Beppe Grillo: "El problema económico desembocará en el desorden social"

4

Lucia Magi *

Beppe_Grillo_M5S
Beppe Grillo, durante una rueda de prensa en Roma, el pasado 21 de abril. / Efe

ROMA.– A Beppe Grillo no le gusta estar en Roma. El líder carismático del Movimiento Cinco Estrellas, ganador moral de las elecciones de finales de febrero con el 25% de los votos y hoy en la oposición al neonato Gobierno, prefiere mirar el ajetreo político desde su mansión, en las colinas de Génova. O subirse a su auto caravana y pararse pueblo a pueblo para hacer comicios en las plazas, en los mercados, en las industrias. No puede quedarse alejado de su público.

Publicidad

Este fin de semana, algunos de “sus” diputados y senadores viajaron a Madrid para encontrarse con miembros de la asociación Democracia Real Ya, uno de los colectivos que organizaron el 15M. Algunas instancias les unen: sobre todo, ambos contraponen la participación directa a través de la Red a la democracia representativa. Para ellos, solo la primera es profunda y real, mientras que en la segunda anidan las hipocresías y oportunismos de los partidos tradicionales, que condenan sin posibilidades de redención.

Grillo se encuentra en medio de una tormenta en Italia, precisamente sobre la forma de gobierno elegida tras las elecciones: un gabinete de amplios acuerdos entre la coalición de izquierdas y la de derechas, que arrincona en la oposición al Movimiento 5 Estrellas (M5S). Tras el acuerdo entre Partido Democrático y Pueblo de la Libertad que confirmaron como jefe de estado a Giorgio Napolitano y crearon una Ejecutivo “de unidad”, el excómico no se cortó ni un pelo en sus declaraciones: “En Italia está en marcha un golpe de Estado”.

Cuando se le pregunta, en una entrevista telefónica, si no cree que se le ha ido la lengua, él contesta: “No, para nada. Existen muchos tipos de golpes: los hay con el ejercito y los hay mórbidos. Este es así, mórbido, ocurrió de noche y fue teledirigido por las fuerzas que gobiernan en Italia: las agencias de rating americanas, Bruselas, los bancos. Los líderes de tres fuerzas políticas se reunieron a las cuatro de la madrugada y decidieron cosas insólitas, como seguir en el programa de Monti [el Gobierno anterior a las elecciones, de tecnócratas], como confirmar en su cargo al mismo Presidente de la República y como esa gran componenda que dio vida a una especie de gran pensamiento único, el Gobierno de amplios acuerdos. En este país llevamos 30 o 40 años sin decidir nada. Hemos cedido soberanía popular, económica y monetaria”.

Es como si en Italia existiera una dictadura, comenta, aunque de un tipo distinto a la fascista que el país sufrió durante 20 años y de la cual se liberó tras una sangrienta guerra civil entre 1943 y 1945. A Grillo las comparaciones históricas no interesan mucho: “Italia es una dictadura, cierto. La democracia fue absorbida por la burocracia. No existe un confín entre lo legal y lo ilegal. Vivimos en un estado de delincuencia legal. El Movimiento se coloca en un punto opuesto a este proceso porque nace desde abajo, nace de ciudadanos que entran en la política y renuncian a la mitad de su sueldo, renuncian a 42 millones globales de reembolsos electorales [en Italia, el Estado otorga a cada fuerza política 5 euros por voto obtenido para recuperar los gastos de la campaña]. Nuestro papel es servir de ejemplo”.

Sin embargo algunos elegidos no quieren devolver el reembolso de los gastos diarios que se suma al sueldo de parlamentario. Grillo es tajante: “si no lo hacen quedan expulsados del Movimiento. Sin más”. Una democracia participativa en la que el líder, que rechaza este nombre porque solo se define portavoz, parece tomar solo las decisiones finales. El portavoz, el megáfono del movimiento nacido desde abajo, tiene muy claro su papel clave en el éxito cosechado en las urnas. Grillo llenaba teatros y congregaba a 20 millones de italianos en torno a la pantalla cuando subía al escenario de Fantastico, un afortunado programa de la RAI 1, a mediados de los años 80. Sabe cómo conquistar a su público.

