Jugando al despiste con las renovables para difuminar objetivos

5

Lo del ministro Sebastián tiene muy poca gracia. El hombre pone, al parecer, la mejor voluntad del mundo. Pero algo o alguien le traiciona con frecuencia y acaba disparándose en el pie. Ya hace meses que me auguré a mi mismo que le volvería a escribir al baranda de Industria.

El autovaticinio se debía a la justificación que don Miguel avanzaba para continuar con ayudas a la extracción de carbón para producir energía. Me parecieron cortoplacistas y engañosas sus argumentaciones. En cualquier caso, mi parecer no era más que eso: una opinión. No la detallé mucho porque, entonces, este cuartopoder estaba en pruebas.

Pero es que ahora lo han pillado, si no a él en persona sí a su departamento, en una gorda. No por el montante económico de la pifia, sino por la trascendencia. Y porque, puesto que la dimos por cierta y contra ella clamamos, ahora toca rectificar.

Y señalar que, como en otras cosas, el Ministerio de Sebastián está decidido a tirarse piedras a su propio tejado. Así lo hizo “denunciando” un supuesto fraude en la producción ¡nocturna! de energía solar fotovoltaica, usando generadores de gasóleo por la noche.

Los productores de la principal región señalada, Castilla y León, desmienten con datos en la mano y rotundamente que eso sea cierto. Iberdrola, que no es santo de devoción ambientalista, lo precisa en un comunicado publicado el pasado lunes. El Ministerio, a día de hoy, seis de mayo, calla.

Lo peor es que toda la polémica sobre la supuesta producción nocturna de energía solar fotovoltaica se produjo al tiempo que se filtraba y se comentaba la posibilidad de bajar las primas a las energías renovables, en un claro globosondeo causante de alarma tal que el propio ministro hubo de precisar que nunca podría ser un descenso retroactivo. ¡Faltaría más! El ordenamiento jurídico español descarta la retroactividad de la legislación.

El caso es que, gracias a la inefable gestión informativa –¿o deberíamos decir “tanteadora”?– que se ha hecho en las últimas semanas desde Industria, se ha provocado la inestabilidad y la zozobra en el sector de energías renovables que ahora ha alcanzado también a la producción de eólica, no sólo a la solar. Por no hablar del culebrón municipal del ATC (almacén temporal centralizado para residuos nucleares).

No vale, como parece que se ha intentado, pretender calmar la mala imagen prometiendo extraoficialmente facilitar los trámites para que cada hijo de vecino pueda instalarse su pequeña planta fotovoltaica.

Si el sector requiere una nueva regulación o se pretende reformar la existente, no parece que las tácticas que se utilizan lleven a otro punto que el de sembrar confusión e inseguridad en un sector que es estratégico y fundamental si la meta es que los combustibles fósiles dejen de ser la piedra angular del arco energético español y europeo. ¿O es que, a lo peor, no es ése el objetivo?

5 Comments
  1. ecoylogica says

    Debemos eliminar los prejuicios que impiden la expansión masiva de la energía fotovoltaica, sobre todo en un país como el nuestro que goza de unas condiciones privilegiadas. Una empresa española (www.ecooo.es) propone que las instalaciones estén en el mismo lugar donde se consume la energía para evitar los costes del transporte y sobre viviendas y naves industriales para evitar también la contaminación visual del entorno rural. Los paneles que ahora se colocan serán ssustituidos por otros mñas eficientes y más baratos y no serán necesarias las subvenciones.

  2. ya says

    Vale, me quedo con tu último párrafo. Cuando no sean necesarias las subvenciones empezamos a hablar. Hoy por hoy los paneles solares fotovoltaicos son la ruina total, encima financiando con subvenciones a la industria china, un dislate sin parangón.

  3. celine says

    Menudo mamoneo de rumores. El caso es que en Alemania lo organizan mejor con muchas miles de horas de sol menos que aquí. Hay que joderse.

  4. Marcos says

    Lo de la retroactividad es una verdadera salvajada .Un huerto solar necesita los primeros doce años para pagar la hipoteca al banco , eso despues de que el propietario haya puesto de su bolsillo un 20% , unos 100 o 120.000 euros , pues bien , rebajar la prima supone que el huerto no pueda pagarse la hipoteca , y en muchos casos arruine al propietario que no puede hacer frente a los pagos , que el banco le embargue y ya tenemos por un lado una familia arruinada ( hay 50.000) y por otro al banco con un huerto solar que pierde dinero con lo cual senecesitaria dinero publico para salvarlo de una burbuja solar inexistente hasta el momento

Leave A Reply

Your email address will not be published.