Rosa Aguilar: “Ciudadanos ha demostrado que no es de fiar”

  • Entrevista con la portavoz adjunta del Grupo Socialista en el Parlamento de Andalucía  
 

2

Cuando la dictadura franquista daba sus últimos pasos, Rosa Aguilar (Córdoba, 1957) se afilió a PCE. Era 1974 y a la joven aspirante a abogada le quedaba una larguísima carrera política por delante. Ha sido alcaldesa de Córdoba, consejera en la Junta de Andalucía o ministra de Medio Ambiente con José Luis Rodríguez Zapatero, entre otros cargos.

La joven que comenzó en la Transición hoy es una veterana dirigente que se autoenmarca en la “generación del Diálogo”. Sí, con mayúscula. En plena era de la política líquida, ella ha asumido el cargo de portavoz adjunta del Grupo Socialista en el Parlamento de Andalucía y reserva un hueco para charlar con cuartopoder.es sobre el panorama político de cara a la convocatoria electoral del 10 de noviembre. 

La precampaña comienza a agitarse. Ciudadanos ya le ha levantado el veto a Pedro Sánchez en un nuevo giro de guion, Más País despeja dudas sobre las circunscripciones a las que se presentará y el PP de Pablo Casado ensaya una estudiada moderación. En medio, se cuela la exhumación del dictador Francisco Franco. De todo ello, hablamos con la curtidísima política cordobesa.

Publicidad

- Usted tiene una larga experiencia política, ¿qué valoración hace de lo ocurrido durante los últimos meses desde la investidura fallida?

- Inicialmente, toda la ciudadanía pensaba que íbamos a tener gobierno tras la victoria del PSOE. Lo que ha ocurrido es que aquellos que hablan de la necesidad de darle estabilidad a España, como Pablo Casado y Albert Rivera, en lugar pensar en el interés general se han puesto la camiseta del PP y de Ciudadanos. Han tenido una actitud de ser un impedimento, desde el punto de vista político, de que pudiese haber gobierno. Rivera ha preferido ese espacio en el que ha abrazado a la derecha y ultraderecha.

En ese contexto, ha sido imposible el acuerdo con Unidas Podemos, a pesar del diálogo, donde una propuesta de tres ministerios y una vicepresidencia no les pareció bien. Se desaprovechó esa oportunidad para haber cerrado el acuerdo y que hubiéramos tenido gobierno, que es lo que los ciudadanos queríamos. Por más que nos haya disgustado el proceso, tenemos que ir a votar y fortalecer la presencia en el Congreso de los Diputados del PSOE, que es la garantía de estabilidad, gobierno progresista y de respuesta a los problemas que tiene la ciudadanía, que es la realmente importante. 

"Por más que nos haya disgustado el proceso, tenemos que ir a votar"

- Usted ha militado tanto en IU como en el PSOE,  ¿por qué las izquierdas siguen teniendo muchas dificultades para ponerse de acuerdo en el gobierno de España?

- Creo que Unidas Podemos en este tiempo de diálogo tenía una gran oportunidad: demostrar que no era tan importante tener un ministerio más o uno menos sino las políticas se fuesen a realizar. Era el momento de UP de decir que les importa la ciudadanía y el programa y que lo de menos es cuáles son los ministerios. Ha fracasado el diálogo y ha hecho inviable que pudiera haber un gobierno para España. Cuando uno gana las elecciones lo que quiere es conformar gobierno de manera rápida porque tiene un programa comprometido y lo que quiere es aplicarlo. El más interesado en que hubiera gobierno era quien iba a ser presidente, Pedro Sánchez. Al final no ha primado el interés de la ciudadanía y lo que quería Podemos era ministerios. Espero que se haya aprendido la lección y que en estas elecciones vayamos a votar, participemos, que no nos desanime la situación y haya una gobernabilidad para que las políticas progresistas se hagan paso. 

- Muchos votantes progresistas pueden hacerse la siguiente reflexión. Si yo voté al PSOE en abril y no hubo gobierno, ¿qué sucederá si vuelvo a votar al PSOE?, ¿repetir voto me garantiza un gobierno progresista esta vez?

