Fricciones entre comunistas catalanes y españoles por las elecciones de abril

  • Comunistes, descontentos con la forma en que Catalunya En Comú ha configurado las listas, negocia para ir en coalición con ERC
  • Apuestan por que EUiA siga en la coalición de Colau, pero como partido exploran la opción soberanista
  • El PCE considera que no será entendible en el resto del Estado que un sector de EUiA pacte con independentistas

El conflicto territorial entre Catalunya y el resto de España se está convirtiendo en un terremoto que está cambiando todo el panorama político. También en el aspecto de alianzas y acuerdos entre las distintas fuerzas políticas catalanas y del resto del Estado de cara a la maratón de comicios que tendrá lugar durante los próximos meses.

De esta manera, Comunistes de Catalunya, el partido comunista catalán que lidera Joan Josep Nuet, negocia con ERC para incluirse en una coalición electoral en la que también participaría Nova, la plataforma de Elisenda Alamany. La coalición electoral catalana sería entre ERC y Sobiranistes, la plataforma de la que forman parte tanto Nova como Comunistes. Además, ERC cerraba junto a EH Bildu y, previsiblemente el BNG, otro acuerdo de cara a que las fuerzas soberanistas de izquierdas de Catalunya, Euskadi y Galicia formen un grupo parlamentario propio en el Congreso.

Comunistes, al mismo tiempo, defenderá el próximo miércoles en el Consell Nacional de EUiA que el partido hermano de IU en Catalunya siga integrado en Catalunya En Comú y concurra con esta coalición a las elecciones generales. Comunistes forma parte de EUiA y, además, tiene mayoría en sus órganos. De esta manera, se podría dar la rara situación de que integrantes de EUiA concurrieran en los comicios de abril en dos listas distintas, por Catalunya En Comú y por la coalición electoral con ERC.

Desde Comunistes ponen en valor su autonomía como partido político y aseguran que han negociado previamente con Catalunya En Comú para estar presentes en sus listas. La versión de Comunistes es que desde la dirección de Ada Colau querían elegir quién representaría a EUiA en las listas para las generales. Comunistes habría preferido guardar su autonomía ante esta situación. Además, este miércoles, en el Consell Nacional de EUiA, Comunistes defenderá que, una vez finalizado el ciclo electoral actual, EUiA celebre una asamblea con toda su militancia.

También este fin de semana, Catalunya En Comú cerraba sus listas al Congreso de los Diputados. El teniente de alcalde, Jaume Asens, encabezará la papeleta por Barcelona al Congreso haciendo tándem con la ya diputada esta pasada legislatura, Aina Vidal. El teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, el diputado y portavoz de En Comú Podem en el Congreso en los últimos meses, Joan Mena, y la senadora Maria Freixanet les siguen en la lista barcelonesa. Féliz Alonso y Àngels Pérez encabezan la lista por Tarragona. Joan Luengo y Maria Monge, por Girona. Jaume Moya e Inma Perera, por Lleida.

Al solo presentarse una lista, Catalunya En Comú no ha celebrado primarias, la militancia podía ratificar esta candidatura presencialmente este fin de semana. Los resultados han sido muy ajustados. De hecho, en Barcelona han habido más votos en blanco (38) que votos a favor (37). Algo similar ha ocurrido en Girona, donde la lista ha sido ratificada con 10 votos a favor, 15 en blanco y una abstención. Girona y Lleida han salvado los muebles para la dirección. Los resultados totales en toda Catalunya han sido: 83 a favor, 57 abstenciones y un voto en blanco.

Publicidad

La decisión de Comunistes de no participar en Catalunya En Comú y buscar una alianza electoral con ERC no gusta a los comunistas españoles. El PCE muestra su total desacuerdo con la decisión de la dirección de Nuet. El último Comité Central del PCE se hacía eco de esta posibilidad y marcaba la línea política del partido. “Un PSUC-Viu y una EUiA fuertes en Catalunya, incorporados consistentemente al espacio de Catalunya En Común, son una necesidad política para garantizar la normalización política”, decía la resolución. El partido comunista hermano del PCE en Catalunya es el PSUC-Viu, aunque mantiene buenas relaciones con Comunistes. Ambos están integrados en EUiA, la fuerza hermana de IU en Catalunya.

“Es un serio problema cualquier riesgo de ruptura de EUiA en estos momentos preelectorales, y ello tendría unas consecuencias políticas muy negativas para IU y para el espacio de Unidas Podemos, especialmente si sectores vinculados a EUiA aparecieran vinculados en este proceso electoral a opciones políticas soberanistas, que aunque argumenten su diferenciación con el independentismo, la realidad es que dicho matiz es inapreciable e inentendible más allá de Catalunya”, valora el PCE, prosiguiendo: “De ocurrir un escenario como el que se aventura, el PCE se pronunciará claramente y se desvinculará expresamente de cualquier proyecto electoral soberanista y/o independentista, y trabajará para que IU y EUiA aparezcan nítidamente desvinculadas de proyectos de esta naturaleza”.

Este escenario se aventura, y muy próximo. La ruptura entre el PCE y Comunistes, cuya relación había mejorado sustancialmente durante los últimos tiempos, sobre todo con la llegada de Enrique Santiago a la Secretaría General del PCE, puede darse en las próximas semanas. Una ruptura simbólica, pues orgánicamente estas dos fuerzas no se referencian entre sí.

Por parte de Catalunya En Comú, ha hablado esta mañana Joan Mena, su portavoz, quien es militante de EUiA, del sector crítico con Nuet. Sobre este tema, ha dicho: “EUiA está dentro de Catalunya En Comú por una decisión asamblearia de todas las personas afiliadas. El mandato que tenemos es un acuerdo asambleario. No se entendería que una decisión personal vaya en contra de los acuerdos asamblearios”. Sin embargo, es Nuet quien tiene mayoría en los órganos de EUiA.

Por eso, desde Comunistes apuestan por que EUiA siga dentro de Catalunya En Comú, pero como partido propio, Comunistes, tras no estar de acuerdo con las listas confeccionadas por la dirección de Colau para Catalunya En Comú, así como por diferencias políticas, explora la posibilidad de coalición con ERC, dentro de la plataforma Sobiranistes. Tras los comicios, se vislumbra una asamblea general de EUiA difícil. El dibujo político de las izquierdas cambia constantemente durante los últimos meses. En Catalunya, el conflicto territorial lo agranda aún más.

La dimisión de Xavier Domènech en verano como coordinador general de Catalunya En Comú ha derivado en que tanto Alamany como Nuet se distanciaran de la actual dirección. Alamany dejaba hace unas semanas el grupo en el Parlament de Catalunya En Comú. Ahora, Comunistes podría dar el siguiente paso, acercándose a ERC y abriendo un debate que, previsiblemente, en EUiA no se cerrará hasta después del ciclo electoral de abril y mayo. ERC vería con buenos ojos esta alianza para las generales, en línea con su hoja de ruta de “ensanchar la base”, de buscar complicidades con sectores de población que sin ser independentistas, son soberanistas y autodeterministas.