¿Qué esperamos de los Juegos?

Pablo Villalobos *

El atleta Usain Bolt, abanderado de Jamaica, ayer, durante el desfile de la delegación de su país en el Estado Olímpico de Londres. / Hannibal (Efe)

Ayer disfrutamos con una ceremonia de inauguración a la altura de las mejores, todo un despliegue de imaginación, luz, música y, a partir de hoy, deporte olímpico al cien por cien.

Publicidad

Los Juegos Olímpicos son una auténtica fiesta del deporte durante dos semanas, catorce días en los que nos saturarán de imágenes, resultados y emociones.

El atletismo, el rey de los deportes, y más en los Juegos Olímpicos, comienza el 3 de agosto, el próximo viernes, en la última parte del programa, como broche final, con figuras míticas, duelos épicos y pruebas en las que el ganador es más que impredecible.

Para los que miden los resultados en medallas, mientras caen en la cuenta de su error, las opciones españolas quizás este año no estén tan cerca del atletismo como de otros deporte: taekwondo, judo, natación, piragüismo, vela, sincronizada, tiro olímpico y, también, los deportes colectivos, con grandes opciones de medalla en baloncesto, balonmano, fútbol, waterpolo, hockey.

Pero el festival del deporte que son los Juegos Olímpicos hay que verlo y disfrutarlo más allá de las banderas. Muchas de las imágenes del deporte de los próximos años y quizás para siempre, surgirán de estos Juegos Olímpicos, de deportistas conocidos o anónimos.

Como bien dijo ayer en Twitter un compañero y atleta, Javier Cienfuegos, no confundamos a las estrellas del olimpismo con las estrellas mediáticas. La primeras representan los valores del deporte; las segundas, sólo son conocidas, aunque, por suerte, muchas veces coinciden en la misma persona.

Pero como preaviso a todos los aficionados al deporte que sigan los Juegos Olímpicos, es una competición siempre muy abierta a sorpresas.

Vamos con lo que no os podéis perder este año en el deporte rey de los Juegos.

3 de agosto. Una final de peso

La única final del primer día de atletismo será de peso, literalmente y en todos los sentidos. Al habitual duelo USA-Europa se añade un relevo generacional con el alemán David Stohl, un prodigio humano que con 20 años escasos ya fue campeón del mundo el pasado año en Daegu y que este año opta al título olímpico.

4 de agosto: Mo Farah vs Bekele

Emulando un duelo cinematográfico, Alien vs Predator, el segundo día del atletismo en los Juegos se cierra con la final de los 10.000 m. Las pruebas de fondo, dominadas por el continente africano, verán a un atleta local, Mo Farah, nacido en Somalia pero criado, sobre todo atléticamente, en Europa, cómo luchará de tú a tú con un Bekele que no pasa por sus mejores momentos habiendo peligrado hasta el final su participación en los Juegos por la competencia de otros atletas etíopes. Será una final de infarto.

5 de agosto: La leyenda de Bolt

El domingo será el comienzo o el final de la leyenda de Usain Bolt. El jamaicano, a pesar de las dudas, disputará su primera final en los 100 m., con el enemigo en casa: Blake y Asafa Powel. Bolt, salvo pifia como la del pasado mundial con ese nulo inverosímil, comenzará o finalizará la leyenda olímpica del que, de todas formas, es un prodigio de la naturaleza.

6 de agosto: Isinbayeva contra Bubka

No se preocupen, no hay competición mixta en los Juegos Olímpicos. Sin embargo, sí que viene a colación el símil o enfrentamiento ya que Bubka, ahora candidato político a encabezar la Federación Internacional de Atletismo y en el futuro quizás del COI, leyenda viva de la pértiga masculina con sus records inalcanzables y conseguidos centímetro a centímetro, al igual que Isinbayeva tuvo su talón de Aquiles en los Juegos Olímpicos. La rusa viene de unos años negros, excepto el Mundial indoor de este año: desde 2008 no se cuelga un oro al cuello, aunque ya acumula los de Atenas 2004 y Pekín 2008. Con un tercer oro en Londres alejaría a los fantasmas que le han acompañado estos años y se convertiría en la reina de la disciplina, incluso por encima del gran Bubka.

 7 de agosto: El día de Lolo Jones

La final de los 100 metros vallas será la estrella, incluso eclipsando a finales como la de los 1.500 m. masculinos, sin un dominador claro desde la retirada de El Guerrouj, y la final de lanzamiento de disco masculina. La estrella, o una de ellas, es la estadounidense Lolo Jones, en una prueba impredecible por sus propias características: un tropiezo, un toque, un fallo y el guión puede cambiar.

