BERTA CAO | Publicado: - Actualizado: 6/1/2017 18:18

Imagen de archivo de una concentración de mujeres Saharauis. / mujeressaharauisunms.blogspot.com.es/
Imagen de archivo de una concentración de mujeres Saharauis. / mujeressaharauisunms.blogspot.com.es/

El 18 de febrero se celebra la Jornada mundial de solidaridad con las mujeres saharauis, convocada por las organizaciones de mujeres de los cinco continentes integradas en la denominada Marcha Mundial de las Mujeres (MMM).

La convocatoria de esta Jornada, que tiene carácter permanente, surge del debate iniciado en el IX Encuentro Internacional de MMM, en 2013, y se aprueba en el II Encuentro Regional Africano de la MMM, celebrado en Johannesburgo (Sudáfrica) el pasado noviembre, donde participó de manera activa la Unión Nacional de Mujeres Saharauis (UNMS), la organización referente en el seno tanto de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) como del Frente Polisario.

La jornada centra su apoyo en las demandas fundamentales del pueblo saharaui: el reconocimiento del derecho de autodeterminación y de la RASD, la convocatoria del referéndum, la liberación de presos y presas, el fin del saqueo de los recursos naturales del Sahara Occidental. Convocatorias ante representaciones diplomáticas de Marruecos (y también de España), cartas a Naciones Unidas, mensajes de solidaridad a la UNMS. Nada sobre cuestiones relacionadas con los derechos de igualdad o derechos de las mujeres (salvo de las presas). El apoyo a la causa saharaui genera este tipo de contradicciones. Lo primero es la autodeterminación. Lo prioritario es la RASD. Luego viene todo lo demás.

La situación de las mujeres en la Hamada de Tindouf, los territorios desérticos cedidos por Argelia para el refugio de la población saharaui que se exiliaba de los territorios ocupados por Marruecos desde hace cuarenta años, ha pasado por varias etapas, todas críticas, siempre bajo la cobertura de la UNMS, creada en 1974 al amparo del Frente POLISARIO para “concienciar y visibilizar la presencia de las mujeres en la sociedad saharaui”.

En un primer momento, con la esperanza de temporalidad y en una situación de guerra, las mujeres eran las organizadoras de la sociedad. Y las maestras, las doctoras, la referencia. Estudiaban en Cuba, en Argelia, prácticamente ninguna en España, que abandonó, como ya sabemos, a la población de su colonia sin preocuparse en estas cuatro décadas del devenir de sus gentes.

La vuelta de los hombres a la Hamada, la construcción del Muro de la Vergüenza marroquí, la negativa mundial a reconocer a la RASD y el aislamiento fueron configurando una nueva realidad para las mujeres saharauis, que han ido articulando país y generando necesidades como si el refugio fuera el puerto de llegada. Y afrontar los problemas reales, acrecentados por la escasa capacidad económica, de recursos, de independencia.

La UNMS organiza a las mujeres y la vida en los Campamentos de Refugiados, desde cursos de capacitación a la búsqueda de nuevos modos de vida a través de la creación de pequeños negocios, la implementación de programas sanitarios o las Casas de la Mujer, hasta las necesidades de las mujeres en la diáspora y la denuncia de la situación de las mujeres saharauis en los territorios ocupados y las presas. La participación política es uno de los escollos más complicados, como todas las mujeres en todos los países: el gobierno actual de la RASD, con 29 miembros, sólo cuenta con cuatro mujeres, y con carteras absolutamente feminizadas: Educación; Cultura; Formación Profesional, Función Pública, Empleo; Asistencia Social y Promoción de la Mujer.

Posiblemente la lucha más silenciosa de las mujeres saharauis es la del mantenimiento de las creencias religiosas en el ámbito privado, tras años de presión islamista primero desde Argelia, luego Malí y ahora desde los distintos grupos que van sembrando de terror el Sahel. La aconfesionalidad de la RASD es fundamental para la construcción de una sociedad democrática donde mujeres y hombres sean iguales, en derechos, en acceso a los bienes y a los recursos. Y libres.

Artículos Relacionados

  • ramón moreno palau

    El abandono de la metropoli española a la que fue su provincia de ultramar africana entre 1958 y 1975 y en la que tenia presencia desde 1884,es una de las paginas mas vergonzosas de la historia de ESPAÑA,TODOS LOS GOBIERNOS españoles se han desentendido desde entonces de la desdichada colonia,curiosamente fue el gobierno de aquel buitre llamado José Maria Aznar el unico que planto cara al tirano feudal marroqui -incidente de PEREJIL-y mostró cierta comprensión hacia el pueblo saharahui,el gobierno de ZP-con aquel vergonzoso ministro de exteriores aficcionado al BURDEOS LLAMADO MORATINOS-se postró a los pies del sultan y dejó tirados totalmente a los pobres saharahuis,tanto los de la diaspora como los que se quedaron en el territorio ocupado,el miserable que ocupa ahora la MONCLOA ha seguido con la misma politica,postrado ante el tirano medieval y siguiendole el juego a las dos grandes potencias que apoyan a MARRUECOS,su tradicional padrino FRANCIA-cuya lengua y cultura idolatra el MAJZEN marroqui e impregna la vida socioeconomicoculturaldel pais-Y ESTADOS UNIDOS-con fuertes lazos con el tirano-naturalmente la economia pesa mucho en el abandono a los saharahuis,el comercio hispanomarroqui es muy intenso,siendo ESPAÑA el segudno suministrador del reino feudal,tras la todopoderosa FRANCIA-incluso hubo algún mes en que ESPAÑA supero a FRANCIA,pero fue efimero-entre estos intereses economicos estan los pesqueros y en estos juega un papel primordial el caladero saharahui,riquisimo y que durante años ESPAÑA explotó para su propio beneficio,pese a que su autoridad no esta reconocida,MARRUECOS ejerce su soberania en el territorio saharahui-de hecho,para la ONU ,ESPAÑA sigue siendo potencia administradora,pero de un pais cutre y bananero como este poco bueno por no decir NADA pueden esperar los saharahuis-luego estan la colaboración antiterrorista hispanomarroqui y el control del flujo de inmigrantes que asedian las ciudades de CEUTA Y MELILLA,finalmente destacar que la RASD -como se subraya en el articulo-es un gobierno aconfesional y por tanto,un SAHARA independiente seria un valioso aliado contra los terroristas islamistas que asolan el SAHEL,la RASD ademas reconoce el papel de la mujer como seguramente ningún otro pais arabe o musulman en el mundo

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend