¿Por qué se han compartido menos fake news sobre el 26M?

  • Facebook, Google y Twitter han firmado un Código de las buenas prácticas contra la desinformación
  • Las principales redes han lanzado herramientas que permiten verificar datos y noticias, así como aplicaciones de transparencia publicitaria
  • Según un estudio de la Universidad de Oxford, se han compartido “muchas menos fake news” de lo esperado de cara a los comicios europeos

Las redes sociales y las principales compañías de Internet se enfrentan a un difícil reto cada vez que se acerca una cita electoral. El temor a posibles injerencias externas a las naciones en las que se celebran los comicios y, sobre todo, a que la proliferación de noticias falsas o fake news pueda desvirtuar las campañas y los resultados finales, ha provocado que, de cara a las Elecciones Europeas del próximo domingo, las grandes compañías online hayan realizado grandes esfuerzos para garantizar el libre desarrollo de los procesos electorales.

En este sentido, la Unión Europea solicitó hace más de un año a los principales actores del sector su colaboración e implicación activa para evitar en la medida de lo posible la manipulación online en el desarrollo de los comicios europeos del 26 de mayo. Google, Facebook y Twitter firmaron el “Código de buenas prácticas contra la desinformación”, por el que se comprometían a informar mensualmente a la Comisión Europea sobre las medidas que fuesen adoptando de cara a las elecciones al Parlamento Europeo.

Cuando acaba la campaña electoral, el organismo supranacional ha agradecido a las distintas plataformas online su implicación “sin precedentes”. Según un estudio elaborado por la Universidad de Oxford (Reino Unido), de cara al 26-M se han publicado y compartido en redes sociales “muchas menos noticias falsas de lo esperado”. El estudio señala que sólo el 4% de las noticias publicadas en redes sociales referentes a las próximas elecciones podía ser considerado desinformación, mientras que en otros procesos el porcentaje ha llegado a rondar el 20%.

Publicidad

Según el estudio, el 34% de los internautas europeos sólo ha compartido noticias fiables procedentes de los principales medios de comunicación. El descenso de las fake news ha sido generalizado en todos los países europeos analizados excepto en Polonia, donde han llegado a sobrepasar el 21% del total de los contenidos compartidos en redes sociales como Twitter.

Las medidas adoptadas por las principales plataformas online han contribuido sin duda al “batacazo” de las fake news referentes a las Elecciones al Parlamento Europeo del próximo domingo. Estas han sido las herramientas que han puesto a disposición de los usuarios tanto las redes sociales como el principal buscador de Internet:

Google

El principal buscador a nivel europeo, que atesora una cuota de mercado cercana al 98%, adoptó nuevas medidas para mejorar el control de la publicidad en la Unión Europea. Entre otras, ha elaborado un informe de transparencia sobre publicidad política y ha lanzado una biblioteca online que permite consultar la procedencia de la financiación de todos los anuncios políticos, a quien se han dirigido o el importe gastado en cada campaña. Los resultados se pueden filtrar por país o formación política, entre otras variables.

Google también ha lanzado dos funciones que permiten verificar datos a través del buscador. Con la herramienta “Fact Check Markup” los periodistas pueden añadir etiquetas a sus informaciones para que el buscador verifique la autoría de los datos, quién pronunció una declaración, en qué contexto… Al hacerlo, sus contenidos aparecerán destacados como fiables en los resultados de búsqueda de los usuarios. Además, con “Fact Check Explorer” los informadores pueden encontrar fuentes verificadas para sus contenidos.

También se han creado nuevas API para permitir a los desarrolladores que creen aplicaciones para verificar información. Muchos medios de comunicación las han adaptado para dotar a sus portales de este tipo de herramientas con la que los usuarios podían comprobar datos, hechos y declaraciones.

Además, en los países en los que Google News está disponible -en España el servicio está cerrado desde 2015- la compañía ha creado una sección especial con noticias destacadas y verificadas sobre las elecciones europeas de 2019. Por su parte, también se ha creado un portal especial de Google Trends sobre las elecciones europeas que ofrece datos específicos sobre los comicios, centrándose en las preguntas más realizadas por los internautas y los candidatos más buscados de cara a la cita electoral del 26-M.

YouTube

Por primera vez, Google ha adoptado medidas específicas para reducir la desinformación en YouTube, su portal de vídeos. Por ejemplo, en siete países, entre los que se incluye España, ha creado la sección “Top News”, en la que se se destacan noticias verificadas proporcionadas por medios audiovisuales. Junto a ella, se activa también la función “Breaking News” cuando ocurren noticias de última hora.

La compañía ha incluido también etiquetas de transparencia en los vídeos, indicando qué canales son de editores que reciben financiación pública o por parte del Gobierno. También se señala qué informaciones han sido financiadas por partidos políticos. Con esta información de contexto, los usuarios pueden entender mejor el contenido de las noticias que se muestran en YouTube.

Facebook

Facebook también ha realizado cambios en su algoritmo para evitar que las noticias procedentes de fuentes de información dudosas logren viralizar en la plataforma. Para reducir el alcance de estas noticias sesgadas la red social se ha aliado con 21 verificadores de información locales en 14 países -en España con Newtral, la agencia AFP y Maldita.es- que revisan y puntúan la fiabilidad del contenido que se comparte en Facebook.

Cuando un verificador determina una noticia como falsa, ésta se muestra menos en el feed de los usuarios, reduciendo considerablemente su distribución. Las páginas y medios que publiquen repetidamente contenidos etiquetados como falsos verán también su alcance reducido, e incluso se les puede retirar la capacidad de monetizar sus informaciones o de anunciarse en la plataforma.

Facebook también ha eliminado cuentas que violaban sus condiciones de uso y ha introducido una nueva variable, llamada Click Gap, que permite identificar las informaciones relevantes y aquellas que sólo buscan el click fácil analizando el porcentaje total de clicks que obtiene una publicación.

De la misma manera, la red social ha creado un botón llamado “Contexto” que muestra más información sobre la fuente del contenido -por ejemplo, un enlace a la Wikipedia- y también sobre los lugares en los que ha sido compartido. En las páginas de cada medio también se han incluido indicadores que permiten ver si es un productor habitual de noticias de baja calidad y si incluyen elementos de verificación: si cuenta con un código ético, una política de cambios y rectificaciones, quiénes son sus propietarios, su equipo editorial…

Twitter.

Por su parte, Twitter ha añadido de cara a las Elecciones al Parlamento Europeo una nueva opción que permite a los usuarios denunciar tuits que consideren que comparten información engañosa relativa al proceso electoral.

La nueva función se encuentra al pulsar sobre el icono situado en la esquina superior derecha de la caja de todo tuit. Allí, en el apartado “Denunciar Tweet”, aparece un formulario que el usuario puede emplear para denunciar un contenido y explicar las razones que le han motivado a llevar a cabo tal acción. Entre las opciones posibles, desde hace una semana aparece “Contiene información engañosa sobre cómo votar”.