8 de agosto: Eaton, el hombre 10

Se inicia la competición de las combinadas, el Decathlon, el deporte o modalidad más olímpica y que refleja en mayor medida los valores del olimpismo y del deporte. Los hombres 10 comienzan sus primeras 5 pruebas y acabarán una de las competiciones más exigentes, en todos los aspectos, que veremos en los Juegos Olímpicos. Debemos fijarnos en el estadounidense Eaton que batiera en los Trials USA en Eugene, en su casa, con un clima lluvioso y poco propicio, el récord mundial con unas marcas impresionantes en la mayoría de las pruebas. Si quieres convertirte en un experto en atletismo, sigue su actuación durante los dos días.

9 de agosto: Rudisha, y la leyenda de Bolt continua.

Difícil dejar al margen ambas pruebas y ambos atletas. La final de los 200 m. con Usain Bolt, puede llevarnos a su segunda medalla olímpica en la prueba que más ha dominado, más incluso que los 100 m. En la doble vuelta a la pista, el actual recordman mundial, el keniano David Rudisha, intentará refrendar su hegemonía con un título olímpico. El Usain Bolt del medio fondo mundial.

10 de agosto: La saga Borlee.

Seguramente no consigan la medalla de oro, seguramente hay otras pruebas este día que centrarán la atención, pero es destacable la final de los 4 x 400 m. masculinos con la presencia  en el relevo belga de dos hermanos, los Borlee, de una familia de atletas. Seguro que ambos habrán estado en la final de la prueba individual, y lucharán por una medalla olímpica para el equipo belga. Desde luego, será el momento de la tarde.

11 de agosto: Y Bolt se convierte en leyenda.

El último día de atletismo en el estadio y toda la atención en la final del relevo corto masculino con Usain Bolt luchando por su tercera medalla en los Juegos de Londres, la 6ª sumando las de Pekin, y con un plantel en su equipo: Blake, Asafa, … que puede hacer caer el récord del mundo.

12 de agosto: La maratón olímpica.

La distancia oficial de maratón, 42 kilómetros y 195 metros, tiene su origen en los Juegos Olímpicos de Londres. Una prueba impredecible en sí misma aunque bajo el dominio africano. Será un auténtico espectáculo en un circuito sinuoso por el céntrico Londres para acabar en Hide Park junto al Buckingham Palace. Una prueba que es la auténtica definición de la vida.

Españoles al rescate. Las opciones nacionales.

¿Qué opciones de medalla tenernos los españoles? Está claro que opciones son opciones, ningún dominador claro en un deporte en el que se cuentan con los dedos de una mano los ganadores seguro en más de 40 disciplinas entre hombres y mujeres. Pero la ilusión de ver españoles luchando por algo importante, nos harán disfrutar cada día e ilusionarnos con una posible medalla. Más de una sería todo un éxito y quizás una sorpresa, pero venirse de vacío tampoco sería un fracaso en la competición más dura y prestigiosa.

Ruth Beitia, salto de altura, el sábado 11 de agosto.

La actual campeona de Europa contará con algunas nuevas rivales que no aparecieron en Helsinki, pero sigue estando entre las 3-5 mejores de la temporada y si salta en sus mejores registros, con la lotería de los nulos, puede pelear por una medalla en la competición que será su despedida como deportista.

Nos va la marcha, 20 km., el sábado 11 de agosto.

La marcha es una prueba española, por tradición, y las féminas son las que tienen la sartén por el mango en Londres. María Vasco, la única medallista olímpica de nuestro atletismo, 3ª en Sydney 2000, y unas excepcionales atletas como María José Poves y Beatriz Pascual, pueden depararnos un gran éxito colándose una de ellas en el podio olímpico.

Natalia Rodríguez, 1.500 m., el martes 7 de agosto.

La tarraconense no disputa una carrera desde el pasado mundial de Daegu dónde se colgó una medalla en el mundial. Su objetivo único es la medalla olímpica. El martes 7, la final. Si Natalia está en la línea de salida habrá que confiar en ella.

Pestano y su medalla en Disco masculino, el martes 7 de agosto.

Seguramente tendremos en la final a tinerfeño Pestano y al atleta de origen cubano Casañas. Mario tendrá de nuevo una oportunidad olímpica para un lanzador que lleva años entre los 10 mejores del mundo y que busca ese tiro que le quite el “sanbenito” de no cumplir en las finales. Sería la medalla más celebrada por el equipo español por el aprecio y cariño que todos tienen al lanzador de Arona.

Melliz-Cáceres, Salto de longititud masculino, el sábado 4 de agosto.

El salto de longitud es una prueba impredecible. Ni siquiera podemos contar con nuestros dos saltadores, el veterano Luis Felipe Melliz y el jovencito Eusebio Cáceres, en la final. Pero si llegan todo puede pasar en una prueba sin dominadores por encima de los 8,50 m. y en la que con un salto de 8,30 m. que ambos tienen en sus piernas, pueden “pillar chapa”.

Pablo Villalobos es atleta. Fue 5º en el campeonato de Europa de maratón de 2010 y campeón de España de maratón en 2011.