Isa Serra: “Tres candidaturas a la izquierda del PSOE sería una irresponsabilidad de todos”

  • Entrevista con la precandidata de Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid
  • Feminismo, 8-M, confluencias, Podemos...

0

Isa Serra (Madrid, 1989) presentaba esta semana su precandidatura para ser la candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid por Podemos. Pretende sustituir, de este modo, a Íñigo Errejón, que partió para conformar su propio proyecto político, Más Madrid. Pocos días después del anuncio de Errejón, el entonces secretario general de Podemos Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, dimitía de todos sus cargos y cogía las riendas del partido una gestora nombrada por la dirección estatal con un mandato claro: crear una candidatura de Podemos para concurrir a las elecciones autonómicas y negociar con el resto de fuerzas políticas en favor de una confluencia a la izquierda del PSOE.

"Se están construyendo en la ciudad de Madrid otras candidaturas. Celebramos esto. Todas son necesarias para que la derecha no recupere el Ayuntamiento de Madrid. Y todas van a ser saludadas desde nuestra candidatura". Con estas palabras, explicaba el martes Serra en un tuit su postura con respecto a las próximas municipales en la capital. Mientras Manuela Carmena se presentará con Más Madrid, desde IU, Anticapitalistas y La Bancada lanzan Madrid En Pie. Podemos no participará en ninguna de las dos y Serra no tiene decidido su voto para el Ayuntamiento.

Con las encuestas apuntando a una victoria de las derechas y ultraderechas en la Comunidad y el Ayuntamiento, el mapa de la izquierda más allá del PSOE en la política madrileña es incierto. Para las autonómicas, IU Madrid y Anticapitalistas siguen con su hoja de ruta de crear una candidatura basada en primarias proporcionales, mientras que las direcciones de Podemos e IU estatales presentaban un acuerdo la semana pasada por la cual ambas formaciones se presentarían conjuntamente. Las bases de IU tienen que decidir al respecto en las próximas semanas.

Publicidad

Serra, proveniente de Anticapitalistas, es una persona cercana a los movimientos sociales y de fuertes convicciones feministas. A un día del 8-M, una jornada en la que el movimiento feminista tiene como reto conseguir el protagonismo del año pasado ante los constantes ataques de las derechas y ultraderechas, conversamos con Serra para conocer algo más de su proyecto y de cómo pueden dibujarse, finalmente, las candidaturas más a la izquierda del PSOE de cara a los comicios que, tras las generales de abril, repartirán el poder municipal y autonómico.

— Desde Podemos se proponía que la candidata a la Comunidad de Madrid fuera una mujer. ¿Qué importancia tiene para usted este 8-M?

"Es el movimiento feminista el que plantea una salida hacia el futuro"

— Para mí el 8-M tiene mucha importancia. Es el movimiento feminista quien está demostrando que hay una salida a la crisis social y política a la que estamos no solo para las mujeres, para el conjunto de la población. Este es el movimiento que está demostrando que hay posibilidad de construir un mundo mejor. Lo digo porque estamos en una tesitura en la que España está dejando de ser una excepción a nivel europeo y del mundo, donde se está extendiendo la extrema derecha. Frente a ese intento de llevarnos al pasado y de instaurar la precariedad como forma de vida -no hay nueva extrema derecha, es ultraliberal- es el movimiento feminista el que plantea una salida hacia el futuro.

La huelga va a ser también un éxito, hemos avanzado mucho como sociedad también culturalmente. Tras el 8-M del año pasado, se han generado muchos debates entre mujeres que tomaron conciencia de que podemos llevar cambios a nuestras vidas y para el mundo. Se han cambiado muchas conciencias, pero en el plano institucional y político hay síntomas de que no se están llevando a cabo medidas políticas que reflejen esos avances en la sociedad. Es el momento de que podamos llevar a cabo también esos cambios institucionales.

— Con respecto al año pasado, se han generado debates también entre las derechas y ultraderechas sobre la mujer, feminismo, lo femenino. ¿Cree que estos debates pueden paliar el éxito de la huelga de mañana?

"Feminismo es que todas las mujeres mejoremos nuestro nivel de vida"

— El bloque reaccionario está identificando a las mujeres y sus derechos como su principal enemigo. De hecho, el PP coloca al frente de su candidatura en la Comunidad de Madrid a una mujer, Isabel Díaz Ayuso, de cabeza, una persona claramente antifeminista que va a hacer la guerra contra todas nosotras. Aún así, no van a poder frenar los avances del movimiento feminista. Vemos también un intento de Inés Arrimadas de sumarse a la manifestación, no a la huelga, porque el año pasado hicieron el ridículo después de atacar la huelga y perdieron ese debate. Hoy se intentan sumar al feminismo, pero con una idea de feminismo liberal, que es neoliberal, que identifican el que algunas mujeres puedan acceder a puestos de poder con el feminismo.