- Sí, cuantos más votos tenga el PSOE, más garantía, más certeza y más seguridad  existe de que haya un gobierno progresista en España que dé respuesta a nuestros problemas. Lo que pasa es que tenemos que no desanimarnos como ciudadanos por lo que ha pasado. Cuanta más fortaleza tenga el PSOE, más posibilidades hay de un acuerdo con otra fuerza política, bien con Unidas Podemos o bien con alguna otra fuerza política que ahora hay que ponerla en cuarentena por la actitud que ha tenido durante todo este tiempo y que parece que, deprisa y corriendo a lo largo de la campaña, quiere situarse en otro lugar. Yo soy de una generación en el ámbito de la política que aprendió de sus mayores que dialogando es como se consiguen las cosas, con tranquilidad y con objetivos claros. Esto es lo que tiene Pedro Sánchez.

- Con la entrada de la nueva política hemos visto una aceleración de todos los procesos. En esta convocatoria electoral vemos partidos basados en la figura del líder como Más País, ¿cuál es el papel de los grandes partidos tradicionales en este escenario?

"Si yo hubiera sido Iñigo Errejón, me lo hubiera pensado más y mejor"

- Tienen un papel fundamental. El PSOE es la garantía de que haya estabilidad y se puedan afrontar políticas que necesita la ciudadanía española progresista, que podamos avanzar y responder a los retos a nivel también internacional. Los partidos nuevos son respetables. En este sentido, si yo hubiera sido Iñigo Errejón, me lo hubiera pensado más y mejor. Él planteaba que venía a sumar, que no pretendía restar a la izquierda y que su voluntad era constructiva. Pero empezamos a ver las circunscripciones en las que se presenta y sus decisiones. No es buena la fragmentación. La garantía está en el PSOE de que lo que se dice se haga y de que los ciudadanos tengan certezas y no incertidumbres.

- El argumento de que Errejón va a sacar voto progresista de la abstención no le convence.

- No creo que vaya a mover mucho la abstención, a lo mejor lo hace en un segmento de la población que se pudiera quedar en casa, pero al final a veces esto significa que una fuerza política no alcanza un diputado con los votos que tiene y se lo resta [al conjunto de] la izquierda en esa circunscripción. No es bueno. De estas situaciones saca réditos la derecha. Casado no ha querido dar estabilidad a España sino una segunda oportunidad tras su descalabro. 

- En el PSOE andaluz sí se pactó con Ciudadanos en la anterior legislatura para formar gobierno, ¿es un modelo que usted recomienda a Pedro Sánchez?, ¿es una buena opción para pactar un futuro gobierno?

- Nosotros no hemos gobernado con Ciudadanos, sino que Ciudadanos apoyó la investidura con Susana Díaz. El PSOE tenía una amplia mayoría en el Parlamento de Andalucía. Yo lo que te puedo decir es que estoy tremendamente sorprendida por cómo se puede estar dialogando con un gobierno socialista y sacar  temas adelante que eran importantes para los ciudadanos y ahora haberse abrazado al PP. No me ha sorprendido para bien. Ellos están permanentemente diciendo que quien ha pactado con la ultraderecha es el PP, pero no es así, ellos están sentados en un gobierno gracias a la ultraderecha.

"Hay que decirle a esos votantes de Ciudadanos que hay que votar al PSOE para que haya estabilidad"

Ciudadanos ha dado un bandazo espectacular, no solo en Andalucía sino también en el resto de España porque se ha quedado sin argumentos. El argumento que dieron en Andalucía ya no vale en Madrid. Hay incoherencias y una posición clara de situarse en el espacio de la derecha pura y dura para disputárselo al PP. En Madrid podría haber gobernado Gabilondo y en Andalucía Susana Díaz, pero han preferido gobernar con la ultraderecha. Hay que poner un interrogante a lo que nos esperamos de Ciudadanos, ha demostrado que no son plenamente de fiar. Esperemos que corrijan el rumbo, sean conscientes de los errores cometidos y se sitúen donde dijeron que nacieron para ello. Ahora hay que decirle a esos votantes de Ciudadanos, de centro de verdad, que hay que votar al PSOE para que haya estabilidad, gobierno cuanto antes y que se puedan poner en marcha políticas que ellos quieren y demandan.

