En busca del voto verde y joven en tiempos de movilización ecologista

  • Elena Montero: "Se está hablando más de transición energética de lo que hemos oído hablar en 10 años"
  • Alberto Prieto: "Los verdes son una alternativa muy seria y muy valorada, no tienen un estigma, y han ido creciendo en detrimento de la izquierda moderada o la socialdemocracia"

1

“Be brave” (“sé valiente”) era el lema que podía leerse en un encuentro de jóvenes europeos que tuvo lugar el pasado fin de semana en Madrid. Era la cita juvenil de los partidos verdes de Europa para calentar motores de cara a las elecciones europeas que se celebran el próximo 26 de mayo. El entusiasmo vencía al cansancio de haber recorrido cientos de kilómetros hasta llegar a España desde sus respectivos países para evitar la huella ecológica que dejan los viajes en avión.

Con la Red Joven de Equo como anfitriones, los jóvenes de los partidos verdes europeos aplaudieron y vitorearon con entusiasmo los discursos de dos representantes de los verdes españoles: la responsable de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés; y el eurodiputado de Equo Florent Marcellesi. Son tiempos esperanzadores para los partidos ecologistas, que ven en el feminismo y en Fridays for future (los viernes por el futuro), el movimiento protagonizado por adolescentes europeos contra el cambio climático, el anticipo del cambio de modelo que está por llegar a Europa.

Para tratar de comprender este momento de despertar ecologista en Europa, hablamos con los jóvenes de la Red Joven de Equo que protagonizan ese impulso político en España: Elena Montero (25 años), la candidata número dos de Equo al Parlamento Europeo; Antonio García (22 años), candidato de Equo al Parlamento de Canarias por Tenerife a la espera de una posible coalición; y Alberto Prieto (25 años), número cuatro de En Común-Unidas Podemos de A Coruña para el Congreso de los Diputados.

Publicidad

-- ¿El movimiento de Fridays for future que ha surgido ahora puede traducirse en que los jóvenes voten más a los partidos verdes en España y Europa?

Elena:Va a pasar en muchos países europeos donde la relación político-ciudadano es mucho más sana y no hay el nivel de desafección que tenemos aquí en España. En países como Holanda, Bélgica o Alemania la relación es muy diferente. A nivel del Parlamento Europeo también es más fácil que esto se convierta en un voto verde. En España lo tenemos un poco complicado, pero está pasando algo que es igual de importante: a raíz de esto todos los partidos están haciendo ver que tienen un plan de contingencia o de transición ecológica. Se está hablando más de transición energética de lo que hemos oído hablar en 10 años”.

Alberto: Todo este movimiento de los Fridays for future se va a traducir en un impulso. La sociedad ya no permanece pasiva esperando a que un Gobierno le haga cuatro promesas y se está empoderando ecológicamente. Estamos viviendo las consecuencias del cambio climático ahora mismo y creo que esto se va a traducir en un voto verde a todos los niveles: estatal, local, autonómico y europeo. Hay mucha gente joven que se siente huérfana de proyecto político y no ha tenido su revolución generacional. Esto es el comienzo de algo mucho más grande.

Antonio: Los jóvenes actualmente no se sienten representados por los políticos a los que deberían votar ni por las políticas que hacen. Hay que intentar hacer políticas en las que quepamos todas y que haya una perspectiva de futuro sostenible. Hemos visto que los jóvenes participan en los movimientos sociales y también se presenten en las elecciones europeas, autonómicas y regionales, pero no se los ve o se les intenta invisibilizar porque parece que ser joven es ser inexperto, no saber nada, aunque estamos viendo claramente que no es así.

Antonio García./ Red Equo Joven

-- Las demandas de Fridays for future se vienen planteando en Europa por los partidos ecologistas como Equo y organizaciones de la sociedad civil desde hace años. ¿Por qué este movimiento social surge precisamente ahora?

