C’s espera a aprobar los Presupuestos para escenificar su ruptura con el PP

La próxima semana, cuando se aprueben los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso de los Diputados, finalizará cualquier atisbo de colaboración entre el partido que lidera Albert Rivera y el PP de Mariano Rajoy. Pese a que faltará todavía en trámite del Senado, en Ciudadanos son conscientes de que no tienen ninguna relevancia en la Cámara Alta, donde solamente cuentan con tres representantes por designación autonómica.

La proximidad de las elecciones municipales y autonómicas, que se celebrarán el año próximo, ha llevado a los líderes de C´s a decidir que será precisamente ese acuerdo presupuestario el último gran pacto alcanzado con el PP. Desde el momento en que los Presupuestos salgan aprobados de la Cámara Baja, Ciudadanos tiene decidido pisar el acelerador y acentuar diferencias, discrepancias y tratar de sacar a relucir lo que consideran son las “debilidades” del PP ante su electorado. El tema principal escogido por los de Albert Rivera es, sin duda, el conflicto catalán.

El propio Rivera ya anunció recientemente que retiraba el apoyo al Gobierno para la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española, puesto que dice estar en desacuerdo con la gestión que el Ejecutivo de Rajoy ha hecho con ese artículo y su aplicación en Cataluña. Ese anuncio, que no deja de ser un brindis al sol, puesto que tiene escasa repercusión en la vigencia o no del mencionado artículo, pretende marcar una diferencia profunda entre PP y C´s, pese a que ambos están en el lado de los convencidos de que Cataluña debe permanecer en España y que los independentistas catalanes han perpetrado – y amenazan con seguir haciéndolo-- un ataque intolerable al Estado.

Publicidad

Ciudadanos va a seguir martilleando al partido de Mariano Rajoy, señalando lo que consideran una tremenda “laxitud” frente al desafío catalán. Varios de sus dirigentes están convencidos de que Cataluña y la gestión que el Ejecutivo ha hecho del conflicto catalán no sólo les ha dado votos, sino que se los puede seguir dando en el futuro. Sin embargo, otro de los temas estrella que van a poner sobre la mesa, para criticarlo es el de la corrupción. En este asunto, los de Rivera tienen más que testado que el votante de PP ha iniciado un fuerte desapego con C´s, precisamente, por los escándalos de corrupción…

Mariano Rajoy, quien todavía no ha decidido sobre su futuro, si se presentará de nuevo o no a las elecciones generales, es consciente del plan de Rivera, pero lo necesita, ora para la aprobación del Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado, ora para investir presidente de la Comunidad de Madrid a Ángel Garrido, como sucedió el pasado viernes. Asimismo Ciudadanos va a acentuar su crítica hacia Rajoy y sus políticas en todos los ámbitos posibles, tratando así de consolidar la tendencia que marcan las encuestas: el gran avance de C´s, a costa del PP y de sus votantes.

Para aquellos que crean que ya se han dado las peores refriegas entre ambos partidos, que se disputan una muy similar bolsa de votos (con la diferencia de que el PP es poco relevante como opción política para todos aquellos votantes de menos de 45 años y que C´s no tiene nada que hacer en los tramos de mayores de 65 años) en el centro derecha.

Rivera no quiere que se vuelva a repetir la historia de que las encuestas le son muy favorables y las urnas le dan la espalda. Por eso, no está dispuesto a que se confunda a C´s con el PP,o que incluso el votante pueda pensar que son lo mismo. La estrategia está clara: leña al PP hasta después de las elecciones generales.

Comments are closed.