No es así, eso no es el feminismo a mi modo de ver. El feminismo es que todas las mujeres mejoremos nuestro nivel de vida. Lo que nos pasa es por el hecho de ser mujer, no puede ser que una mujer que tiene una renta más baja, una precariedad vital mayor, sigan en condiciones de perjudicadas. Se suman al movimiento feminista porque es hegemónico, pero no lo van a poder frenar, de hecho, van a sumar su visión del feminismo a una idea mucho más colectiva, la del movimiento feminista.

— Propuso en la presentación de su candidatura una asignatura de Feminismo. Ha habido algunas dudas sobre cómo se puede implementar.

— Coincido con algunas voces en decir que necesitamos en la educación contenidos transversales. Esto es evidente y está aprobado en todas las leyes, la LOMCE, la legislación autonómica, en la Ley Integral contra la Violencia de Género del 2006... El problema es que ningún gobierno ha hecho nada para que se aplique, tampoco el PSOE ahí donde ha gobernado. En ese sentido, planteo esta medida en términos de que sería idóneo que el feminismo se diera de forma transversal en la educación, pero como es una asignatura pendiente, generar contenidos específicos hasta que se transversalice.

Es un consenso en nuestra sociedad que para acabar con la violencia machista, necesitamos educación. Las medidas punitivas que propone la derecha no funcionan. A pesar de que sea un consenso que la educación es necesaria para combatir la violencia machista, hay otros elementos estructurales en la sociedad en la que vivimos que, evidentemente, hacen que las mujeres estemos en una condición perjdicada. Esta medida puede ser un buen avance. Pensar cuáles son los contenidos de esta asignatura creo que deberían ser un debate para las personas que queremos una sociedad mejor: educación en valores, roles, derechos sexuales y reproductivos, historia de las mujeres invisibilizadas. Debatámoslos. Respecto a la implantación más formal, se podría aplicar en el ámbito autonómico o en una legislación estatal. Por eso, Podemos estatal recoge esta idea y la lanza también.

— El mandato que salió del Consejo Ciudadano Estatal a la gestora de Madrid tras la dimisión de Espinar era el intentar contactos con Errejón. Esto parece cada vez más lejano. ¿Lideraría un acercamiento a Más Madrid?

"La situación de Podemos es complicada tras la escisión de Errejón"

— Hay que reconocer que el hecho de que vayamos en dos candidaturas es un problema. Me parece una irresponsabilidad que quien fue elegido por las personas inscritas en Podemos tomara la decisión de iniciar un proyecto personalista propio. Eso ha generado problemas dentro de Podemos, la situación de hoy en Podemos es complicada tras la escisión de Errejón.

Yo voy a hablar, desde luego, con IU y con Anticapitalistas para generar una candidatura lo más amplia posible que planté un cambio real para la Comunidad de Madrid. Creo que Errejón y esta candidatura que conformemos tendremos que hablar. No sé si será voluntad suya llegar a algún acuerdo. En el caso de que hablemos, lo tendremos que hacer sobre proyectos y programas, a día de hoy no conozco el proyecto de Errejón, en términos concretos, para la Comunidad de Madrid.

— Desde que se ha postulado para la candidatura de Podemos, ¿ha mantenido algún contacto con IU Madrid?

— Conozco a bastante gente de IU, son compañeros de lucha desde hace mucho tiempo, también en los movimientos sociales. Evidentemente, he conversado con algunos de ellos. No he tenido reuniones formales que me hayan llevado a conclusiones concretas. En cuanto tenga el aval de los inscritos de Podemos, hay que respetar las primarias, es fundamental, hablaré con IU para trabajar por esa candidatura conjunta.

— Una de las ideas principales de IU Madrid y Anticapitalistas, en el proceso conjunto que han lanzado para la confluencia, es unas primarias proporcionales para la candidatura conjunta de confluencia. Esto es distinto a la propuesta que lanzaron las direcciones estatales de IU y Podemos, que ya establecen un reparto de puestos prefijados. ¿Estaría dispuesta a abrir un proceso distinto al que marca Podemos estatal para llegar a la confluencia?

— Tengo una aval de Podemos como candidata. Haré mi labor como candidata para llegar de la mejor forma posible a esa confuencia. Si implica buscar fórmulas para que sea una confluencia más favorable a los intereses, percepciones o visiones del resto de actores, pondré de mi parte. Es evidente que tengo que acordar algo así con la gestora de la Comunidad de Madrid y veremos el encaje que tenga con el acuerdo estatal planteado, que todavía no ha sido avalado por las bases de IU. No me niego a algo así, tiene sus elementos positivos, pero todo deberá ser de acuerdo a los diferentes actores que tienen capacidad de decisión en esto. No solo es la candidatura, también las direcciones.