- Precisamente, Andalucía es la primera Comunidad Autónoma en la que la ultraderecha ha hecho notar su influencia en el Parlamento. Siempre se habla de sus declaraciones en relación con la violencia de género, ¿pero se nota también la influencia de Vox en cómo se reparten las partidas presupuestarias?

"Una parte de los dirigentes de la extrema derecha eran militantes del PP"

- Hay una cuestión previa. Una parte de los dirigentes de la extrema derecha eran militantes del PP. Hay un espacio compartido entre Vox y el PP, por eso, rápidamente se han entendido. La extrema derecha está negando la violencia de género. Aquellos que pactan con la ultraderecha niegan lo que es una realidad: que hay más de 1000 mujeres asesinadas y que la violencia de género existe y que se ejerce sobre las mujeres por serlo. Esto es lo que están negando en Andalucía y allí donde aquellos que están en el gobierno le han abierto las puertas de par en par, como el PP, que también es responsable de esas políticas que se están implementando y que están rindiéndose a sus exigencias. A las mujeres no nos van a parar y no vamos a consentir que se niegue la violencia de género. 

En materia económica, Vox pretende en Andalucía que despidan a empleados públicos, que cierren empresas públicas que funcionan y dan servicios a la ciudadanía y que haya recortes en las políticas de igualdad, un elemento esencial y fundamental, y en las políticas de carácter más social. Quieren que haya recortes en los presupuestos y que se vaya hacia la privatización de servicios más que a mantener los servicios públicos, que es por lo que apuesta el PSOE. Lo público iguala y hay que desarrollarlo cada vez más. A nivel de España hay que ir a votar, no nos podemos desanimar, sino tendremos que salir a la calle a reivindicar nuestros derechos como nos pasó en otros tiempos con el Gobierno del PP. Lo mejor que podemos tener es un gobierno que haga políticas progresistas.

- Antes me hablaba de las incoherencias de Ciudadanos. A los de Rivera les solemos escuchar discursos recentralizadores en comunidades como País Vasco o Catalunya. En Andalucía gobiernan, ¿los han puesto en práctica? ¿han pedido devolver alguna competencia o es otra más de sus incoherencias?

- Es una más de Ciudadanos, que dice una cosa en Cataluña y otra en Andalucía. La que quiere recentralizar todo es la ultraderecha. No cree en la autonomía andaluza, ni en el Estatuto de autonomía.  A ellos les da igual que el pueblo andaluz haya votado autonomía. Incluso se ausentaron en el homenaje al padre de la patria andaluza, Blas Infante. Ciudadanos este papel lo juega en otras comunidades. Ciudadanos tiene que decir claramente qué es lo que quiere ser y a dónde quiere ir, en el ámbito de la política y en el de las alianzas. Tienen una asignatura pendiente y deberían solventarla cuanto antes .

- Estamos viendo estos días que la exhumación de Franco podría ser cuestión de días o semanas, ¿por qué no se ha podido sacar a Queipo de Llano  de la Macarena?

- Que saquen a Franco del Valle de los Caídos es algo absolutamente necesario para la reparación y la justicia de tantos familiares de tantas víctimas que están allí enterradas. El dictador no podía estar ni un minuto más en el Valle. Con Queipo de Llano se estuvo hablando con quien correspondía, con la hermandad de la Macarena, que en un momento determinado era proclive a actuar. Ahora dicen que la ley de memoria andaluza no contempla esa situación y que no lo van a hacer. Ahí está el marco de memoria democrática a nivel del estado y de la ley andaluza y tendrá, quien corresponde, que dar los pasos que determina ese marco legal para poder hacer las cosas como con la exhumación de Franco, bien, con tranquilidad, pero también con firmeza y con convicción. Son pasos que hay que dar porque la reparación, la justicia y la verdad tienen que prevalecer. 

- ¿Depende del gobierno autonómico o del estatal?

