¿Habrá guiñoles el sábado?

0
Torres marca un gol a Casillas, ayer, día 20, en el entrenamiento del equipo en Gniewino, Polonia. / K. Krzaczynski (Efe)

Acabó la fase de grupos con un balance positivo para la selección española en cuanto a resultados. Hemos cumplido con el primer objetivo de finalizar primeros del grupo C. Pero aún nos falta coger el punto al torneo.

A pesar de no haber perdido en ninguno de los encuentros disputados en nuestro grupo, y tan solo haber encajado un gol en los tres primeros choques (España es la selección con menos goles encajados de la Eurocopa), se siente que el equipo todavía está un escalón por debajo de lo que nos tiene acostumbrados en las últimas citas importantes. La reflexión es que no estamos jugando tan mal, pero sí es cierto que este equipo puede y sabe jugar mejor.

A lo bueno se acostumbra uno rápido. Alguno había pensado que, como ya éramos campeones del Mundo, con bajar del autobús serviría. El seleccionador se lamentaba en rueda de prensa, tras el último partido: "Las expectativas son tan grandes que nos saben a poco. Hemos pasado muy rápido de pobres a ricos y ya no valoramos lo que tenemos. Fuimos la única selección que no acabó abrazada tras lograr el pase".

Me han llamado mucho la atención las críticas a Vicente del Bosque en estos primeros compases del torneo. Del Bosque sigue conservando un estilo de juego que nos ha llevado a ser campeones del Mundo y aunque la baja de David Villa nos está mermando mucho en ataque, seguimos controlando el balón y manteniendo la portería bien defendida. Recordemos que Villa es el máximo goleador histórico con la selección (51 goles).

Los resultados en los partidos amistosos de preparación no han sido propios de nuestro equipo. Probablemente, nuestra imagen en algunos de ellos no ha sido buena. Aún así, España no ha hecho mala fase de grupos: somos el equipo con más tiros entre los tres palos, con más goles marcados, con más tiempo de posesión, con más pases, con más córners provocados y con menos goles encajados. Estos son los datos objetivos.

Nuestro primer enfrentamiento contra Italia no me pareció negativo. Conseguimos un empate a uno contra la tetracampeona del Mundo, haciendo un partido serio y fallando algunas ocasiones de gol en la segunda parte que podían haber cambiado el sino de nuestra presentación en la fase de grupos.

En nuestro segundo partido se vio a la mejor España de esta primera fase. El seleccionador optó por cambiar y jugar de inicio con un nueve puro, como es Fernando Torres, esto le dio muchas opciones en el ataque y el resultado fue prometedor. La Roja le endosó un 4-0 a Irlanda y parecía que el equipo volvía a convertirse en una maquina perfectamente engrasada. El mejor niño de los últimos meses aparecía con dos goles y presentaba su candidatura para suplir al guaje y convertirse en nuestro artillero mayor.

En el último encuentro de la fase de grupos nos enfrentamos a Croacia. Probablemente ha sido el peor partido que hemos visto, en competición oficial, de la era Del Bosque. Lo mejor del encuentro fue el resultado y nuestro ángel de la guarda –San Iker Casillas-. El equipo volvía a sembrar dudas.

Nuestro control del balón y la seguridad atrás, hasta la fecha, son nuestro mejor valor, pero necesitamos más llegada. Creo que tampoco nos ayudó mucho el estar hablando toda la semana del posible ‘biscotto’ para dejar fuera a los italianos.

El sábado nos enfrentaremos a Francia, segunda del grupo D por detrás de Inglaterra. El encuentro se celebrará a las 20:45 en el Donbass Arena de Donetsk (Ucrania), estadio que ya conocen bien los franceses, tras haber jugado contra Inglaterra y Ucrania en la primera fase.

Llama la atención cómo los franceses han llegado hasta cuartos. Han estado solo por delante en el marcador durante 37 minutos en lo que se lleva jugado de Eurocopa (45’ por detrás).

A pesar de que los galos llevaban una racha de 23 partidos sin conocer la derrota, en su último partido y con Suecia fuera de los cuartos, perdieron por un resultado de 0-2, algo totalmente inesperado. La buena preparación en las previas y el juego mostrado por los ‘bleus’ hacían presagiar lo mejor en estos primeros compases, pero el exceso de confianza lo pueden pagar caro.

Tras el empate inicial contra Inglaterra en el primer partido, los galos arrancaron una importantísima victoria ante uno de los anfitriones (Ucrania), lo cual les colocaba en una posición de privilegio. Los hombres de Laurent Blanc dependían de sí mismos para ser primeros y evitar a la doble campeona de Europa y actual campeona del Mundo, pero fallaron contra Suecia y se las verán con La Roja el próximo sábado.

España, por su parte, tendrá la oportunidad de romper su mala racha contra la selección francesa. Nunca hemos vencido a los galos en competición oficial (un empate y cinco derrotas). El precedente mas doloroso en Eurocopa es la final del 94, cuando perdimos por 2-0, con un error importante de Arconada.

Francia es un equipo muy efectivo en ataque, está liderado por Ribery, Benzema y Nasri, aunque de medio campo adelante todos son grandes jugadores. Su defensa es menos sólida que años atrás. Además tendrán la importantísima baja de Mexes, por sanción, en la zaga.

Por lo demás, me gustaría reseñar en esta primera fase la eliminación de Holanda (subcampeona del Mundo) que se va de la Eurocopa sin conocer la victoria -junto con Irlanda únicos equipos que no han puntuado-. Tampoco se han podido clasificar ninguna de las dos selecciones anfitrionas. Ni Polonia, ni Ucrania han pasado a cuartos –hecho que viene repitiendo desde el 2008 -. Me gustaría puntualizar que Ucrania tuvo un arbitraje nefasto del colegiado Victor Kassai. No merecieron tanto castigo.

Me ha parecido excesivo el multazo al delantero danés Nicklas Bendtner. Es una pena que la UEFA sancione con tanta dureza (100.000€) por mostrar publicidad en unos calzoncillos y pasen por alto otras actuaciones mas punibles.

Gran trabajo de Alemania. En la primera fase, ha sido el único equipo que lo ha ganado todo. Portugal también ha jugado a buen nivel y están con una gran confianza, después de sus remontadas en el grupo de la muerte. Por último, el morbo está servido en el cruce de Alemania-Grecia por razones obvias (Merkel ha decidido asistir al partido). Espero que no haya mas disturbios.

La emoción está servida y comienzan los cuartos. Supongo que nuestros vecinos ya estarán preparando alguna excusa por si pierden. Los nominados para el siguiente capitulo de guiñoles serán Casillas, Cesc e Iniesta.

Gráfico: Wikipedia

loading...

Leave A Reply

Your email address will not be published.