Toros en libertad

17
Novillada en la Plaza de Toros de Palencia / Ion Antolín

De tanto repetirse, va camino de convertirse en clásico. Nadie parece saber en qué se fundamenta la alusión continua a la libertad, pero ya no hay postura política del Partido Popular que no se base en la perpetua presencia de esta palabra, a menudo mezclada con liberal, libertinaje y liberación en los conceptos que la rodean dentro de los discursos que nos arrojan desde el atril.

El último episodio, nueva aparición estelar de la libertad en boca de Mariano Rajoy, ha sido para defender la fiesta nacional en Cataluña. Nada se sabe de él en Canarias, donde gobierna junto a los nacionalistas del terreno y llevan dos décadas sin ver una corrida, gracias al trabajo de un señor que, casualidades del destino cruel y traicionero, hoy pertenece a la nómina de cargos del Partido Popular. Desaparecido sobre el tema canario, Rajoy amaga con volver a dar trabajo al Tribunal Constitucional - ¡¿Otra vez?! - para proteger las corridas de toros en el resto de España, en defensa de la libertad. Oh! Libertad, que tendrás.

El ejercicio de la libertad según el aspirante a presidir el Gobierno de España, entiendo, es que nosotros, ciudadanos libres, podamos optar libremente a acceder a recintos cerrados donde se tortura un animal hasta darle muerte por la vía de la espada, previa sangría con otros artilugios diseñados al efecto. Pronostico que, si la iniciativa de Mariano Rajoy prospera, volveremos a tener en nuestro país una eclosión de otros tradicionales espectáculos con animales, tales como las peleas de perros y gallos (a muerte por supuesto, que para eso somos españoles, y los bichos también) o, si algún empresario de éxito se anima, disfrutar de esos históricos espectáculos que nuestra herencia romana hace que llevemos en la sangre. Rollo Gladiator.

Aquellos que defienden las corridas de toros podrán tener muchos argumentos para pelear por lo que creen justo. Poner por delante la libertad, es un chiste malo. Rajoy ha dicho: “Estoy a favor de que quien quiera ir a los toros, vaya; y que quien no quiera ir a los toros, no lo haga.” De acuerdo. Comencemos por el toro. Si monta por decisión propia en el camión que lo llevará al matadero, convertido en plaza teñida de rojo y gualda con albero de Alcalá de Guadaira, allá él. Si tras el primer arpón de una banderilla clavado en su cuerpo decide coger la puerta por la que entró, que se abra y salga con calma. No lo llamen manso, como hacen ahora. Si se tiene tanto apego por la libertad, llévese su defensa hasta las últimas consecuencias. En todos los ámbitos. Cada vez que se hable. Defienda, señor Rajoy, la libertad para contraer matrimonio con la persona a la que se ama, y no ponga trabas semánticas para teñir de polémica algo tan bonito como el amor entre dos personas. No incluya la libertad en un debate como éste, donde un animal yace al final del espectáculo en medio de un charco de sangre, mientras espera que un subalterno de tercera le quite la vida y ponga fin al sufrimiento dividido en tercios que acaba de soportar. Y no me diga que el toro no tiene otro destino. Que su misión es morir en la plaza. Porque entonces tendremos que empezar a sacrificar a jirafas, hipopótamos y demás animales de la creación, cuya existencia transcurre placenteramente tras nacer, crecer y reproducirse, si pueden. Pobre toro bravo, al que algún garante de la libertad un día le asigno tan macabro destino. Qué bonitos los toros... en libertad.

17 Comments
  1. Somatolin says

    todo el día con la dichosa palabrita en la boca menos en lo que interesa. en el aborto tampoco se le oye hablar de libertad ni nada por el estilo. siempre lo mismo.

  2. sole says

    Libertad es ir si te apetece a ver los toros y no, el no poder ir porque unas personas que poca cosa tenian que hacer les ha apetecido prohibior los toros (y eso que yo que quede claro no soy taurina) pero respeto a la gente que lo es y en Cataluña no se respeta ni a estos ni a muchos más como por ejemplo los que hablan ESPAÑOL. AH en Canarias la Gente decidió no ir a los toros no se lo prohibieron. Tendrán que prohibir también LA CAZA y La PESca también es maltrat no?

  3. León says

    Menos mal que los que mezclan política y toros son los catalanes. Ahora llegas tú y lo mezclas con el idioma. 400 abonados tiene la Monumental de Barcelona. No parecen 400 personas muy representativas de una sociedad ¿no? A mí me parece que los catalanes, con la voluntad expresada en sus representantes, también han decidido libremente proteger a TODOS los animales de la tortura.

