¿Cuál es la responsabilidad de Izquierda Unida para dentro de cuatro años?

11
El coordinador federal de IU, Cayo Lara, durante la conferencia de prensa que ofreció el pasado lunes para valorar los resultados electorales. / Kote Rodrigo (Efe)

A algunos nos consta que muchos votantes prefirieron ignorar el domingo pasado que en España hay una región llamada Extremadura y eligieron a candidatos de Izquierda Unida. Pero las urnas sumaron a favor de la coalición en Cáceres y Badajoz, por lo que habría que preguntarse si fue correcta aquella decisión de dejar que gobierne desde Mérida el PP en vez del PSOE. También los votos a IU en el resto del Estado fueron espectacularmente mayores que hace cuatro años, a pesar de la famosa ley electoral sin cuyos mecanismos correctores de la proporcionalidad el resultado habría sido de 25 diputados en vez de once para la coalición de izquierdas.

Es difícil escudriñar con exactitud qué tipo de votantes ha provocado la gran recuperación del grupo de Cayo Lara. Parece que hay papeletas que en otro tiempo hubieran ido destinadas al PSOE. Igualmente, otras que proceden de los “indignados” en general. Otras, quizá, hasta de sindicalistas de UGT, tan próxima tradicionalmente al partido aún encabezado por Rodríguez Zapatero. En fin…

Publicidad

Quizá sea más útil para los propios intereses de IU que su dirigencia y militancia intenten trazar una estrategia política para que el éxito del 20-N no sea flor de un día y repitan la caída electoral que dirigió Julio Anguita después de llegar a 21 diputados en el Congreso.

Parece difícil, pero es alcanzable. Lejos de asumir el eslogan del sorpasso que algunos medios ya han aireado y que recuerda demasiado al gran maestro cordobés, la sedimentación de la tendencia alcista del voto de IU pasaría por la integración real, sin imposiciones, de las fuerzas más o menos difusas que han colaborado en su “remontada”. Recuéntense, si no, los votos obtenidos por Gaspar Llamazares en Asturias.

Si el objetivo es que la coalición progrese indudablemente en la senda que se corresponde con su nombre, dentro de ella deberían olvidarse ciertos “tics” electoralistas o no. Por ejemplo, un cabeza de lista de IU con el que me une buena amistad cometió el error de decir que Equo “es un chiringuito”. Así, no se suma. Se resta. Aunque el partido de López de Uralde se presentara por su cuenta, no parece ése el mejor método de cimentar de cara al futuro una coalición de izquierdas que aglutine a gran parte del espectro rojiverde, incluyendo tal vez a ese partido apadrinado por Daniel Cohn-Bendit desde Estrasburgo, además de otros desperdigados por la periferia geográfica y del sistema.

Hay quien piensa que esa coalición plural que IU debería ser verdaderamente desde hace ya demasiado tiempo se ve dificultada por la presencia determinante en su seno del Partido Comunista de España. Hay quien replica qué sería de IU si el PCE no hubiera sido su pegamento en tiempos muy difíciles. ¿Será la autodisolución en la coalición del partido histórico (no tanto como el PSOE) la forma de que ésta sea realmente lo que pretende ser?

Porque el movimiento social de protesta contra las condiciones actuales en las que pena nuestra democracia y nuestra sociedad es el que debe alimentar a largo plazo a IU. Y ese movimiento trasciende en la práctica a los indignados, aunque estos sean su parte más viva, más valiosa, más regeneradora, de más futuro… y, no lo olvidemos, de mayor potencia electoral. Ahí está la responsabilidad que IU ha de afrontar si quiere dentro de cuatro años consolidar su éxito de ahora y convertirse en determinante.

11 Comments
  1. Sebas says

    ¿La caída electoral que dirigió Julio Anguita? ¿A cuál se refiere, a la que materializó Frutos cuando pactó con el PSOE? Todavía no nos hemos enterado que a IU la desgasta tanto o más fundirse con el PSOE que oponerse a él. Sencillamente porque la base electoral –actual y potencial– de IU repudia al SOE derechizado de siempre.

