La matrícula ‘online’ y otros nuevos riesgos de segregación: “Se pueden acentuar los prejuicios”

  • Desde la Fundación Jaume Bofill pronostican que la nueva recesión vendrá acompañada de un aumento de alumnado vulnerable en un corto periodo de tiempo  
  • En este contexto, temen que la matriculación 'online' y las debilidades educativas pueden agrandar la segregación en Catalunya  
  • Piden a las administraciones medidas de choque inmediatas, como aumentar la reserva de plazas para alumnos vulnerables  
 

0

Tras lograr aplanar la curva de contagios por covid-19, España se adentra hacia una etapa de desescalada y reconstrucción. Pero desde la Fundació Jaume Bofill temen que la crisis de la covid-19 se lleve también las expectativas de futuro de muchos alumnos. En un estudio publicado el pasado viernes, estos investigadores avisan de que la prescripción online y una alta movilidad habitacional de las familias podrían empeorar los ya de por sí preocupantes niveles de segregación en Catalunya. Pronostican que la nueva recesión vendrá acompañada de un aumento de alumnado vulnerable en un corto periodo de tiempo. 

El informe, titulado Preinscripció i segregació escolar davant la Covid-19, analiza los datos de los ayuntamientos catalanes, pero algunos de los riesgos de los que alerta invitan a una reflexión más amplia sobre el presente y el futuro de la Educación en pandemia. Según sus cifras, Catalunya ha reducido la segregación escolar “sólo cuatro puntos en los últimos 5 años" y es una de las zonas con más segregación de la Unión Europea”. El documento alerta de que 53% de los municipios de más de 10.000 habitantes empeoran sus niveles de segregación escolar. En algunos, la segregación empieza a cronificarse: 44 municipios con altos niveles de segregación escolar han seguido empeorando “por una política de inacción”.

La primera conclusión para evitar el desastre educativo es que hay que actuar ya, desde el periodo de matriculación, para evitar que aumente la brecha. “Sabemos que en los centros donde hay concentrados alumnos vulnerables, los resultados educativos a los 15 años equivalen a una media de 2,5 años menos de escolarización”, explica Joan Cuevas, jefe de proyectos de la Fundació. El experto avisa de que evitar esta diferenciación no es solo un tema ético, sino también vital para una sociedad: “El impacto de un centro segregado en los resultados educativos es muy contundente y sabemos que, si no se hace nada, va a subir en los próximos meses como nunca”

Analizamos con Cuevas los nuevos riesgos que deja, de manera inmediata, la pandemia. La brecha educativa en España va mucho más allá de Catalunya. La Comunidad de Madrid también aparece en el ranking de segregación europeo

Matriculación 'online': el riesgo de los prejuicios

Todos los centros educativos españoles han comenzado el periodo de matriculación en plena desescalada. Por tanto, este año se está priorizando la matriculación online, un primer corte teniendo en cuenta que no todos los padres tienen el mismo acceso a las tecnologías. Además, desde la Fundació Jaume Bofill apuntan a que esto puede afectar a la elección final de centros: “Cuando las familias escogen, lo que nos dicen los datos y los estudios es que las más favorecidas no escogen un centro concreto, sino que descartan otros centros por rumorología o prejuicios”, explica. Según asegura, las más vulnerables suelen “escoger el centro de mayor proximidad”. 

En la vieja normalidad, ayuntamientos y centros educativos organizaban jornadas presenciales de puertas abiertas, charlas o daban información en oficinas municipales. Forzosamente, los padres podían contrastar con sus propios ojos el proyecto educativo y las instalaciones: “Esto ayuda a desarticular prejuicios”, insiste Cuevas. Para suplirlo, algunos centros organizan visitas “virtuales”, pero la Fundació prevé que se refuercen las ideas preconcebidas sobre los mejores o peores colegios.

Crecimiento del alumnado vulnerable

Esta crisis es insólita, pero los investigadores tienen un referente no muy lejano al que agarrarse: la crisis financiera de 2008. “Están incrementándose muy rápido las familias vulnerables. Habrá muchas más que antes. Si esto se junta con una debilidad que tiene el sistema educativo, será difícil poder identificar a los alumnos vulnerables y repartirlos de manera equilibrada”, concluye Cuevas. 

