Miquel Iceta o cómo saber marcharse

  • Salvador Illa pretende seguir con sus tareas en el Ministerio de Sanidad hasta que empiece la campaña electoral en Cataluña
  • Mientras Miquel Iceta se encarga de conceder entrevistas en distintos medios durante la precampaña
  • De esta forma, el PSC no pierde fuelle mediático tras el anuncio de la candidatura y no se arriesga (más) la imagen de Illa como ministro

3

En la política, como en el resto de las relaciones humanas, a veces lo más difícil es marcharse. Acertar con el cuándo y el cómo o decidir cerrar la puerta o dejarla entreabierta. En una política catalana acostumbrada a las huidas clandestinas, a las marchas inesperadas o a los portazos, como el que le acaba de dar Lorena Roldán a Ciudadanos, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha decidido allanar la transición al  candidato, Salvador Illa, que planea ser ministro hasta el inicio de la campaña electoral.

El PSC se juega el arranque de campaña en el 'tempo'. La imagen de buena gestión que pretende proyectar Salvador Illa puede romperse si la transición de ministro a candidato falla en plena campaña de vacunación.  Por eso, Miquel Iceta intenta compensarlo con sus apariciones públicas en medios. Domingo, entrevista con El País. Lunes entrevista en La Sexta, martes entrevista en Televisión Española. De esta manera, el PSC conserva la duplicidad en la precampaña sin perder el fuelle mediático y, a la vez, sin arriesgar (más) la imagen del ministro. Las críticas de la derecha ante este movimiento se daban por descontadas.

Esa gestión del tiempo ha tenido mucho que ver en este relevo. Era importante que antes de que Illa diese el paso, estuviera encaminado el proceso de vacunación y los ciudadanos tuvieran la percepción de que se llegaba a la última estación de la pandemia. La propia política catalana también marca sus tiempos y este es el del fin de un ciclo. Ninguno de los candidatos de 2017 del resto de los grandes partidos repite y en ese contexto, Iceta hubiera sido la excepción. "La política catalana desgasta mucho y llevo en ella mucho tiempo", reconocía el primer secretario hace unos días.

De hecho, desde el PSC muchos compañeros reconocen que Iceta ha liderado el partido en situaciones muy complicadas. En 2014, llegó a la primera secretaría tras la dimisión de Pere Navarro por los malos resultados electorales. Entonces, ya advirtió de un "choque de trenes" en la política catalana en el que no ha sido maquinista, pero sí pasajero.

Él ha liderado el PSC en la etapa de mayor polarización del Procés y fue uno de los pocos apoyos orgánicos de Pedro Sánchez en las primarias en las que derrotó a Susana Díaz en 2017. Por eso, a la espera de conocer su nuevo destino, muchos le agradecen los servicios prestados. En su caso, cuando se ha cerrado la puerta catalana podría abrirse una ventana hacia el Ministerio de Política Territorial.

Nuevo candidato, mismo proyecto

Que los partidos independentistas del Govern estén distanciados supone una oportunidad para los socialistas. Iceta podía mejorar resultados, pero las encuestas no auguraban un cambio. Una nueva cara da la oportunidad de lanzarse a por los electorados frontera, intentar fagocitar el voto no independentista de Ciudadanos o evitar que se queden en casa. 

Esta etapa de transición entre Illa e Iceta revela otras evidencias. Primero, es coherente con el mensaje de distensión que el PSC quiere proyectar. Segundo, es un cambio de candidato, pero no es rupturista. Son dos socialistas que comparten y han compartido proyecto y que lo liderarán en dos fases distintas. Mientras Iceta tuvo que confrontar con el independentismo, Illa podría tener que dialogar con él tras las elecciones, si ERC gana y le toca elegir socio de gobierno, aunque los socialistas ya advierten que no habrá pacto si en la hoja de ruta del posible Govern persiste la idea de referéndum independentista.

De hecho, desde el PSC se sorprenden por el contraste que se quiere hacer entre Iceta e Illa como interlocutores del resto de fuerzas políticas: "Es difícil ser más dialogante que el PSC. Ambos se caracterizan por ser moderados en las formas y un talante dialogante", explican desde el partido. Como prueba, los diversos pactos poselectorales en los que el PSC tras las elecciones municipales de 2019.

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.
3 Comments
  1. walletjc says

    Remember Pere Navarro

  2. ali-kate says

    ¿No veís que nadie compra estas basuras?…
    ¿El trumpismo nace o se hace?…
    Congratulations

  3. Miguel says

    Un partido político que se dice y presume de ser » SOCIALISTA y OBRERIO………( ni más ; ni menos ) que continúa engañando, estafando y toreando a » esos que dicen defender » : no merecen nunca más el voto ni de un/a solo trabajador/a que se precie de serlo.
    P$(-)€ : NO THANKS.

Leave A Reply

Your email address will not be published.