— Hace algo más de un año, aún formaba parte de Anticapitalistas, defendía las primarias proporcionales para establecer las candidaturas. ¿Sigue pensando igual en este tema?

— Sí. De hecho, a día de hoy, el sistema de estas primarias es el más democrático que ha habido en Podemos desde las europeas del 2014. Cuando estaba pensando el dar el paso adelante o no, uno de los elementos que influía era el sistema de primarias de Podemos. Sigo defendiendo que la mejor forma de construir una organización que haga frente al poder económico y no se confunda con este es una organización democrática, con anclaje desde abajo, que el debate político se dé desde abajo. Todo eso, para mí requiere de sistemas de elección democráticos. Seguiré defendiendo que esta es la mejor forma para construir una candidatura real y me siento cómoda con el sistema de primarias que se ha decidido.

— ¿Y para la confluencia?

"Defendería primarias proporcionales, pero hay un acuerdo en otros términos"

— En el caso de que hubiese primarias, defendería un sistema proporcional. Pero ahora mismo hay un acuerdo de confluencia en otros términos, y yo tengo que respetar lo acordado y los procesos de otras organizaciones.

— ¿Cree que si hubiera tres candidaturas a la izquierda del PSOE, Más Madrid, Podemos y otra de IU y Anticapitalistas, sería un fracaso por parte de las izquierdas?

— Sí. Sería una irresponsabilidad absoluta por parte de todas las personas que estamos en esas candidaturas que hubiera tres a la izquierda del PSOE. Voy a hacer todo lo que esté de mi parte para que eso no ocurra. Comprendería a gente que quiere votar a una opción de izquierdas que se enfadase con nosotros.

— Ha hecho referencias en sus últimas apariciones a su voluntad de aportar a la feminización de la política. ¿Qué ha fallado en estos años de Podemos en el sentido de feminizar la política?

— Muchísimas cosas. Las mujeres y feministas dentro de Podemos hemos dado pasos adelante. Los compañeros han entendido que el feminismo no es solo poner a gente en lugares de responsabilidad, sino otra forma de mirar el mundo y es necesario poner en el centro políticas feministas. Ahora, creo que esos cambios no los podríamos haber dado si no hubiera un movimiento feminista como el que estamos viendo.

Creo que hay espacios en Podemos en los que nos juntamos nosotras para debatir, desde lo más concreto a lo más amplio, desde cuándo no tenemos condiciones de participar en igualdad respecto a los hombres porque no se nos cede la palabra, no se nos da información, hasta cuál es nuestro planteamiento sobre una economía que ponga los cuidados al centro, contra la violencia de género. Todo esto falta trasladarlo a espacios no solamente de mujeres, también espacio mixtos.

— Para terminar, le pregunto sobre la institucionalización de la política en los últimos años. Decían eso de "un pie en las instituciones y mil en las calles. Desde su propuesta como candidata, apela a que se empuje desde la calle, a que no vale con la política institucional. ¿Qué ha fallado en estos años?

"Claro Que Podemos sirvió para los primeros meses de Podemos, no para después"

— Por un lado, Podemos tuvo unos resultados inéditos gracias al 15M y a las luchas y movilizaciones sociales que habían esos años. Los años posteriores ha habido una ilusión en los institucional que ha hecho que muchos movimientos, que estaban empujando desde abajo, se vacíen. También han habido derrotas, de no conseguir victorias en lo institucional y eso genera un desgaste en los movimientos. También, el hecho de que muchas personas implicadas en movimientos se incorporaran a proyectos del espectro del cambio ha tenido consecuencias evidentes sobre los movimientos sociales. A su vez, en Podemos se ha generado una mayor institucionalización.

También han habido elementos en Podemos internos que han ayudado a esto. En Vistalegre I defendí, contra Claro Que Podemos, un proyecto más democrático y horizontal, que pudiera echar raíces en la calle con círculos que tuvieran posibilidad de decisión. El modelo que se eligió en aquel momento fue válido para los primeros meses de Podemos, pero no para lo posterior. Había una hipótesis que era que íbamos a ganar las elecciones y no se cumplió. Eso hizo que tuviéramos un modelo de organización que hemos arrastrado hasta ahora. Sigue siendo una tarea pendiente de todas las fuerzas del cambio que generemos espacios democráticos, de debate político, que permitan que la gente pueda estar activa políticamente sin estar pegada al aparato o a alguno de los sectores que hay en Podemos.

Hay un tercer elemento que tiene que ver con que las instituciones son un traje a medida de quien las ha diseñado. Si no tienes anclajes con lo social y las personas que desde la calle o sus casas piden otro tipo de políticas, es fácilmente adaptarte a las instituciones y olvidar para lo que habíamos venido. Esto no nos ha pasado, pero hay que estar alerta en este sentido. Tenemos que poner muchos más mecanismos contra el aislamiento que generan las instituciones.

Leave A Reply

Your email address will not be published.