Anticapitalistas construirá una confluencia con IU y La Bancada como alternativa a Más Madrid

Anticapitalistas, organización integrada en Podemos, ha presentado este martes una propuesta de confluencia de cara a las elecciones de mayo de 2019 tanto para la Comunidad de Madrid como para el Ayuntamiento. En la capital han anunciado que confluirán con IU y La Bancada –una evolución de Ganemos—, aunque aún se encuentran en conversaciones, ya que todas estas fuerzas tienen “la obligación moral” de presentar un proyecto de izquierdas que sea “la alternativa” tanto a la derecha como a las fuerzas “progresistas neoliberales”, han dicho en referencia a Más Madrid, la plataforma de Manuela Carmena e Íñigo Errejón.

La iniciativa la han presentado los líderes de Anticapitalistas Raúl Camargo, diputado de la Asamblea de Madrid; y Rommy Arce, concejala de Ahora Madrid. “El neoliberalismo progresista”, tanto del Gobierno socialista de Pedro Sánchez como de la alcaldesa Manuela Carmena, no está sirviendo para frenar el avance de la extrema derecha encabezado por Vox. Según han diagnosticado, el 15M fue la vacuna que había permitido hasta ahora mantener alejadas a las fuerzas políticas extremistas, pero “las fuerzas del cambio se han ido alejando mucho” del espíritu del movimiento que las vio nacer, ha indicado Camargo.

Ante este problema Anticapitalistas ha presentado su confluencia con otras fuerzas políticas como IU, que adoptará la forma jurídica de coalición de partidos, por ser la más “sencilla”. La idea es configurar “programas de obligado cumplimiento y no listas de sugerencias”. También que la coalición realice sus candidaturas tanto al Ayuntamiento como a la Comunidad de Madrid con primarias proporcionales abiertas, evitando “los sistemas mayoritarios que excluyan la pluralidad de los proyectos políticos”. Aun así pretenden que las listas sean fruto del consenso entre las distintas fuerzas políticas para evitar “lógicas competitivas poco productivas”.

Publicidad

Desde Anticapitalistas se asume que Carmena se ha desentendido tanto del programa como de los mecanismos que articulan Ahora Madrid, la candidatura que la aupó a la Alcaldía, así que ahora pretenden curar en salud a esta nueva coalición. La confluencia se dotará, según han explicado, mediante “órganos coordinadores que ejercerán el control sobre las personas electas en las instituciones” y reuniones periódicas. Con “una mayoría de dos tercios” la asamblea podrá expulsar “a quienes se hayan apartado de los objetivos o incumplan el código ético”.

Las propuestas políticas de esta nueva confluencia, según ha anunciado Carmargo, son la paralización de los desahucios, la creación de un banco público madrileño, la renta básica para “rescatar a los vecinos y vecinas”, la recuperación de los servicios públicos privatizados y “la paralización de las operaciones especulativas como la Operación Chamartín”. No obstante, la idea es que estas propuestas puedan agruparse y votarse de forma presencial y/o telemática entre todas las personas y colectivos que se inscriban o formen parte de las fuerzas que conformen la coalición.

En la ciudad de Madrid “el programa con el que ya concurrimos en 2015 era la expresión directa de la agenda de lucha de los movimientos sociales y planteaba garantizar los derechos más básicos y acabar con la segregación”, ha indicado Arce. Esta confluencia alternativa con otros actores políticos como IU y La Bancada quiere recuperar esas “líneas maestras” de Ahora Madrid.

La izquierda sigue en pleno proceso de reconfiguración, pero los plazos para las autonómicas y las municipales aprietan. Para ir dándole la forma a esta confluencia, este viernes se celebra una asamblea abierta que conformará “grupos de trabajo” tanto para la Comunidad como para el Ayuntamiento y esperan que la próxima semana se dé “un avance real y concreto” con IU y La Bancada, han anunciado Camargo y Arce. “Este órgano tiene que servir para movilizar a mucha gente que está preocupada y se veía teniendo que elegir entre lo malo y lo peor. Debe existir una alternativa para la gente de izquierdas y trabajadora de Madrid”, ha señalado Camargo.

En el Ayuntamiento de Madrid, donde la dirección de Podemos ha descartado presentarse, Arce se ha negado a “cualquier tipo de diálogo” con Más Madrid, la plataforma de Carmena que en un principio Pablo Iglesias apoyará. Por otro lado, en la Comunidad, Camargo ha señalado que “el consejo ciudadano” ya no existe y que la dirección de la fuerza morada no les ha ofrecido participar para “reconstruir el proyecto” de la formación en la comunidad, tras la incorporación de su candidato, Errejón, a la iniciativa de Carmena.

“Nosotros lo respetamos, se pueden hacer caminos diferentes, pero esperamos que la dirección de Podemos decida participar en la candidatura de la Comunidad de Madrid como una fuerza más y sin imposiciones”, ha indicado Camargo dejando la puerta abierta a la dirección de Podemos para que se incorporen a su propuesta.