Rivera y Casado apoyan a Guaidó, mientras Garzón e Iglesias rechazan el “golpe de Estado”

Actualizado a las 13.50 

Este jueves, los ojos de todo el mundo están puestos en Venezuela. Hace unas horas, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se ha autoproclamado "presidente encargado" en medio de una jornada de protestas. Este terremoto con epicentro en Caracas ha llegado también a España y ha dejado a sus políticos divididos. Mientras Ciudadanos y PP apuestan por el reconocimiento de Guaidó, Izquierda Unida y Podemos califican el asalto al poder como un "golpe de Estado".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado ya una primera respuesta, tras llamar a Juan Guaidó y conversar con él durante diez minutos. Según Moncloa, durante la charla le ha trasladado "su reconocimiento por el coraje con el que está comportándose en esta situación" y ha reconocido la "legitimidad de la Asamblea Nacional venezolana". Ha seguido la línea del comunicado conjunto de la Unión Europea, se apuesta por  "la celebración de elecciones libres" y "un rechazo rotundo del uso de la violencia y de la fuerza". Sin embargo, no explicita un apoyo a Guaidó como presidente del gobierno venezolano, ni tampoco menciona a Maduro.

Publicidad

Al poco tiempo de la autoproclamación, el presidente de EE UU, Donald Trump, salía rápidamente a respaldardo. Después lo han hecho Argentina, Chile o Colombia, entre otros países latinoamericanos, mientras México optaba por pedir una salida negociada. El ministro de Exteriores, Josep Borrell, optó durante las primeras horas por la prudencia: "Debemos preservar la unidad de acción de la Unión Europea ante la crisis institucional en Venezuela", escribía en sus redes sin decantarse.

PP y Ciudadanos apoyan a Guaido

En las últimas horas del miércoles, los líderes de Ciudadanos y PP reaccionaron rápidamente. Incluso, Pablo Casado acudió a una concentración de venezolanos que protestaban contra el gobierno de Maduro en la Puerta del Sol. El líder popular aprovechó para hacer campaña: "Nuestro candidato será el alcalde que acabe con los amigos de Maduro en Madrid". Este jueves, el Grupo Parlamentario Popular ya ha presentado en el Congreso una Proposición no de ley en el que insta "al Gobierno a que España reconozca al Presidente legítimo de Venezuela".

Albert Rivera pidió en sus redes sociales al Gobierno español "que reconozca a  Guaidó como presidente de Venezuela, como han hecho EEUU o Canadá, para que se abra paso una transición demócratica". De hecho, a primera hora del jueves registró en el Congreso una iniciativa parlamentaria sobre la situación política en Venezuela y ha anunciado su asistencia a una concentración de los venezolanos frente al Congreso de los diputados a las 12.30.

Podemos e Izquierda Unida rechazan "el golpe"

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha vuelto a interrumpir su permiso de paternidad para condenar la toma del poder de Juan Guaidó en Venezuela: "España y Europa deben defender la legalidad internacional, el diálogo y la mediación pacífica, no un golpe de Estado", ha dicho en un tuit en el que también ha asegurado que "a Trump y a sus aliados no les interesa la democracia y los derechos humanos en Venezuela, les interesa su petróleo".

Izquierda Unida también ha lanzado un comunicado oficial en el que "rechaza el nuevo intento de golpe de Estado en Venezuela y llama a respetar el orden democrático". En el documento le exigen al Gobierno español "una condena rotunda". Pero además extienden la queja al resto de estados europeos: "Rechazamos el silencio cómplice de la Unión Europea y del Gobierno de España ante los últimos movimientos de la oposición venezolana llamando a escenarios de violencia y asonadas militares".

El líder de la formación, Alberto Garzón, ha dado su opinión en las redes sociales: "Un tipo se autoproclama Presidente de Venezuela. A los ¡30 minutos! y sin disimulo se publica comunicado oficial de EEUU apoyando el golpe de Estado".