- Del autonómico, pero hay una ley estatal y una andaluza, un marco en el que se tiene que actuar. Claro que tiene una alta significación, es imprescindible y necesario que Franco salga del Valle de los Caídos, pero también es cierto que en Andalucía hay ayuntamientos y diputaciones implicadas. En esto, el gobierno de las derechas ha dado un paso atrás. Se siguen haciendo exhumaciones. Hay muchas familias deseando encontrar a sus seres queridos para poderlos enterrar dignamente. 

- Usted fue ministra de Medio Ambiente. Ahora estamos ante una nueva generación que exige medidas urgentes ante el cambio climático, ¿España va demasiado lenta en la lucha contra sus efectos?

- Hay que decir que se han ido dando pasos en nuestro país, pero estoy de acuerdo con los jóvenes en el sentido de que hay una asignatura pendiente. Hay que pisar el acelerador en coches no contaminantes, dar pasos decididos y decisivos en la lucha contra el cambio climático, en el desarrollo sostenible... En este sentido yo estoy convencida de que la mejor respuesta es que los jóvenes participen estas elecciones para que haya un gobierno progresista en España. Sánchez es una persona plenamente convencida de que es el tiempo de las políticas transversales. No podemos olvidar que la lucha contra el cambio hay que hacerla desde todos los ministerios. También tiene que hacerlo el conjunto de la ciudadanía. 

Hay que comentar también otro aspecto. En mi época, había un comisario encargándose del cambio climático, pero no es menos cierto que yo veo ahora a la UE más determinada y decidida a implementar políticas y que los países podamos avanzar más deprisa en la lucha contra el cambio. Estamos viendo sus efectos, ver cada día lo que es y lo que significa. En ese contexto, los ciudadanos estamos más concienciados. 

2 Comments
  1. Florentino says

    Una rosa tránsfuga, aunque le parece poco oportuno lo de Errejón. Los dos habeis hecho lo mismo, integraros en el momio de la puerta giratoria con los apoyos que ahorita mismo denigra. Una profeta excluyente, tapadera para lo que puedan hacer sus amos y corregir la dignidad coherente con más mentiras; un relato que no cuela en los ámbitos sociales y que lo intentan «colar» por qué lo decimos nosotros los socialistas. Los que compraron a Ciutadans el 80 % del ideario FAES, metieron la derecha ultra en el Parlamento Andaluz… Y se negaron en convocar a Unidas Podemos para formar gobierno. Aunque se lo griten la militancia: ¡ Con Rivera no !. Han destrozado en ese territorio, hasta el voto cautivo y los ERES… Pero la cosa es que la otra fuerza (UP) no espabile a los andaluces más necesitados. Los señoritos, gañanes, burgueses y ultras estén cómodos, en este esperpéntico de sombras y cloacas.
    La rosa del PsoE, se marchitó hace tiempo, al no ser regada con la asiduidad requerida; al faltar el oxígeno ideológico, poblándose de trepadoras y carnívoras… ¡ Es una selva inundada, por arenas movedizas !.
    Ni su partido es de fiar entre la izquierda, ni esperamos nada de él; por tantos desengaños habidos, tantas mentiras, postraciones, tantas ventas «al por mayor»… Un espejo roto, desenfocado de la realidad social, vendido a los poderes ocultos, mediáticos y fácticos; han colaborado en eliminar al enemigo político, usando todas las artimañas del Estado de ultraderecha: Cloacas, Villarejos y los medios afines. Meter miedo de que viene la ultraderecha, cuando estaban dentro del PP y vosotros dentro del «bipartidismo». Ese bunker mafioso, que sustituye la soberanía del Pueblo en la oscuridad de la noche;¿ cuántas mentiras más para no aceptar la realidad de hoy mismo ?. Habrá que pedir observadores internacionales, para el recuento de votos… ¡ Los que son parte del problema … de la solución lo dudo !. Tantos engaños , Errejonazos, siendo cómplices necesarios de estos tiempos de trepas, ególatras, ERES y puertas giratorias !. Otra Rosa marchita… y van ?.

  2. Almedros says

    Madre de deu, R. Aguilar hablando de «no son de fiar» ¡Pero si esta vividora no es de fiar ni dando la hora» Vamos, más falsa que el doctorado de su admirado Sánchez.

Leave A Reply

Your email address will not be published.