El enviado especial de la ONU para el Sáhara visitó por primera vez los territorios ocupados

Tras varios intentos de Marruecos de prohibir la visita del expresidente alemán, finalmente, el actual enviado especial de la ONU para el Sáhara, Horst Kohler, mantuvo un encuentro no solo con las autoridades de ocupación, sino también con las asociaciones saharauis de derechos humanos, recursos naturales y los desempleados.

Los activistas le han explicado con informes la situación actual de pueblo saharaui y el avance de las vulneraciones de los derechos sociales, económicos y culturales. Reiteraron que el único representante del pueblo saharaui es el Frente Polisario y exigieron el cese del expolio de los recursos naturales, la libertad de los presos políticos saharauis y la aplicación del derecho internacional humanitario.
Las autoridades de ocupación una semana antes de la visita de Kohler dieron comienzo a una campaña de detenciones y allanamientos de casas de activistas saharauis. En ese tiempo, detuvieron a 4 personas e intentaron detener a 65 militantes, entre ellos 15 menores.
El día 24 de junio, las mismas autoridades convocaron a los desempleados, quienes fueron amenazados e intimidados para que no organizaran manifestaciones durante la visita del enviado de la ONU.
Desde por la mañana a horas tempranas, las fuerzas de ocupación impusieron un bloqueo policial muy fuerte en El Aaiún ocupado. El despliegue policial en los barrios y en las calles de la ciudad ocupada empezó horas antes de la llegada del enviado especial de las Naciones Unidas Horst Köhler. Según el corresponsal de Equipe Media, fueron rodeadas las casas de los activistas AliSaadouni, Roukia El Hawasi, Hassana Douihi y la casa de la familia de Sidi Mohamed Alouat. Atacaron a la madre y a la hermana de este último y les prohibieron salir de casa.
Las fuerzas de ocupación dieron la orden de cerrar las cafeterías y también pararon los autobuses de la ciudad para obstaculizar la llegada de los saharauis desde los barrios al centro de la ciudad.
A las 19 h. hora local, empezaron las manifestaciones en la Avenida de Smara. Los manifestantes llevaban banderas de la RASD y reivindicaban el derecho a la autodeterminación y la protección de las Naciones Unidas. Las manifestaciones se extendieron a los barrios y a las calles de alrededor y fueron objeto de intervenciones policiales. Al continuación, se relatan los nombres de las personas que fueron objeto de agresiones policiales y resultaron heridos de diversa consideración.

Algunos casos

En una manifestación en el barrio de NadiLahma, un coche de la policía marroquí atropelló a un manifestante saharaui -Ayoub El Ghan- quien se encuentra en estado crítico. Según fuentes familiares, tiene varios huesos rotos y no se le permite que reciba visitas en el hospital.
Las manifestaciones se dieron en la mayoría de las ciudades más importantes del territorio ocupado y fueron violentamente reprimidas, esta vez incluso delante de los ojos de la ONU.
El periodismo también sufrió sus consecuencias, las dos periodistas saharauis Zahara Essin y KhadiEssin fueron detenidas en el barrio de El Auda junto a un joven saharaui que intentó evitar la detención. Ambas estaban grabando las manifestaciones desde un coche.
El enviado especial llegó a la ciudad de Smara ocupada acompañado por su equipo. Allí se encontró con las autoridades de ocupación y visitó los cuarteles de la Minurso para hacer encuentros con los responsables civiles y militares de la misión.
Al mismo tiempo, centenares de saharauis se manifestaron recordando a la ONU sus responsablidades para descolonizar el Sáhara Occidental. Ondearon banderas de la RASD gritando consignas políticas. La intervención policial resultó, como siempre, violenta y desmedida por parte del ocupante marroquí.

Publicidad