Los familiares de víctimas del franquismo brindan en Sol por la exhumación del dictador

  • Brindando con unos vasos llenos de sidra, un grupo de familiares de víctimas del franquismo cerró la histórica jornada de ayer en la Puerta del Sol.
  • “Creemos que la exhumación es un paso muy importante para la memoria histórica”, ha indicado a cuartopoder.es Julián Rebollo

0

“Ten dictador, por la exhumación”. Brindando con unos vasos llenos de sidra, un grupo de familiares de víctimas del franquismo cerró la histórica jornada de ayer en la Puerta del Sol. Los restos Francisco Franco han abandonado el Valle de los Caídos, el monumento que le ensalzaba. Esta era una de las reivindicaciones de la Plataforma de la impunidad contra el franquismo que lleva manifestándose todos los jueves desde hace nueve años en la Puerta del Sol. Este jueves probablemente ha sido el más especial y la alegría, con matices, era contagiosa.

“Creemos que la exhumación es un paso muy importante para la memoria histórica”, ha indicado a cuartopoder.es Julián Rebollo, presidente de la Plataforma contra la impunidad del franquismo. “Por parte del Gobierno se ha permitido una exaltación que no debía haberse hecho, pero llevamos 500 manifestaciones en Sol pidiendo la exhumación y por fin lo hemos conseguido”, ha añadido. En todas las protestas y hoy también, Rebollo lleva siempre colgada la foto de su tío, Gregorio Rebollo, que murió en el campo de concentración de Mauthausen, como tanto españoles. La negativa de Franco a reconocer la nacionalidad de los republicanos abrió la vía a su deportación.

La concentración de este jueves en la Puerta del Sol, de tono festivo, había sido convocada por la Federación Estatal de Foros por la Memoria y el Foro de la Comunidad de Madrid. Para José Luis Muga, abogado del foro, el hecho de que Franco estuviera enterrado con honores en un mausoleo era “un error” que ha durado 44 años y debía corregirse. “Para el movimiento memorialista es una especie de victoria. Llevamos luchando de manera muy activa desde 2007 y Franco siempre ha sido el mayor escollo para que sigamos avanzando en la recuperación y reivindicación de las víctimas”, indica.

Publicidad

A los gritos de “verdad, justicia y reparación” o “España mañana será republicana” se ha sumado también Yolanda, de 62 años, que cuenta cómo su padre, su tío, sus dos tías y su abuela fueron presos políticos durante la dictadura. Los hombres fueron condenados a trabajos forzados con los que lograron redimir sus penas y las mujeres pasaron casi tres años de penurias y humillaciones en la cárcel de Ventas de Madrid. “Tengo una sensación agridulce”, confiesa sobre la exhumación de Franco. “Se le ha rendido homenaje y le han llevado a un cementerio que estamos pagando todos. Los Franco siguen teniendo privilegios que el resto no tenemos”, explica.

¿Qué hacer con el Valle?

Preguntados por el futuro del Valle de los Caídos después de la exhumación de Franco, hay algunas divergencias entre los familiares con víctimas de la dictadura. Rebollo pide que saquen también a José Antonio (Primo de Rivera), cuyos restos permanecen en la basílica que ha abandonado el dictador; que “se devuelva los cadáveres que fueron robados y enterrados allí” y se cree un centro de memoria histórica “para las generaciones futuras”. Muga anima a aprender de la resignificación de lugares de la dictadura que han hecho países como Chile o Argentina. “El valle debe convertirse en un lugar de recuerdo del trabajo esclavo, de quienes lo construyeron, y de homenaje a las víctimas del franquismo, no a toda las víctimas de la Guerra Civil como plantea hacer el Gobierno”, apunta.

Ante la misma pregunta, Yolanda piensa unos instantes. Define al Valle de los Caídos como un lugar “tétrico” y se inclina por “quitar la cruz y echar a los benedictinos”. Después simplemente dejaría “que crezca la hierba”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.