Cuando el debate oculta la verdad del agua

6

La discusión parlamentaria del nuevo Estatuto de Castilla-La Mancha tiene alzadas casi en armas Albacete, Alicante, Almería y Murcia, o sea a la Cuenca del río Segura, porque el presidente castellano-manchego, José María Barreda, está decidido a conseguir una reserva de 4.000 hectómetros cúbicos en la cabecera del Tajo, lo que dejaría sin objeto el actual Trasvase al Segura, que lleva funcionando desde 1980.

Lo peor del asunto es que el debate estrictamente político-económico está tapando el verdadero asunto que es la sostenibilidad hídrica de la zona más seca de España: el Sureste, esa falsa región auspiciada por el franquismo que se articula sobre el cauce del Segura. Varios millones de españoles están, aunque no lo parezca, pendientes de una u otra forma de la resolución en las Cortes del nuevo texto del Estatuto de Castilla-La Mancha y los medios al uso impiden que, al margen de las ínfulas de poderosillo llegado a más del presidente Barreda, se planteen alternativas reales a medio plazo.

La visión sostenible del asunto, la ecologista, se hurta a la ciudadanía sistemáticamente en este tremendamente controvertido asunto del agua del Tajo al Segura. He leído un comentario al respecto del que voy a entresacar, sin alterar el sentido general del mismo, algunas preguntas que su anónimo autor hace: “¿El fin justifica los medios? ¿La mentira es útil si de ella se obtienen réditos? ¿Se riegan campos de golf con agua del Tajo? ¿Se saca el agua fuera de la zona legal de riego ¿Sabemos que en el “Mar de Castilla” (Entrepeñas y Buendía) entra la mitad del agua que entraba hace 30 años? ¿Sabemos que la población ribereña del Tajo, en el cinturón de Madrid, se ha duplicado en esos mismos años? ¿Sabemos que estamos pidiendo algo injusto, cuando en Murcia podemos desalar el Mediterráneo y utilizar nuestros embalses subterráneos de forma sostenible sin tener que pedir nada a nadie?”.

Poco más hay que añadir, salvo que hay académicos, técnicos, ciudadanos, e incluso algún político que creen, basándolo en hechos y datos ciertos, que el Sureste podría llegar a no necesitar el agua del Tajo si la preguntas anteriores se respondieran adecuadamente. Pero los intereses creados, las componendas y las falsedades técnicas y políticas importan más. Como está demostrando el debate sobre el Estatuto de Castilla-La Mancha en la comisión ad hoc del Congreso de los Diputados.

6 Comments
  1. klin59 says

    Como siempre, Vidal, muy acertado. Vergonzoso, además, que frente a las ínfulas de uno, las del otro, el mediocre presidente de Murcia, hénchido de nacionalismo hídrico; él, que abomina de otros nacionalismos, y ha hecho del agua su única plataforma política con la sumar votos cautivos elección tras elección

  2. queteconozco says

    como siempre muy acertado, pero esto no deja de ser un refrito total, hecho en falta datos, cifras y algo que apoye tales aseveraciones, pero no me extraña y sobre todo en este tema, escribe todo el mundo, menos los tecnicos que son los que de verdad saben , pero claro ellos darian cifras y datos y quizas no le gustarian a nadie. mientra tanto tendremos que seguir oyendo medias verdades tanto de uno como de otro lado.

    1. José Luis Vidal Coy says

      Amigo Queteconozco: el post no deja de ser un post, no es una tesis doctoral. No esperes que facilite todos los datos, cifras, etcétera en 500 palabras. Además, están suficientemente publicados, aunque no en los medios de comunicación al uso que dominan el debate hídrico. Gracias por tu atención.

  3. santi says

    La «solidaridad» que se invoca en estos casos es bastante falsa, y esconde intereses puros y duros de los potenciales beneficiados.

    Se puede plantear en términos económicos: donde es más productivo 1 m3 de agua, en Albacete o en Murcia? Contando todo, claro, incluso los costes (directos e indirectos) del trasvase.

    Si la respuesta es Murcia, parece lógico llevarles el agua allá, pero deberán compensar a Albacete (y resto de afectados) por el perjuicio, por ejemplo, repartiendo el beneficio neto a partes iguales.

    O, sinó, seamos solidarios del todo, y hagamos un «contratrasvase», de huerta y playa :), desde Murcia hasta Cuenca.

  4. Gaby says

    Pues que tienes más razón que un santo. Antes hacía falta agua para la construcción de resorts con sus correspondientes campos de golf. ¿Pra qué hace falta ahora?, ¿para la agricultura? Lo dudo.

  5. lucas says

    Creo que el tema hay que verlo en contexto nacional y de esa forma se podrán evitar suspicacias regionalistas, que en casos tienen mucha razón al ver que desde otras cuencas se han negado excedentes y al final siempre salen del mismo sitio.
    Planificación estatal y buscar nuevas soluciones complementarias porque el trasvase Tajo-Segura tiene 30 años y todo ha cambiado mucho en este tiempo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.