¿Sin usted, el M5S hubiera tenido el mismo resultado?

– Creo que no. Lamentablemente todavía no estamos preparados. El Movimiento necesita un rostro de garantía. Yo atraigo a la gente en las plazas, controlo que los candidatos no tengan problemas judiciales pendientes… Pero estamos formando unos jóvenes preparados y que hablan muy bien. Cuando los italianos estén educados para votar una idea y no un líder, yo me iré. Votar un rostro es cosa de niños y nunca llevó a nada bueno.

Grillo es un cómico de risas agrias. “Me pintan como alguien que no deja de gritar, siempre enfadado. Pero mi rabia es buena, positiva, es una rabia que congrega a millones de personas en las plazas, un movimiento que en tres años ha llegado a ser el primer partido en Italia. Si amplio la mirada solo veo odio hacia nosotros, porque somos personas de bien, porque no robamos, porque denunciamos los vicios de los políticos. Somos distintos antropológicamente de ellos”.

En un panorama que ve hecho de odio y rabia se explica, a su juicio, el tiroteo frente al Palacio Chigi en el día del juramento del nuevo Gobierno, aunque no lo justifica, porque lo condenó, al igual que hicieron el resto de las fuerzas: “Es como con las palomitas cuando las pones en el fogón, la sartén se calienta, se calienta y al cabo de un rato, una salta, explota. Un emprendedor endeudado que se suicida, otro que toma la pistola y dispara: son señales que debes interpretar. El problema económico desembocará en el desorden social. El trabajo, la casa, los derechos: el Estado debería servir para defenderlos. Cuando no sabe garantizarlos y una persona lo pierde todo, se vuelve peligroso. Cuando rebajas la calidad de la vida, ahorrando, la gente se pone enferma”. Y, como si faltara la última pincelada negra: “este Gobierno va a durar como mucho seis u ocho meses. Los ministros son figurantes, gente sin cualidades. Están sitiados, no pueden más. Están muertos”.

(*) Lucia Magi es periodista.
4 Comments
  1. Mai says

    En España tampoco hay un límite entre lo legal y lo ilegal: un estafista de preferentes es ministro de Economía y un contaminador de la bahía de Algeciras, de medio ambiente. Los mangantes de Bankia robaban con visto bueno político y del banco despania.

  2. Y más says

    Se impone un trabajo de concienciación, información y acción. Pistoleros no, gracias.

  3. juan gaviota says

    No creo que el poder ,deje nunca gobernar al pueblo ,ni aunque el pueblo gane las elecciones.
    La historia esta llena de ejemplos en este sentido.
    Las dictaduras encubiertas que gobiernan en todo el planeta, tienen un solo gestor y un solo guion, y en cada país los actores secundarios interpretan su papel de la mano de sus lobbies correspondientes , los cuales se juntan a cenar todas las noches, mientras garrapatean el discurso del día siguiente.
    Solo un reset en profundidad y un re-inicio puede cambiar las cosas.
    Dándole vueltas al asunto ,una opción de cambio que veo ,es un mejoramiento de la genética humana y la exclusión de los tarados mentales de los centros de poder, y su internamiento en centros de rehabilitación cerebral.

  4. Pelayo Martín says

    Pienso en ese millón de familias sin ningún ingreso… en los días y sus noches… y me pregunto. ¿Y si a eso se añade la desgracia de tener un hijo con una minusvalía? ¿Qué ocurriría si una madre desesperada agrediera al responsable de cercenar la Ley de Dependencia? ¿Si esa madre ya no pudiera soportar el ver como se apaga la vida de su hijo mientras otros derrochan y malversan fondos públicos a manos llenas? ¿Habría un tribunal en alguna parte del mundo que no lo considerara como legítima defensa propia? ¿Sería alguien capaz de condenarla?

    Me respondo. En este sistema sí… y por eso hay que echarlo abajo.

    http://amarras1936.blogspot.com.es/2013/05/la-llamada-de-la-sangre.html

Leave A Reply

Your email address will not be published.