Según el experto, las familias vulnerables suelen matricular más tarde a sus hijos, incluso fuera de plazo. Esto les deja con menos opción de elegir y cortocircuita los mecanismos de redistribución. Si no se identifican las nuevas necesidades, no pueden abordarse: “Si esto ocurre así, se acumularán en los mismos colegios y se acaban generando centros-gueto”, asegura. Por eso, pide que las administraciones hagan más esfuerzos estos meses en los mecanismos de detección y distribución.

Una crisis de la vivienda que recae en la educación

“Sabemos por crisis anteriores que se acaba incrementando mucho la movilidad residencial de la familia. Ya sea por reagrupación familiar como por lanzamientos [desahucios] de su propia vivienda”, explica Cuevas. Cuando sus padres tienen que mudarse de barrio, pueblo o ciudad, a veces el alumno tiene que cambiar de centro. Por eso, desde la Fundació creen que aumentarán las “matrículas vivas”, aquellas que se hacen mientras está el curso en marcha. 

Cuevas explica que para estos casos tampoco se tienen en cuenta los mecanismos antisegregación: “Un desahucio tiene una primera repercusión emocional, pero también hay una vertiente discriminatoria. Tienes los máximos puntos para ir a un centro segregado”, explica. 

¿Sin reconstrucción educativa?

Durante los últimos días hemos escuchado hablar de reconstrucción del sistema sanitario, empresarial y laboral, pero pocas discusiones políticas sobre cómo reparar el desastre educativo. “Creo que es una mala noticia que no se esté produciendo el debate sobre cuál debe ser el plan en el ámbito educativo”, confirma Cuevas, que cree que si no se hace nada, se incrementará la brecha entre alumnos.

No todos los niños y adolescentes tienen en su casa dos ordenadores, unos padres que puedan explicarles las lecciones ni espacio óptimo para estudiar. Por su parte, durante el estado de alarma los profesores han tenido que trabajar horas extras y poner sus propios medios para que la escuela siguiera funcionando de forma online.

A esta circunstancia, le seguirán tres meses de verano: “Los estudios nos dicen que en los periodos donde no hay escuela el alumnado más vulnerable no solo no avanza a nivel competencial sino que retrocede”, explica Cuevas. En esta ocasión, los alumnos habrán estado en casa unos seis meses: “No parece que haya ningún plan a nivel estatal para abordar este elemento. Quizá no se tenga que alargar la escuela a julio, sino poner en marcha programas educativos en julio y agosto para alumnado vulnerable”. Cuevas pone de ejemplo la recuperación del programa PROA, financiado por el Gobierno español, para   “programar actividades educativas fuera de la escuela, especialmente para este tipo de alumnado”. 

Políticas de choque urgentes

“El Síndic de Greuges [Defensor del pueblo] dice que el derecho a la educación no solo va de elegir centro, sino de que la calidad educativa sea equivalente vayas donde vayas. Cuando tú vas a un centro de salud, no te preocupas de cuál es la composición social que tiene el centro de Atención Primaria. No ocurre en Educación”, argumenta Cuevas. En Catalunya sí se firmó un Pacto contra la segregación escolar, que ha quedado paralizado por la covid-19. Por eso, desde la Fundació proponen varias medidas urgentes, entre las que se encuentran establecer criterios claros y homogéneos para la detección de alumnos vulnerables, aumentar la reserva de plazas para ellos y extenderla hasta septiembre. 

También creen que los ayuntamientos deben desplegar dispositivos de detección del alumnado vulnerable y establecer que las preinscripciones fuera de plazo se centralicen en las Oficinas Municipales de Escolarización (OME). En estos procesos, no puede faltar tampoco los mecanismos de orientación y acompañamiento de las familias, aunque sea online si no pueden hacerse de manera física. 


loading...

Leave A Reply

Your email address will not be published.