internet, facilitando la escolarización de los niños, que los jóvenes tengan opciones laborales... En nuestro caso, la agricultura ha sido determinante, hemos sido de las pocas zonas en las que hemos perdido regadíos. Nuestra labor en esos ayuntamientos y municipios despoblados es garantía de futuro. No podemos tener una España concentrada y dándose codazos en las urbes y luego tener hectáreas despobladas porque la gente no tenga ninguna oportunidad.

1 Comment
  1. ninja45 says

    Los que se acogieron a la Amnistia Fiscal del Partido Podrido, pagaron un promedio
    del 3% sobre los capitales evadidos. Los que no llevaron su dinero a Paraísos
    Fiscales están pagando unos tipos de hasta el 45% de IRPF. Denigrante. Con la Ley
    de Enjuiciamiento Criminal cerrólas causas en 18 meses, una buena parte de los
    400.000 expedientes quedaron en papel mojado, porque no había tiempo material para
    instruirlos. Como siempre, los corruptos de rositas. Me hace mucha gracia el
    anuncio de televisión que dice: «Hacienda somos todos». Hacienda somos todos los
    «pringaos» que pagamos puntualmente nuestros impuestos y mantenemos a esta pandilla
    de corruptos con nuestro trabajo. Noos, Gurtel, Barcenas, Punica, Acuamed, Taula,
    etc. etc. El Partido Podrido dice ser implacable con la corrupción. No quieren
    competencia y la acaparan casi toda. El Partido Podrido es una organización
    criminal creada para delinquir utilizando las arcas públicas. Su manera de actuar
    es comun en todas las Comunidades Autonomas y es tal su desfachatez que quieren
    volver al poder para seguir robando. Nunca mas bajo su mandato. A la m. con el
    Partido Podrido, C’s . Fachas, Vox, sus Socioslistos, los Borbones ladrones y la
    Injusticia española prevaricadora anclada en la época de la Santa Inquisición,
    vergüenza de Europa. Si me pegan, me divorcio. Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.