Iglesias reta a Sánchez a que explique por qué no le quiere en el Gobierno

  • El líder de Podemos elude situar como línea roja estar él mismo en el Consejo de Ministros
  • Apuesta por "mano tendida" para negociar hasta el último momento

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, explica en una entrevista en La Sexta la actual situación con respecto a la investidura. “Mano tendida para negociar en serio” y conseguir, de esta manera “una oportunidad histórica del gobierno más progresista de la historia”, un día después de que Pedro Sánchez diera por rotas las negociaciones. Para ello, Iglesias asegura que “estamos dispuestos a renunciar a muchas cosas, a tener menos de lo que nos correspondería”, en referencia a la proporcionalidad en votos y en presencia en el Gobierno.

Más allá de que la postura definitiva de los diputados de la formación morada será la que decidan los inscritos en la consulta a las bases que se está celebrando y cuyos resultados se conocerán, previsiblemente, el próximo jueves, la voluntad de Iglesias es clara: “Ponernos a cooperar, compartir el poder”. “Check and balance, pesos y contrapesos”, describe Iglesias.

Sin embargo, Iglesias no ha marcado que sea una línea roja que él mismo esté en el Gobierno. Preguntado por ello, ha querido dejar claro que, en la negociación, “no vamos a aceptar ningún veto”, aclarando que nunca Sánchez ha puesto sobre la mesa ningún veto, hasta ahora. También ha agradecido que el presidente desmintiera públicamente que Iglesias nunca ha exigido ser vicepresidente del Gobierno.

Publicidad

“Asumo la responsabilidad de gobernar”, ha asegurado, declarando: “Yo podría jugar un papel a las órdenes del presidente del Gobierno”, pero no ha puesto la línea roja de que es imprescindible que el propio Iglesias esté en el Gobierno. “Se tienen que negociar los ministros”, ha apelado a una negociación integral de gobierno. Es más, ha invitado a Sánchez a que si el problema es que Iglesias no puede estar en el Gobierno, explique por qué.

“Que salga y explique que no puede estar a malas con los bancos, el Ibex, o los directivos de medios de comunicación incluyendo a Iglesias, que lo diga públicamente”, ha retado al presidente. “Saben que a nosotros no se nos puede comprar, por eso tienen tantas presiones. Los bancos, la CEOE y determinados poderes no quieren un acuerdo”, ha explicado.