FJMARTIN | Publicado: - Actualizado: 9/1/2017 00:06

Juan Carlos Navarro (Barça Regal-RealMadrid)
Navarro se libra del marcaje de Dontaye Draper para entrar a canasta, durante el partido de ayer, día 30. / Albert Olivé (Efe)

Han hecho falta 15 jornadas para ver una derrota del equipo de Pablo Laso en la Liga Endesa. El Palau Blaugrana, vestido de gala para la ocasión y, con prácticamente 7.500 aficionados, ha presenciado una de las mayores exhibiciones que se recordarán de La Bomba Navarro.

El Barça Regal ha batido al Real Madrid en un igualadísimo choque por 96 a 89. Hacía años que el Barcelona no tenía tan mal arranque en la Liga. Su balance de 8 victorias y 7 derrotas está poniendo en serio peligro la clasificación para la Copa del Rey. Ayer, más que nunca, necesitaban vencer al eterno rival para seguir con opciones y no descolgarse de los ocho primeros puestos.

Aún después de la importante victoria que ha sumado en el Palau, el Regal tendrá que enfrentarse con Lagun Aro en casa y visitar en la última jornada de la primera vuelta el Palacio de los Deportes de la CAM, donde se medirá al Asefa Estudiantes, con la obligación de sumar alguna victoria.

Como no podía ser de otra manera y cuando más lo necesitaba su equipo apareció de nuevo el gran capitán. Juan Carlos Navarro ha conseguido en este partido 33 puntos con tan solo 1 error en sus 17 lanzamientos a canasta y 44 puntos de valoración, su mejor marca en los 529 partidos de carrera en Liga ACB.

A pesar de la cantidad de contratiempos que está teniendo el estandarte blaugrana, siempre aparece cuando más se le necesita. Ni las lesiones, ni los años, ni los jóvenes talentos pueden aún con el compromiso y el amor por este deporte que derrocha el escolta de Sant Feliu de Llobregat en cada uno de sus minutos en la cancha.

El mejor Real Madrid de los últimos años llegaba a Barcelona imbatido, con un registro de 14 victorias, y la posibilidad de igualar el mejor arranque liguero (15 triunfos) en toda la historia de la ACB. El equipo merengue está jugando un baloncesto tremendamente atractivo y muy ofensivo -su media de puntos anotados por encuentro es la mejor de la competición (88,93)-. Hombres como Rudy, Llull, Carroll o Mirotic no han podido contra un Barcelona que consiguió su segundo mejor registro anotador de la temporada (96 puntos), y que contaba con la inspiración del mejor jugador europeo del momento.

Probablemente, cuando más necesitamos algo es cuando sacamos lo mejor de nosotros mismos. La exhibición de La Bomba no ha sido casualidad. No se me ocurriría un mejor momento para hacerla que en un partido contra el Real Madrid, con mucha necesidad de victoria y encima en casa.

No se puede describir con palabras lo que puedes sentir antes del comienzo de uno de estos transcendentales partidos. Por mucha experiencia que hayas adquirido con los años, siempre tienes una gran inquietud en el estomago, no puedes dormir la siesta y no paras de visualizar cómo serán tus movimientos en la pista durante toda la tarde. Todo ello desaparece cuando el árbitro lanza el balón arriba.

Estoy seguro de que al comienzo del choque, y a pesar del griterío, la concentración de Navarro era tal que podía escuchar el latir de su corazón, seguro de que sus piernas estaban atenazadas y que, de repente, al recibir el balón ya solo veía el aro, a su defensor y a sus compañeros. Solo así, con este grado de concentración y su talento es posible dar una exhibición como la de ayer.

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend