La bandera de la independencia ondea de nuevo en la región marroquí del Rif

Imagen de una de las manifestaciones con tres banderas "independentistas" a la cabeza. / dalil-rif.com

No es la primera vez que ocurre pero sí cuando ha sido exhibida de la forma más pública y abierta. La bandera de Abdelkrim, que simboliza la independencia del Rif, ha vuelto a ondear en esta abrupta región del norte de Marruecos, donde el líder rifeño instauró una república entre los años 1921 y 1926. Se trata de un hecho que vuelve a poner sobre la mesa la siempre tensa relación entre esta zona y el Gobierno de Rabat. El nuevo desafío a la monarquía alauita se produce en medio de otra revuelta social en el Rif que ha provocado graves disturbios, numerosos detenidos y una decena de policías heridos.

De acuerdo con diversas fuentes locales, como la página web en castellano Alhucemaspress.com, todo comenzó el viernes 2 de marzo en Beni Bouayach, al ser detenido por policías de paisano Bachir Benchaib,  un conocido activista del 20F, el movimiento juvenil que inició en Marruecos protestas semejantes a las de Túnez y Egipto.

Publicidad

Durante el fin de semana, se convocaron varias manifestaciones exigiendo la puesta en libertad del detenido y el lunes, día 5, una multitud salió de Beni Bouayach con la intención de llegar a Alhucemas, principal ciudad de este distrito, ya que estaba previsto que el detenido pasara a disposición judicial. Fue en esta marcha donde se pudieron ver cómo ondeaban, sin disimulo alguno, varias banderas de la República del Rif (roja con un rombo blanco, una media luna y una estrella verdes), mientras algunos de los manifestantes coreaban consignas a favor de la independencia de esta región. Otros participantes lucían la bandera tricolor amazigh –azul, verde y rojo-, símbolo de los pueblos bereberes que, como los que habitan el Rif, también pueblan otras zonas montañosas de Marruecos (montes Atlas), Argelia (Kabilia), Libia (montes Nafusa) y el Azawad situado entre Argelia, Malí y Níger.

No es la primera vez en el Rif que se lanzan consignas independentistas. Además del “estado” instaurado por Abdelkrim tras diezmar las fuerzas del general Silvestre en Annual, hubo planes para declarar la independencia en plena Guerra Civil española, cuando España abandonó “el protectorado” en 1956 y, dos años más tarde, en 1958, durante la revuelta general que fue aplastada de forma sangrienta por el Ejército marroquí.

Desde entonces, el Rif se ha convertido en una conflictiva región donde el abandono gubernamental, la pobreza y la represión han alimentado el creciente sentimiento anticentralista de sus habitantes, cuya cultura y lengua (la amazigh) es distinta de la árabe oficial. Estas aspiraciones fueron recogidas por el Partido Democrático Amazigh de Marruecos (PDAM), partidario de la autonomía y cuya expeditiva disolución por el rey Hasán II volvió a provocar en 2008 una fuerte contestación popular. Precísamente, uno de los  principales cambios introducidos por Mohamed VI en la Constitución para frenar el movimiento democrático consiste en reconocer oficialmente la lengua amazigh y crear unos consejos regionales, de carácter electivo, que funcionarían a semejanza de los consejos departamentales de Francia.

Policías antidistubios bloquean la carretera y las laderas del monte. / dalil-rif.com

La mezcla de marginación y sentimientos autonomistas ha vuelto a aflorar con la revuelta de Beni Bouayach. De acuerdo con estas informaciones, al llegar la marcha de Beni Bouayach a las proximidades de Alhucemas, se encontró con una barrera policial que le cortaba el paso, por lo que los manifestantes decidieron dirigirse a Axdir, donde Abdelkrim tenía emplazada su Administración. Allí izaron una de las banderas independentistas, precisamente en la casa utilizada por el líder rifeño para gobernar la República, un simbólico gesto que no ha pasado desapercibido a las autoridades.

La tensión aumentó de forma considerable en la madrugada del 7 al 8 de marzo. En ese momento, decenas de vehículos policiales irrumpieron en el centro de Beni Bouayach para disolver la asamblea permanente que, delante del Ayuntamiento, seguía reclamando la libertad de los detenidos. Según los datos suministrados por los medios locales, la actuación de la Policía fue de extrema dureza, produciéndose nuevas detenciones y generalizándose los enfrentamientos.

Las fotografías y vídeos difundidos por internet, muestran el uso de cañones de agua, gases lacrimógenos, coches incendiados y helicópteros que sobrevuelan los alrededores de la ciudad, ya que muchos manifestantes han buscado refugio en los montes cercanos. Días después, comenzaron a tenerse noticias de actos y concentraciones de solidaridad no solo en otras localidades rifeñas, como Imzouren, Baukidan, Alhucemas o Nador, sino también en ciudades de Marruecos más alejadas del Rif, como Tetuan, Tánger, Casablanca, Fez e, incluso, la sureña Marrakech.