  4. David says

    @sole, ¿cómo eres capaz de decir tantos despropósitos en tan poco espacio, sin reflexionar sobre lo que has escrito? 1. Los toros en Canarias están prohibidos desde 1991, te guste o no, es una realidad fehaciente. Puedes decir todo lo que quieras de que a la gente no le gustaban, la realidad es que en Cataluña tampoco levantan furor. Así que si el argumento es aplicable a un sitio, lo es al otro. Lo curioso es que las dos normas, más allá de interpretaciones, fueron discutidas bajo un único argumento: la prohibición del trato vejatorio a los animales. 2. Libertad, siempre bajo tu prisma, es poder ir con burka. Libertad, bajo tu perspectiva, es poder ablar a tus hijas. Libertad, según tu opinión, es desvestir de toda moralidad la legislación. Por el contrario, seguro, segurísimo, cuando entran en escenas temas como el aborto o el matrimonio entre homosexuales, tanta libertad te debe de parecer ofensiva, ¿no?. 3. No es necesario mentir. Sabes, hace años, el cuento de que los catalanes comían bebés y tal, podía colar, pero en los tiempos que corren, con todas las tecnologías de comunicación que hay a nuestro alcance, ya nadie se cree eso de que en Cataluña no se respeta a aquellos que hablan español. Para empezar, la mayoría de población habla en español, así que si partimos desde ese punto, lo llevas crudo. De hecho, si de verdad quieres defender el español, te aconsejaría que primero aprendieses a escribirlo correctamente antes de quejarte del supuesto maltrato que sufre en otras tierras. 4. Efectivamente, la caza y la pesca, cuando es por motivos «deportivos», debería de prohibirse. Si las cosas fuesen como deben ser, sólo se permitiría como recurso de control de la población animal. Aunque parece que te olvidas que el punto importante es la tortura previa a la muerte y el espectáculo que se hace de ello. Pero vamos, si te gusta mezclar churras con merinas, sigue adelante.

  5. Javier says

    A mi me parece mal que quiten la fiesta de los toros, porque al final quien decide si si o sino han sido los políticos. No ha habido un referendum y una coma como esta es muy seria. En el momento que los gobiernos, da = que sean autonómicos o central te dictan lo que se puede y lo que no están marcando la vida de la ciudadanía. Por ejemplo: Fumar en espacios públicos ( se prohibio) Se acabo la libertad para los fumadores.
    No entiendo porque quitarlos de golpe y porrazo, cuando forma parte de nuestra identidad.

    Si hay maltrato, es un abuso, lo reconozco, pero el torero se la juega. De ahi que haya tantas cogidas!!!

    Sinceramente es un tema muy complicado porque lo que yo no entiendo porque en ciertos lugares de españa se abren más plazas y en cataluña se cierra.

    Me pregunto: Será la sociedad catalana más avanzada que el resto del país????

  6. David says

    @Javier, decir que los políticos deciden es redundar. Los políticos, en democracia, siempre en teoría, son los artífices de la voluntad del pueblo. Así que, si creemos en la democracia, diremos que se ha llevado a término la voluntad de la mayoría de la sociedad catalana. En este caso, es algo perfectamente contrastable por el bajo éxito de las corridas de toros en esta comunidad.

    En cualquier caso, me parece poco razonable que se exija un referéndum para algo tan superfluo como el asunto taurino, y por contra nos parezca normal que no se nos pregunte directamente a la hora de legislar sobre educación o salud, que son, indiscutiblemente, dos temas de bastante más calado.

    Luego, que el torero se la juegue o no se la juegue, poco tiene que ver con el tema en cuestión. Si pusieras dos gladiadores combatiendo a muerte, también se podría argumentar que los dos se la juegan y ellos verán. El caso es que una sociedad civilizada no se podría considerar tal si permitiese tal espectáculo. Que viene a ser lo que pasa con los toros.

    Y en cuanto a las libertades cercenadas. Mencionas el tabaco. Como no fumador, nadie puede anteponer su derecho a matarse a mi derecho a no morir. Así que el derecho de los fumadores termina donde colisiona con el de otras personas. Es, a diferente escala, como el que a los cleptómanos no se les consienta robar. Y mira que estos no lo hacen por capricho, sino que no pueden evitarlo, porque están enfermos. Sin embargo, la ley prohíbe su conducta. Así que, ¿por qué cercenar la libertad de los cleptómanos? La solución es sencilla, porque su libertad entorpece la de otros.

    Luego, sobre si Cataluña es más avanzada, se puede considerar que en este aspecto lo es. Al menos más que la grandísima mayoría. De hecho, todas menos Canarias, que demostró estar a lustros de los demás en lo referente al caso que nos atañe. Luego habrá otros aspectos en los que vaya con el pelotón y en algunos en los que vaya a la zaga. Pero no me cabe duda que prohibir el maltrato de animales es un paso adelante, social y cívico.

  7. Sole says

    @ David a ver si sabes distinguir entre una errata de ordenador o escribir bien o mal, me gustaría saber lo bien que escribes tú el español y también respetar la opinión contraria o eres de los que o estan contigo o los demas se equivocan. yo he dado mi opinión tan respetable como la tuya , o quizá tú no lo creas así, seguro que consideras que la tuya es mejor, como no.

