Sarkozy se rodea de los gigantes de internet

0
Nicolas Sarkozy, ayer, en uno de los actos previos a la cumbre del G-8, que arranca el jueves. / Elysee.fr

París será la capital de internet hoy y mañana. Citados por Nicolas Sarkozy, buena parte de los gigantes de la red debatirán sobre su impacto en la sociedad actual en un evento que precede a la cumbre del G8, que se inicia el jueves. La agenda oficial del e-G8 Forum, bajo el título de Internet: acelerando el crecimiento, tiene un marcado contenido económico. Los aspectos políticos parece que han sido dejados de lado a propósito. Incluso, los más críticos aseguran que todo será una cortina de humo para que Sarkozy pueda hacer proselitismo en favor de su visión de una "internet civilizada".

Entre los participantes del e-G8, que abre hoy martes el presidente francés, están el presidente de Google, Eric Schmidt, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, el presidente de Amazon, Jeff Bezos, o el dueño del gigante multimedia News Corporation, Rupert Murdoch. También acuden al evento empresas como eBay, Microsoft o Twitter y las principales operadoras de telefonía y fabricantes de tecnología del mundo.

Quienes no estarán serán los internautas. Aunque el fundador de la Wikipedia, Jimmy Wales, o uno de los líderes de la Fundación Fronteras Electrónicas como John Perry Barlow, participan en sendas mesas de debate, varios colectivos europeos han denunciado esta cumbre como una mascarada con la que Sarkozy tendría su foto con los grandes de la red al tiempo que extiende su particular visión de internet.

"A pesar de una retórica aparentemente inofensiva,  el foro e-G8  es una cortina de humo para ocultar el control creciente de los gobiernos sobre Internet.  Nos encontramos en un momento crucial en la historia donde los ciudadanos deben tomar medidas para mantener el control de una red abierta y universal", escribe Jérémie Zimmermann, portavoz del colectivo francés La Quadrature du Net. Para esta organización, la intención de Sarkozy ha sido siempre utilizar su presidencia del G8 para imponer el concepto de  una Internet civilizada.

Tal expresión la escribió el presidente francés en una carta a su antiguo ministro de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, poco después de éste saber que iba a organizar una conferencia internacional sobre la libertad de expresión en internet. En la misiva, se destila la visión de orden que tiene Sarkozy de la red: buena para hacer negocios pero un lugar que hay que enbridar con leyes para proteger la propiedad, en especial los derechos de autor. Según recoge el diario Le Figaro, la anunciada conferencia donde se iban a tratar aspectos tales como la ciberdisidencia o las herramientas tecnológicas que Francia podría aportar para combatir la censura en la red fue anulada, quedando sólo este económico e-G8.

Aunque uno de los debates de la cumbre será sobre las nuevas herramientas para la libertad (donde acuden algunos testigos de las revoluciones árabes), La Quadrature du Net y una serie de colectivos de ciberactivistas sostienen que el presidente francés ha tomado su visión de la red de las autoridades chinas. "Nos venderán esta política usando palabras como democracia y responsabilidad, pero solo hay que fijarse en sus actos". Sarkozy tiene en su haber la aprobación de la ley Hadopi, que permite desconectar a ciudadanos de Internet o la LOPPSI, que habilita la censura de contenidos online. Temen los ciberactivistas que su ejemplo cale entre el resto de los poderosos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.