  2. Justo Domenicale says

    1) Como votante de IU en estas últimas elecciones, sigo considerando un serio error lo de Extremadura. Hay que tener más amplitud de miras y no centrarlo todo a un ajuste de cuentas con la gente del PSOE de Extremadura. El PP es muy peligroso cuando alcanza el poder, ya que en poco tiempo es capaz de crear una red clientelar muy grande, además de que siempre dispone de la ayuda de la prensa, radio y tv.

    2) Hay que ser realistas con lo que ha pasado y no caer en la expectativa del sorpasso. Muchos votos nuevos que ha recibido IU han sido provenientes del PSOE. Antes o después el PSOE se recuperará y muchos de esos votos volverán a su origen. No hay que perder la cabeza y dejarse adular por los resultados electorales. En este país, IU tiene su techo electoral (eso creo).

    3) Lo más importante es ser capaz ahora en elaborar un proyecto claro, sencillo y contundente para actuar en el nuevo Parlamento (ya que se dispone de Grupo Parlamentario propio), bien elaborado y que razones concretas y nada abstractas e ideales se puedan anteponer a la idea básica que tiene la derecha y ultraderecha española: adelgazar la administración central, quitarse de encima los excesivos gastos que para conseguir nada tiene que soportar el estado: sanidad, educación, dependencia, investigación,cultura, etc de la que se beneficia gente que no lo merece.

    Esta estrategia hay que mantenerla de principio a fin de la legislatura y mientras llega el final de la misma, me parece muy importante el empezar a intentar aglutinar a pequeños grupos (que han acabado concretándose en partidos políticos) que esencialmente sean afines a esos planteamientos claros y simples de los que he hablado anteriormente. En concreto con todos los partidos verdes y variantes, aunque para ello tenga que estar uno convencido de la bondad de su ideología y estrategia.

    4) IU debe ser una fuerza que debe intentar gobernar y entrar en las administraciones públicas allí donde se pueda, incluído el colaborar con el PSOE también donde se pueda, porque entre otras cosas, para eso se crea un partido político.

    5) Mientras no cambie la Ley Electoral, creo que actualmente IU no va a avanzar demasiado

  3. sigloXXI says

    Mucho tiene que cambiar IU para conseguir aglutinar a todos los partidos de izquierda. En mi opinión, debería dejar de funcionar como un partido del siglo pasado y desarrollar la democracia interna y la horizontalidad: que sean los militantes los que elijan a los candidatos (con listas abiertas), los que decidan el programa electoral, y los que toman todas las decisiones importantes. Renovar a los representantes cada cierto tiempo para que no haya políticos profesionales y, en definitiva, escuchar con espíritu crítico las propuestas del movimiento 15M

  4. didacMur says

    Querido amigo, de acuerdo en casi todo con el contenido de tu artículo. Y al respecto, algunas matizaciones.

    Primera: en Extremadura, la organización, después de un amplio proceso asambleario, decidió «no apoyar» -que no es lo mismo que votar a favor del PP- la investidura del candidato del PSOE. Un PSOE que, te recuerdo, no había opuesto ningún reparo, sino todo lo contrario, a la instalación de una refinería en ese territorio (amén de otros sonados casos de corrupción). El error que más se ha difundido mediáticamente se dio, pues, por parte de la dirección federal. En efecto, Cayo Lara quizás se precipitara al afirmar que «ni por acción ni por omisión» favoreceremos el acceso del PP al poder.

