Genio y figura

1
Pep Guardiola, durante la rueda de prensa del pasado viernes, día 27, en la que anunció su renuncia a entrenar al Barça la próxima temporada. / Alberto Estévez (Efe)

Pep Guardiola no seguirá al frente del FC Barcelona la próxima temporada. El técnico ha decidido dejar paso a su ayudante, Tito Vilanova, como primer entrenador del equipo culé. Su motivo principal para tomar esta decisión ha sido el desgaste al que se ha visto sometido en las últimas cuatro campañas. Sus palabras exactas en rueda de prensa fueron: “me he vaciado y necesito llenarme”

Es difícil valorar desde fuera una decisión tan personal y valiente como la que Pep ha asumido. Solo él sabe como esta en su interior y, ante todo, hay que respetarlo. Bajo mi punto de vista, ha sido un alarde mas de honestidad y buen hacer.

Guardiola ha sido un técnico ejemplar en estos años y no hablo únicamente del apartado técnico. Se ha comportado como un señor cuando ha ganado pero sobre todo cuando ha perdido. Han sido años de mucho sacrificio, especialmente desde la llegada de Mourinho a la BBVA. Su trabajo, como máximo responsable del FC Barcelona, ha sido simplemente magnífico.

Nadie mejor que él conocía el Club cuando le ofrecieron la posibilidad de entrenar. Llegó a la disciplina blaugrana un 28 de Junio de 1984 procedente del Gimnastic de Manresa. Su trayectoria como jugador, al igual que como entrenador, no solo fue muy exitosa sino que marco un estilo de cómo hacer las cosas.

Debutó en el Nou Camp de la mano de Johan Cruyff el 16 de Diciembre del 90 frente al Cádiz. A partir de este momento, Pep se convirtió en el verdadero cerebro de aquel inolvidable Dream Team que ganó todo en los años 90.

Como jugador del FC Barcelona Pep atesora 6 ligas, 2 Copas del Rey, 4 Supercopas de España, 1 Recopa de Europa, 2 Supercopas de Europa y 1 Copa de Europa. Además también destaca su oro olímpico en el 92 con la selección española.

Tras 10 temporadas en el primer equipo del Barça Pep decidió marcharse. Una decisión que a la postre fue un acierto. Nutrirse de diferentes culturas y de otras perspectivas de ver fútbol acabó por forjar ese carácter ganador.

Como en el terreno de juego, Guardiola siempre ha sido capaz de adelantarse a los acontecimientos. Sinceramente pienso, que cuando tomó la decisión de marcharse del Barça, fue porque no quería que el Camp Nou lo viera en decadencia. La exigencia y el acúmulo de lesiones posiblemente también pesaran en esta etapa. Creo que todo ello le hizo volar y explorar nuevos horizontes. Algo cambió dentro de su cabeza en estos años y le hizo ver mas allá.

Estoy casi seguro de que cada movimiento que hizo tenía una explicación y todo le llevaba al mismo punto. Volver a su casa y entrenar al equipo que le había visto crecer.

Italia, Qatar y por último Méjico fueron sus variopintos destinos hasta que decidió colgar las botas en 2006 para convertirse en entrenador.

Posiblemente, entre los momentos mas desagradables que Pep ha tenido que vivir en su carrera profesional, destaca la acusación en Italia de dopaje por nandrolona. Fue sancionado con 4 meses de suspensión, una multa económica y hasta se pedía prisión. Pero lo peor no fue eso, lo peor es la sensación de quedar tachado. El de Santpedor siempre sostuvo su inocencia y apeló en su defensa hasta que consiguió que se le absolviera en 2007 y su nombre quedará limpio. Fué un capítulo muy complicado en el que Pep, en mas de una ocasión, se mostraba impotente.

Guardiola ha sido y es piedra angular de los dos grandes momentos en la historia del barcelonismo en los últimos 30 años. Como jugador o como entrenador Pep ha tenido siempre una grandísima influencia sobre el estilo y líneas que se trazaban en el FC Barcelona.

En 2006, Pep obtuvo su título de entrenador. Poco tiempo después, en 2007, Guardiola es presentado como nuevo técnico del Barça B con el reto de retornar al equipo vinculado a la Segunda B. Hecho que consuma, proclamándose campeón de Tercera División, y consiguiendo así su primer gran objetivo como entrenador.

El 5 de mayo de 2008, en la habitación de un hospital de Barcelona, el entonces presidente del Barça, Joan Laporta, comunicó a Josep Guardiola que sería el sustituto de Frank Rijkaard al frente del primer equipo al final de aquella temporada.

Sus comienzos no fueron del todo agradables. El joven entrenador comenzaba a tomar decisiones, aunque para ello tuviera que enfrentarse a jugadores de la talla de Deco o Ronaldinho. No fue fácil entrar en el vestuario de aquella manera pero el tiempo le dió la razón.

Su limpia en el vestuario dio sus frutos y rápidamente el equipo empezó a funcionar a las mil maravillas. Los resultados fueron avalando cada decisión del técnico. Así jugadores tan queridos como el propio Eto’o, Bojan o Ibrahimovic posteriormente fueron, de igual manera, desfilando por el vestuario blaugrana. Nunca se puso en entredicho ninguna decisión del técnico catalán, todo lo contrario, se le ha dejado trabajar con total autoridad.

En algunos momentos de su etapa como entrenador, Pep también ha tenido que mostrar su cara mas polémica. No todo ha sido un camino de rosas, pero los éxitos colectivos y el buen funcionamiento del equipo siempre han prevalecido sobre los individuos.

Con Guardiola en el Barça se han conseguido 13 de 19 títulos posibles, aún falta la final de Copa del Rey y la Liga 2012. Hasta la fecha estos son sus triunfos: Ligas 09, 10 y 11, Copa del Rey 09, Liga, UEFA Champions League 09 y 11, Supercopa de España 09, 10 y 11 Supercopa de Europa 09 y 11 y Copa Mundial de clubes 09 y 11.

Sus números son escalofriantes, tras 243 partidos disputados ha obtenido un 72% de victorias, 625 goles y un aplastante 67% de posesión de balón. Nadie le ha quitado la posesión del balón al Barça, algo que ha sido una constante y seña de identidad en el equipo dirigido por el de Santpedor.

El próximo 25 de Mayo, en el Calderón, Pep Guardiola pondrá broche de oro, frente al Athletic, en la final de Copa del Rey.

Solo cabe decir que se va un gran técnico y una gran personalidad cuya mayor virtud ha sido la de ser diferente. Ha creado un estilo propio y ha conseguido conjugar los egos de una gran plantilla para formar un equipo de ensueño.

Por mi parte, me siento afortunado de haber vivido tan de cerca las evoluciones del Barça. Uno de los equipos que mejor ha jugado al fútbol en toda la historia.

Gracias Pep, esperamos verte pronto dirigiendo.


loading...

1 Comment
  1. M:M says

    Gran articulo para un gran tecnico.

Leave A Reply

Your email address will not be published.