Mayweather vs McGregor:
el ‘circo’ más rentable del siglo

“Jamás nadie perdió un dólar por subestimar el gusto del público estadounidense”.
P. T. Barnum, político estadounidense y promotor de circos en el siglo XIX.

Publicidad

Hoy sábado 26 de agosto es la fecha elegida para que uno de los combates más mediáticos de la historia del boxeo se lleve a cabo. La arena será el flamante T-Mobile de Las Vegas y los medios de comunicación de todo el mundo estarán pendientes de una pelea que, salvo sorpresa mayúscula, no tendrá ninguna envergadura competitiva, según vaticinan todos los expertos del pugilismo. Y es que uno de los mejores boxeadores de las últimas décadas, Floyd Mayweather, se enfrentará, aun en su etapa crepuscular, a Connor McGregor, el luchador más popular de una disciplina conocida como artes marciales mixtas que, para colmo de los más puristas, nunca se ha subido a un ring para disputar un combate de boxeo profesional. Es más, para poder protagonizar el pleito obtuvo hace unos meses la licencia boxística en California.

El origen

Publicidad

La génesis de este combate comenzó en Twitter. Los dos luchadores más mediáticos en sus respectivos deportes comenzaron un pique en la red de microblogging. Una tensión, fingida o real, que fue en aumento hasta acabar cristalizando en una anunciada pelea bajo las reglas del boxeo cuyo valor deportivo es únicamente crematístico, según advierten los expertos.

Algunas fuentes afirman que Mayweather, pese a ganar cantidades astronómicas de dinero en su carrera como boxeador, varios años ha sido el deportista mejor pagado del mundo, se ha visto obligado a regresar al ring por falta de liquidez para saldar sus deudas con la Hacienda estadounidense. La decisión de McGregor de buscar el combate radica en que, a despecho de ser el luchador más popular en su deporte, bolsas tan generosas peleando en su disciplina son hasta la fecha inimaginables.

Dinero

Aunque las entradas no se están vendiendo al ritmo que esperaban los promotores, debido a su alto coste, se prevé que la pelea la compren 4.500.000 hogares

El combate entre las dos estrellas en sus respectivos deportes va a ser capaz de mover cerca de 1.000 millones de dólares, según pronostican los promotores. Lo que es seguro es que Mayweather percibirá 100 millones de dólares brutos de bolsa, mientras que McGregor ganará 75. Anejo a esta cantidad fija habrá que sumar los beneficios obtenidos de las comisiones por las entradas, las hay al precio astronómico de 19000 dólares, el merchandising y el Pay Per View (pago por visión). Aunque las entradas no se están vendiendo al ritmo que esperaban los promotores, debido a su alto coste, se prevé que la pelea la compren 4.500.000 hogares, a un precio promedio de 85 euros. En España el evento lo retransmitirá en directo BeIN Connect y OpenSport por sólo 12 euros.

“Cuando peleas a este nivel no hay perdedores. No conozco a un hombre que haya hecho cientos y cientos de millones que sea un perdedor”, dijo Mayweather recientemente en una entrevista a ESPN, cuando le preguntaron si temía manchar su virginal récord ante un debutante.

Maywether vs McGregor
Careo entre Floyd Mayweather y Connor McGregor durante la promoción en Toronto de la pelea que se celebrará el 26 de agosto. / Youtube

El circo

El circo mediático comenzó, como era de esperar, con la promoción de la pelea. La gira que llevó a los dos luchadores a Los Ángeles, Toronto, Nueva York y Londres estuvo protagonizada por careos interminables, plagados de insultos, amenazas y demás palabras gruesas, que conformaron escenas que avergonzaría al gran Muhammad Ali, el boxeador que instauró el showbusiness previo a la pelea con el único propósito de imantar a la audiencia.

Para dar más sonoridad a esta función teatral los protagonistas calzarán guantes de 8 onzas en vez de las 10 reglamentarias para su peso

Dentro del guión de este teatro, Mayweather no deja de repetir que ya no es el boxeador de antes y no descarta ser vencido por McGregor. Al mismo tiempo asegura que cambiará su estilo de lucha defensiva exhibido en su última época para lanzarse a destruir a su rival desde el primer tañido de la campana. Quiere desquitarse con sus fans por el flojo espectáculo visto cuando luchó contra el filipino Manny Pacquiao, dice. Para dar más sonoridad a esta función la Comisión de Nevada ha permitido que los protagonistas calcen guantes de ocho onzas en vez de las diez reglamentarias para su peso. Esto quiere decir que, al estar menos acolchados los guantes, el vigor del impacto es mayor con lo que las posibilidades de McGregor de salir victorioso aumentan. Una decisión posterior a las declaraciones altaneras del irlandés donde afirmaba que el combate no cruzará el umbral del cuarto asalto porque noqueará a su rival antes.

