CEAR pide “responsabilidad” a los políticos al hablar de refugiados en su 40 aniversario

En el 40 aniversario de CEAR, la directora de la organización, Estrella Galán, ha pedido “responsabilidad” a los políticos en campaña electoral ante “el alarmante aumento de mensajes xenófobos”. Mostrando la preocupación por “los tiempos oscuros” que se están volviendo a vivir con “la criminalización y culpabilización a estas personas de nuestros males”, Galán ha advertido de que los responsables políticos deben garantizar la cohesión social y respetar el derecho de asilo, que también cumple cuatro décadas en España y está “más en riesgo que nunca”.

La organización ha recordado que después de haber enviado a miles de personas al exilio España se ha convertido “con sus luces y sus sombras”, en un país de acogida. La historia de CEAR está ligada a la del asilo de España. En estos años la historia ha dado un vuelco: los primeros refugiados fueron aquellos supervivientes de los campos de concentración de Europa que recibieron el apoyo social. A finales de los 90, comenzaron a llegar personas de otros países más lejanos culturalmente y geográficamanete, muchos de países del África subsahariana, y se les empezó a asociar de manera negativa con la inmigración irregular, ha lamentado Galán.

En 2018 se registró una cifra récord en España de solicitudes de asilo, más de 54.000. Sin embargo, España solo concedió el asilo a una de cada cuatro personas que lo solicitaron. “En un contexto tan amenazador para las libertades y los derechos, España debería convertirse en un referente a nivel europeo para liderar una nueva política de asilo que ponga en el foco los derechos humanos”, ha señalado Galán.

Publicidad

La organización ha celebrado sus aniversario con la exposición “40 años de refugio” de Ricardo Cavolo, que se ha inaugurado este miércoles en CaixaForum Madrid y podrá visitarse hasta el 21 de abril. El mural del artista busca impactar en la ciudadanía al representar “desde el dolor” a 40 personajes que representan a refugiados y cuyas miradas interpelan al espectador.

En la presentación de la exposición y celebración del aniversario, también ha participado Hossein Azaei, un refugiado político iraní que llegó en el año 1989 a España y tuvo la suerte de conseguir el asilo. En su intervención, ha agradecido haber sido acogido después de haber tenido que abandonar a su país y a su familia también ha hecho hincapié en que los refugiados son “vulnerables”, sobre todo cuando no conocen el idioma del país al que llegan, y desean trabajar para el país que los acoge. En este sentido, ha pedido permisos de trabajo regulares mientras se tramita la solicitud de asilo porque él se vio forzado a trabajar de manera ilegal durante más de un año. “Tantos años después me sigo sintiendo refugiado, pero ahora soy uno más de la sociedad y tengo una niña”, ha contado.