Victoria indígena en Ecuador tras doce días de intensas protestas

2

Tras doce días de intensas manifestaciones indígenas en Ecuador que han dejado al menos siete muertes y más de 1.300 heridos, el Gobierno de Lenin Moreno finalmente ha accedido a derogar la medida que había indignado a todo el país: el decreto 883, que disparó el precio de la gasolina y del diésel en un 123%. A cambio el movimiento indígena se ha comprometido a suspender la protesta.

Una comisión se encargará de elaborar un nuevo decreto que sustituya al 883, según el acuerdo firmado entre el Ejecutivo y la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE) en una mesa de diálogo facilitada por la ONU y la Conferencia Episcopal ecuatoriana. “Con este acuerdo se terminan las movilizaciones y medidas de hecho en todo en Ecuador. Y nos comprometemos de manera conjunta a restablecer la paz en el país”, han indicado. Con esta medida también se pone fin al estado de excepción en el país y al toque de queda en la capital, Quito.

Sin embargo, la oleada de propuestas se ocasionó por “el paquetazo” de medidas de Lenin Moreno, entre las que además de la eliminación del subsidio a los combustibles, destacan una bajada de los salarios de hasta un 20% en contratos temporales del sector público, así como la reducción de vacaciones de 30 a 15 días para empleados públicos y la aportación de un día del salario mensual, entre otras cosas.

Publicidad

Estos ajustes responden al acuerdo que alcanzó en febrero el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para conceder a el país una línea de crédito de 4.000 millones de euros en tres años, de los cuales 800 millones de euros ya fueron entregados. La CONAIE ha anunciado que festejan “la victoria”, pero que “esto no termina hasta que el acuerdo se concrete con cabalidad”, mientras que este martes todavía queda pendiente una reunión entre el Gobierno y el movimiento de trabajadores, otro sector que había mostrado su descontento.

2 Comments
  1. Rubio says

    Sin lucha nada se consigue en ninguna parte, el poder sólo cede algo cuando se ve contra las cuerdas, a ver si se extiende esto

  2. Rubio says

    En este siglo XXI rige lo mismo de siempre, sin lucha nada se consigue, nos han engañado y nos creemos que la lucha de clases ha terminado, pero NUNCA TERMINARÁ MIENTRAS LAS INJUSTICIAS Y ABUSOS DE PODER SIGAN COMO SIEMPRE.

Leave A Reply

Your email address will not be published.