El #manifiesto sigue vivo

13
Varios bloggers preparan la reunión con el Ministerio de Cultura, el pasado mes de diciembre. Imagen: Flickr de Jesús Encinar.

Desde aquellos días de diciembre en que el #manifiesto corría por blogs, Twitter y Facebook, saltando a las portadas de la prensa nacional como ejemplo de rebelión internauta contra los ataques a la libertad de expresión en la Red, ha pasado mucho tiempo. Son apenas cuatro meses, pero parecen cuatro años. Y cuatro años no es nada, pero en esto es una vida. La unidad inicial de la mayoría de los que opinamos sobre ello, seguidos por cuatro o cuatro mil, ha sido un bonito espejismo muy alejado de la realidad, y el episodio de la reunión con los socialistas en Ferraz de varios firmantes del documento no ha hecho más que poner de manifiesto los serios problemas que tiene en nuestro país la representación de los usuarios de Internet.

Desaparecidas en la avalancha de opiniones diferentes las asociaciones que tratan de articular el movimiento internauta de manera formal, varios periodistas y bloggers intentan mantener el pulso a los creadores de la Ley de Economía Sostenible y sus redactores de apoyo enviados por el lobby de la industria cultural. En esa coyuntura fueron recibidos por una delegación del PSOE encabezada por Leire Pajín - algo destacable - y  contado en la prensa de una manera que daba a entender que la reunión era secreta, a pesar de ser conocida con carácter previo por más de un centenar de personas. Parecía que los asistentes habían entrado en el edificio por el garaje o, como comentaba a cuartopoder uno de ellos, algo parecido al suceso de Perpignan. Un encuentro de todo menos oscuro, que ya se había producido con otros partidos políticos, terminó pareciéndolo, y las fricciones en Internet surgieron como setas a los pocos segundos de publicarse la noticia. Nada nuevo, ya que las opiniones sobre la ley son tantas como internautas pululan por la web 2.0 española.

Utilizar las mismas armas que llevaron a La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos a introducir sus aspiraciones en el texto, es un síntoma de madurez del movimiento internauta, pese a las críticas recibidas por quienes están dejando su tiempo y esfuerzo en esta batalla. Algunos de ellos con más de una década a sus espaldas en las mismas trincheras a las que ahora se lanzan otros con más ganas que criterio. Usar la influencia personal, armarla en un colectivo más o menos reducido para llegar hasta quienes tienen capacidad de decisión, y después plantear unas exigencias lógicas y posibles, son decisiones tan naturales como escasas en los últimos meses, donde parece que con poner de vuelta y media a la SGAE uno ya tiene ganado el título de Juana de Arco de la Red. El planteamiento con el que algunos de los firmantes del manifiesto acudieron a la reunión es razonable y permite continuar con el diálogo abierto. Dinamitar los puentes, recurso utilizado cuando se está en medio de una huída, es práctica habitual de ciertos opinadores, pese a que las ventajas de esa actitud de cara al objetivo final estén por demostrarse.

Lo que queda para la reflexión es que la Ley de Economía Sostenible y su Disposición Final Primera caminan con paso firme hacia su aprobación en el Parlamento, y aquellos que se dedican a tratar de hacerla más garantista, arriesgando en ello mucho para ganar bien poco, son arrojados a los pies de los caballos por los que han hecho de la disputa sobre este tema un objetivo en si mismo. El manifiesto sigue vivo en la voz y las gestiones de los que participaron en su gestación, y eso debería ser considerado una oportunidad, más que un problema.

13 Comments
  1. bonhamled says

    Buen trabajo.

  2. cineypoesia says

    ¿Quien compra esto?:

    «Un encuentro de todo menos oscuro http://twitter.com/iescolar/status/11052244903 , que ya se había producido con otros partidos políticos»

    Es tan ingenuo tratar que le gente se trague eso que no merece ni responderse.

    Y quién lo compra con las rebajas de «sed maduros, hay que plantearle cuatro puntitos al gobierno para ver si cede en uno».

    O sea ¿quién compra «no os traicionaron pero sed maduros y pedir suaves reformas a la LES»?

    Por cierto Escolar ni es un veterano de las luchas en internet (tarifa plana, LSSI, LES) ni un ciberactivista. Es alguien cercano al poder político, concretamente al poder político del Partido Socialista, y por lo tanto una mala baza para negociar con gente que ya tiene presas su voto y su conciencia.

    Salud.

  3. Ion Antolin says

    A mí personalmente es que lo de no usar Twitter durante una reunión me parece más una cuestión de modales que de transparencia. Igual que pongo el móvil en silencio. Y en lo de @iescolar te equivocas, y no es una opinión.

  4. cineypoesia says

    La cuestión de modales tiene que ser con la gente que te respalda no con los que están en la trichera de enfrente. A unos les debes contar lo que sucede, a otros lo que la gente piensa.

    Y te digo lo que acabo de decir en twitter:
    Recuerden: el gobierno va a tener que introducir modificaciones debido al dictamen del Consejo de Estado y estos figuras estos figuras lo van a intentar vender como si fuera gracias a ellos #manifiesto

    Salud ingenuos.

  5. Ion Antolin says

    Sería la primera vez que alguien le hace caso al Consejo de Estado… no estaría mal.

  6. cineypoesia says

    No demuestras ser muy sagaz como periodista. Sin hacer caso de las recomendaciones del Consejo de Estado es muy difícil que otros grupos parlamentarios les apoyen en el trámite de la ley.

    Y aún con eso lo van a tener difícil.

    Dejo de monitorizar tu post. Tú único interés era sacarle las castañas del fuego a gente cercana al partido al que tú votas, no la defensa del #manifiesto y de los derechos en internet. Te interesan más los votos. Luego hablareis de politización y división cuando contáis los días que quedan para las elecciones.

    Hay que ser honesto.

    Salud.

  7. Ion Antolin says

    Tu actitud, como queda claro con las palabras que me dedicas, es lo que ha más daño está haciendo a esta batalla. No eres tú sólo, muchos en la red se dedican a señalar, catalogar. Terminaréis creando otra lista en la que meteréis a todos los que no dicen lo que queréis escuchar. Cada uno es libre de tomar el camino que quiera. La ley está bastante más aprobada de lo que crees. Ya te lo contaré.

Leave A Reply

Your email address will not be published.