IU culminará su primera Asamblea Federal estando en el Gobierno del Estado el próximo 16 de enero

  • Alberto Garzón, actual ministro de Consumo, volverá a aspirar al liderazgo
  • “No hemos podido priorizar la capacidad de generar redes en la calle y construir organización desde la base y ese es uno de los retos próximos", dice Ismael González
  • “Queremos que la Asamblea Federal sea un debate honesto sobre cómo participar en el Gobierno y las contradicciones que tiene”

0

IU celebrará su XII Asamblea Federal el fin de semana del próximo 16 de enero, tras haberla aplazada de este verano por la pandemia. El cónclave de la formación izquierdista culminará una serie de debates que tendrán lugar durante los meses previos en las asambleas de base, provinciales y federaciones y que tendrán el pistoletazo de salida el próximo 19 de septiembre, si la Asamblea Político y Social así lo ratifica.

En la Asamblea Federal, renuevan documentos político y organizativo, así como la dirección. Alberto Garzón, actual ministro de Consumo, volverá a aspirar al liderazgo. Un líder que, en la actualidad, no cuenta con una oposición interna con fuerza, algo raro en IU. Además, la actual dirección aspira a que “cuadros jóvenes asuman responsabilidades de dirección”. Buena parte de los debates de la asamblea versarán sobre la participación en el Gobierno del Estado de IU, por primera vez en su historia.

A pesar de la pandemia, tal y como explica a cuartopoder el secretario de organización de IU, Ismael González, desde la dirección garantizarán “que el proceso sea lo más participativo posible”. Las circunstancias dificultan y ponen en duda que puedan ser encuentros presenciales, por ello, “desde la dirección federal facilitaremos herramientas de software libre para garantizar los debates online”. “Si la Asamblea Federal no puede ser presencial, que todas las enmiendas se puedan votar online: que hablen los ponentes, los enmendantes, se expongan las conclusiones y los oyentes, aunque estén en casa, puedan votar lo que les parezca oportuno”, explica González.

El responsable de organización, como integrante de la dirección saliente, que aspira a repetir, hace una valoración de lo que han supuesto estos cuatro años, desde que Garzón llegó al cargo de coordinador federal, y de los retos del porvenir. En lo interno, considera que han logrado “ampliar la participación democrática y hacer órganos más ágiles a la hora de repartir el trabajo”. “Hemos vivido tres referéndums y cinco o seis votaciones de primarias y listas y ha habido grandes debates, como el de las municipales, sobre cómo concurríamos a las mismas”, recuerda, y apunta: “La gente ha participado mucho en las decisiones, siempre se puede mejorar, creo que ha habido referéndums muy seguidos en el que hemos podido cansar a la gente”.

También hace autocrítica el dirigente. “Hemos flojeado en que habíamos planteado volcar nuestra organización en el conflicto y en la calle, sin embargo, con tantas elecciones, nos hemos centrado en un ciclo completamente electoral y en lo institucional”, evalúa. “De forma autocrítica, no hemos podido priorizar la capacidad de generar redes en la calle y construir organización desde la base y ese es uno de los retos próximos, aprovechar que se supone que tenemos más margen de tiempo sin elecciones para mejorar la organización en su mejor ámbito, los barrios y los conflictos sociales”, prosigue, describiendo como "lo mejor de IU su implantación municipalista o el perfil de sus activistas". “Hemos puesto en marcha la red de activistas, y el trabajo de la red de pensionistas ha sido brutal, el trabado de la red de feminismos, también, así como el de la red de medio ambiente y energía, por ejemplo”, añade.

González es consciente de que, ante las nuevas circunstancias sociales y económicas, el conflicto social estará más presente y la lucha de clases será más evidente. “Creemos que IU, en el ámbito social, laboral y movimientos sociales, tiene un reconocimiento como un actor coherente, que ha sabido respetar a las diferentes luchas”, explica, por lo que pone en valor a IU como herramienta para el nuevo ciclo político y social, destacando la “excelente relación” con los sindicatos, tales como CCOO y UGT, pero también CGT.

Confluencia Unidas Podemos

Para González, la valoración de la confluencia con Podemos y otras fuerzas políticas en Unidas Podemos es positiva, pues “ha servido para tener más presencia en muchos ámbitos institucionales e incidir en mejorar las condiciones de vida de las personas”. También propicia la autocrítica ya que “se ha perdido espacio electoral, esto hemos de analizarlo bien”. “Las confluencias no están como antes, ahora hay tres actores importantes: Podemos, IU y los comunes catalanes”, describe, recordando “los problemas en Galicia, donde hemos perdido la presencia institucional autonómica, también los que está habiendo en Andalucía o en candidaturas municipales”.

“Todo esto son elementos que nos tienen que hacer reflexionar y ser autocríticos, pero también valorar nuestra aportación en el espacio municipalista del cambio, lo que hizo Sánchez Mato en Madrid fue enorme y ahora está de actualidad, así como experiencias propias de IU en ayuntamientos como Conil o Rivas”, recopila. Volviendo a Unidas Podemos, el responsable de organización de IU considera que “necesita de una estructuración propia, normas de funcionamiento más regladas, mecanismos democráticos y participativos en la confluencia” y que “es necesario fortalecer las organizaciones para fortalecer el espacio, en nuestro caso, es necesario fortalecer IU para fortalecer Unidas Podemos”.

Por primera vez en el Gobierno

Buena parte de los debates del proceso que se desarrollen en los distintos niveles de la organización versarán sobre un hito histórico para IU, la presencia por primera vez en el Gobierno del Estado. “Queremos que la Asamblea Federal sea un debate honesto sobre cómo participar en el Gobierno y las contradicciones que tiene”, asegura, recordando que “tuvimos más dudas de entrar en el Gobierno desde la dirección que desde la propia militancia”, aunque reconoce que esta percepción “ha podido cambiar, pues estar en el Gobierno genera contradicciones”.

“Escucharemos con mucho respeto y honestidad lo que diga la militancia en este sentido, pues somos conscientes de que nuestra militancia tiene experiencia de gobierno, y esto, a veces, parece que se olvida”, declara González, recordando que “el ámbito estatal era la anomalía, pero IU siembre ha gobernado en ámbitos municipales y autonómicos”. Su valoración, no obstante, de formar parte del Consejo de Ministros es positiva: “En la pandemia, se ha visto claro que la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno ha hecho que se hayan adoptado medidas sociales que han ayudado a la gente a conllevar este drama y que hemos tenido influencia en las peleas ideológicas y programáticas en el Consejo de Ministros”.

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.

Leave A Reply

Your email address will not be published.