Los protagonistas

Mayweather nunca consideró que el entorno boxístico le valorara con la debida justicia

Floyd Mayweather, Jr. es uno de los mejores boxeadores de las últimas décadas y es reconocido de forma unánime por tener una de las mejores defensas de la historia del boxeo. Con un récord inmaculado de 49 combates y 49 victorias, el gran ‘Rocky’ Marciano que se retiró con esta cifra es el único boxeador que se le puede equiparar. Mayweather dejará un rastro indeleble en la historiografía del pugilismo ya que ha sido campeón del mundo en cinco categorías distintas: superpluma, ligero, superligero, welter y superwelter. Un insigne legado en un deporte que mamó desde su nacimiento ya que vino al mundo en el seno de una familia de boxeadores. Ahora, a  sus 40 años, vuelve al ring tras más de dos años de retiro y todo hace prever que dejará definitivamente su carrera profesional después de este evento, como ya ha anunciado, con la cifra inigualable de 50-0. Eso sí,  lograda contra un debutante, un dato que despertará gran resquemor en el mundo del boxeo y que será un aditivo más para el púgil de Michigan que nunca consideró que el entorno boxístico le valorara con la debida justicia.

Mayweather está considerado el rey de Pay Per View. Y no es para menos ya que ha sido el protagonista de los tres eventos con más ventas de la historia. Su enfrentamiento con Oscar de la Hoya tuvo 2,4 millones de ventas, contra Saúl “el canelo” Álvarez 2,2 millones y el más reciente con Manny Pacquiao generó 5 millones, cifra récord hasta la fecha.

McGregor tuvo que trabajar desde que era un niño como fontanero, el oficio que heredó de su padre, debido a las carencias económicas de su familia

Connor McGregor se crió en uno de los barrios más deprimidos de Dublín. Debido a las carencias económicas de su familia tuvo que trabajar desde que era un niño como fontanero, el oficio que heredó de su padre. Fue uno de los beneficiados por los subsidios estatales de alimentos para las familias necesitadas. Comenzó a practicar deportes en su adolescencia. Primero quiso ser futbolista, luego decidió dedicarse al boxeo donde hizo sus pinitos en el campo amateur y más adelante se consagró como luchador de artes marciales mixtas.

Con el respaldo constante de su novia, Dee Devlin, con la que convive desde hace 8 años cuando empezaron una vida en común compartiendo una vivienda muy precaria, McGregor ha sabido prosperar de forma meteórica. En 2008 debutó como profesional en las artes marciales mixtas y aterrizó en la UFC, la promotora considerada la NBA de este deporte, en 2013. Desde entonces sus actuaciones tanto dentro como fuera del octágono, lugar donde se celebran los combates en la UFC, han seducido a buena parte de sus compatriotas y a millones de fans por todo el mundo. Con el récord de haber sido el único luchador con dos cinturones mundiales de la UFC lucidos al unísono, sus días de aprietos económicos quedaron sepultados por sus contratos millonarios con Reebok y sus 22 millones de dólares ganados entre 2015 y 2016.

Las previsiones

“Cuarenta y nueve boxeadores, incluyendo auténticas figuras, no pudieron vencerle. ¿Cómo va a poder hacerlo McGregor?”

El gran mito del boxeo mexicano, Julio César Chávez, no le otorga a McGregor la más mínima oportunidad de ganar el combate. “Cuarenta y nueve boxeadores, incluyendo auténticas figuras del boxeo, no pudieron vencerle. ¿Cómo va a poder hacerlo McGregor?”, declaró en el programa ‘A los golpes’ de la ESPN. “Mayweather le va a hacer fallar muchos golpes y al cuarto o quinto round le va a cansar y creo que le va a noquear”, apunta, a pesar de que para recordar el último KO del americano hay que remontarse a su enfrentamiento con Víctor Ortiz  en 2011.

Para Abner Lloveras, luchador español de boxeo y de artes marciales mixtas, el irlandés tiene posibilidades de llevarse el pleito aunque no es el favorito. “Mayweather tendrá que hacer su trabajo a la perfección para no llevarse una sorpresa”, recalca.

Emilio Marquiegui, comentarista de boxeo para GOL TV, y director de Espabox, el portal de referencia del boxeo en España, afirma que la pegada de McGregor es su única baza para llevarse el pleito, aunque Mayweather ha demostrado gran capacidad de encaje las pocas veces que, franqueando su proverbial defensa, ha recibido golpes sólidos, por lo que las posibilidades de victoria del irlandés, de existir, son mínimas, afirma. Las apuestas en Las Vegas están 8 a 1 a favor de Mayweather en un enfrentamiento que el experto califica de circo y del que sólo espera que sea una excepción en la ordinaria seriedad del boxeo.