  8. David says

    @sole, por supuesto que tu opinión no es respetable, porque no es una opinión, es una mentira. Dices que en Cataluña no se respeta a los que hablan español, y eso es falso. Y te lo digo yo, que hablo español y vivo en Cataluña. También dices que en Canarias no prohibieron los toros, lo cual tampoco es verdad. Así que si buscas respeto, al menos cíñete a la realidad. No se trata de creer tener la razón en todo, se trata de opinar basándose en hechos reales.

    Y sé distinguir entre erratas de ordenador y escribir bien o mal, sino no habría dicho lo que he dicho.

  9. sole says

    @ David eres un listillo de los que solo piensan que saben ellos no voy a entrar en discursiones absurdas con alguien tan egocentrico, pensar que sólo tienes razón tú no es de listos si no má bien todo lo contrario, por otra parte paso de esta polémica porque te la podría argumentar pero no merece la pena. Hasta siempre

  10. David says

    @sole, no es que crea que sólo yo sé o sea tremendamente egocéntrico. Hay mucha gente que sabe muchísimo más que yo, faltaría más. Eso no quita que lo que tú estás diciendo sea mentira. Y lo podrás argumentar como te de la gana, pero no dejará de ser una burda falsedad.

    Ahora bien, cada uno es libre de defender los puntos de vista que le de la gana, sea pro o anti taurino. Eso sí, siempre desde la veracidad y, a ser posible, sin mezclar cosas que no viene a cuento mezclar.

  11. sole says

    @David, te aseguro que lo que yo defiendo es siempre desde la veracidad, y a tí no te tengo que argumentar nada, pero te aseguro que lo que digo no es una burda falsedad, no es mi estilo ni nunca lo ha sido, lo digo con conocimiento de causa porque lo he vivido, te guste o no,así es.

  12. David says

    @sole, en el mejor de los casos se trata de una generalización. De un caso aislado magnificado y extrapolado a toda una población. Los datos son que la mayoría de la gente en Cataluña habla el español por encima del catalán, así que difícilmente se puede decir que los castellano parlantes no son respetados en Cataluña. Seas consciente o no, lo que dices no es cierto. Por poner un símil, el padre de un amigo no cree que el hombre haya llegado a la Luna. No voy a decir que en Cataluña no creen que el hombre ha llegado a la Luna porque hay un caso aislado que así lo piensa (o más, pero una minoría al fin y al cabo).

    Luego lo de Canarias es blanco sobre negro. Se prohibieron las corridas en 1991. No puedes decir que no se prohibieron, sino que la gente dejó de ir. No es verdad. No había interés y se prohibieron. Tal vez porque las dos cosas iban de la mano, quién sabe. En Cataluña tampoco hay interés y también se han prohibido. La diferencia es que mientras que la mayoría de los que vivimos en Cataluña estamos contentos con la medida, los que viven fuera se meten donde nadie les llama e insultan aprovechando la coyuntura. No recuerdo ningún revuelo cuando en Canarias se tomó la misma medida. Una medida promovida por un actual miembro del PP, todo sea dicho.

  13. sole says

    @David, Sin comentarios don Perfecto, si lo que quieres es que te de la razón, pues punto para tí ya está,me da exactamente igual. Donde yo vivo te aseguro que se respeta a todo el mundo sin ningun caso aislado. y no se si has leido todos mis comentarios o te has fijado en lo que a tí te ha apeticido pero yo empezé diciendo que era antitaurina así que no me tienes que contar nada.

  14. sole says

    @David. Se me olvidaba no se si piensas o algo por el estilo ya que te intentas justificar que yo tengo algo en contra de Cataluña, te puedo asegurar que NO en Absoluto esa más tengo buenos amigos Catalanes a los cuales aprecio mucho, por si pensabas lo contrario

  15. David says

    @sole, ¿se respeta a todo el mundo, sin ningún caso aislado? ¿Dónde vives? No suena como un lugar en la Tierra. Seguro que hay una minoría que no respeta a los inmigrantes o a los homosexuales o a los mendigos o a los gitanos o a los yonkis. Sin embargo, no voy a decir yo que, vivas donde vivas, allí no se respeta a estos colectivos. Menos cuando la mayoría de la población estuviese integrada por dichos colectivos.

    Y sí, he leído tus comentarios. No sé de dónde deduces que pienso que eres pro-taurina. Yo lo que te discuto, por si no te ha quedado claro, es que digas que en Cataluña no se respeta a los que hablan español y que en Canarias no se prohibieron los toros. Dos afirmaciones que son irremediablemente falsas.

    Luego, todo esto de don perfecto, listillo y tal, pues ya sabes, te lo metes por donde te quepa, que yo no te he faltado. Si te pica que te rebata con argumentos lo que dices, te rascas. No necesito que me des la razón, solo que si puedes rebatir lo que digo, lo hagas, si no, no recurras al ataque personal.

    En fin, esto no tiene vuelta de hoja ya. Me alegra que no tengas nada contra Cataluña y tengas amigos catalanes. Cosa difícil de deducir por tu primer comentario en esta noticia, por cierto.

  16. sole says

    @David sin comentarios, no merece la pena, no merece la pena,

Leave A Reply

Your email address will not be published.