Antonio: Siempre ocurre ese momento político en el que todo estalla. Los partidos verdes y sus juventudes vamos en esa misma ola del cambio social. Sabemos que la sociedad nunca se va a estancar. La dependencia de recursos o entre unos y otros inevitablemente va a marcar una desigualdad dentro del sistema económico, social o laboral. En el ámbito energético o ecológico se deben hacer políticas según lo que vaya surgiendo. Pero hay que actuar y no quedarse con los pies cruzados mirando como todo estalla.

Elena: Llevábamos unos años escuchando hablar del cambio climático, pero a los seres humanos siempre nos pasa lo mismo: no reaccionamos hasta llegar al límite. Ha influido el hecho de que haya habido una serie de presidentes como Donald Trump o Bolsonaro diciendo barbaridades sobre la inexistencia del cambio climático. También que en la última cumbre climática no se llegara a ningún acuerdo o que una niña  (Greta Thunberg) haya empezado a protestar. Todo esto ha ido poniendo el tema en agenda sobre todo en los países donde los verdes tenían más tradición. En España hemos visto sequías fuertes o una serie de fenómenos metereológicos que han hecho entrar a todo el mundo en pánico.

Alberto: El descontento estaba creado desde hace muchos años, pero había una masa más tranquila. La chispa da la excusa para movilizarse. En cualquier momento podría haber estallado porque cuando el movimiento 15M salió adelante tampoco había nada concreto. Ocurre que los verdes son una alternativa muy seria y muy valorada, no tienen un estigma, y han ido creciendo en detrimento de la izquierda moderada o la socialdemocracia porque al final ésta forma parte de un sistema productivisma. Han sido varios ingredientes en una misma olla.

Elena Montero./ Red Equo Joven

¿El movimiento ecologista o los partidos verdes en Europa pueden hacer frente a la extrema derecha en Europa?

Alberto: Ante la crisis de la socialdemocracia típica se buscan otras alternativas. Hay un descontento con un sistema preestablecido porque no es capaz de dar una calidad de vida y ahora estamos viendo como se puede canalizar este descontento. Por supuesto, yo considero que por parte de los verdes se está canalizando de una forma seria y realista, teniendo en cuenta nuestros propios límites. Sin embargo, la extrema derecha capitaliza ese descontento cambiándolo y convirtiéndolo en odio, proponiendo medidas que no son más que parches, echándole la culpa a otros agentes que son los más vulnerables, mientras preservan los intereses económicos de una minoría.

Alberto Prieto./ Red Equo Joven

 

1 Comment
  1. ninja45 says

    Como siempre, trabas y más trabas a las energias renovables y
    negocio redondo para las compañías electricas y los beneficiarios
    de sus puertas giratorias. El despliegue de la infraestructura
    necesaria para la implantación del vehículo eléctrico en España
    perpetúa el gestor de cargas para todos los enchufes de uso
    público, lo cual dificulta la instalación, pone trabas al mercado
    y frena el desarrollo de la electromovilidad. Para suministrar
    energía desde los puntos de carga públicos, debe haber una
    acometida eléctrica específica, aunque allí mismo haya otra con
    suficiente potencia. Dos ejemplos: A un supermercado no le sirve
    la potencia ya contratada para su aparcamiento si quiere poner un
    par de postes para alimentar coches. Debe tener otra a parte con
    su contador. Una gasolinera puede tener un túnel de lavado con el
    mismo contrato que el resto de la estación de servicio, pero si
    quiere tener una pequeña electrolinera en un lateral, debe tener
    otro contrato. Actualmente un punto de recarga de 50 kilovatios,
    se use o no, tiene un coste anual en término de potencia de 4.000
    euros al año. Lo que se paga en España por este concepto es cuatro
    veces lo que se paga en Portugal y el doble que en Francia.
    Intolerable. A la m. con la Injusticia española prevaricadora,
    títere de los fascistas y corruptos, vergüenza de Europa. Si me
    pegan, me divorcio. Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.