    Segunda: respecto a lo que refieres de que cierto candidato nuestro calificó de «chiringuito» a la formación política EQUO, he de decir que, tras consultar a diversas fuentes que me merecen total credibilidad, la citada afirmación fue sacada de contexto. En efecto, creo que fue en Cuarto Poder donde, en un artículo de Opinión, la citada persona vertió tal afirmación. Pero no es tampoco de recibo que, al calor de la contienda electoral, se aireen tales afirmaciones. Te asombraría ver los comentarios expuestos en la web de cierto candidato de EQUO en la Región respecto de IU. Muchos identificaban esta formación política con el PCE, cuanto todos sabemos que en ella militamos gentes diversas, no necesariamente afiliadas a ese partido. Y parece -al hilo de todos esos comentarios-que el pecado de IU es albergar en su seno a un partido que aún sigue ostentanto -para muchos- los cuernos y el rabo de aciagas y pasadas etapas de nuestra Historia más reciente.

    Espero no haberte cansado con estas reflexiones al hilo de tu artículo.

    Nos vemos. Un saludo
    Diego Jiménez

  5. Federico says

    Diego, ¿puedes decir cuáles son esas declaraciones sobre IU que, según tú, cierto candidato ha publicado en su web? Que yo sepa, la descalificación no entra en el vocabulario de EQUO. Gracias.

  6. sonia says

    ¿Dentro de 4 años? Será muy tarde ya, veremos entonces donde estamos..En «estos» 4 años que se avecinan deben liderar la coalición de todos los partidos de una «nueva» izquierda en la linea de lo que pretendía ser Equo-Los Verdes incluso con su chiringo…

  7. Anticrisis says

    Otro matiz, la caída de IU no fue liderada por Julio Anguita, que sufrió un infarto que lo retiró de la primera línea, fue liderada por Francesc Frutos.

  8. Antonio Martinez says

    ¿ Sacado de contexto? Don Diego, Vd. como profesor de Historia debería documentarse mejor antes de hablar. Aquí está la pregunta y la respuesta del chiringuito.

    Utilizan el apellido ‘verdes’ en sus siglas. Usted, como reconocido ecologista, ¿habría podido formar parte de las listas de Equo?
    -Aprecio la actitud de honradez de IU en cuanto a los postulados ecologistas. La izquierda le ha dado siempre importancia al medio ambiente, y no me habría vinculado a esta formación de otra manera. Equo es una novedad que no tiene ninguna tradición. Yo soy un ecologista histórico y Equo se beneficia de la marca Greenpeace. No hay otra referencia detrás de Equo ni de su líder, y Greenpeace no está en la tradición ecologista de este país. Cuando llega a España, en el 83, nosotros ya llevábamos luchando contra las nucleares 10 años y nos habíamos cargado varios proyectos. Equo me parece un chiringuito personal, yo estoy en otra tradición. Nunca he hecho un ecologismo asalariado, asegurado y confortable.

  9. Antonio Martinez says

    Por otra parte , Costa Morata ya había usado la expresión para titular un artículo en esta misma web : https://www.cuartopoder.es/invitados/el-chiringuito-de-juancho-desde-greenpeace-a-un-nuevo-partido-verde/586

  10. Julián says

    Julio Anguita diseñó la caída de IU cuando tras las dos orillas puso en marcha el sorpasso. Paco Frutos concluyó el desastre. Es la primera vez que volvemos a tomar impulso desde entonces: acordaos de hace cuatro años. Tiene mucha razón Vidal Coy en casi todo lo que plantea.

    Y la pregunta vuelve a ser: ¿Estará esta vez el PCE a la altura de las circunstancias? ¿o volverá a tirar a la basura las posibilidades de una izquierda con capacidad de influencia y aspiración de gobierno?

    No todos los resultados se pueden explicar mirando a la injusta Ley Electoral. Es preocupante que tanto en Murcia como en Madrid UPyD haya sido receptora de mas votos provenientes del PSOE que IU. Es preocupante la floja campaña en Murcia (no será por falta de temas tras 16 años de PP) y el escaso conocimiento social del candidato: ¿Que hubiera pasado si hubiéramos tenido una cabeza de cartel conocida y con tirón? Ah, se me olvidaba: antes de contentar a los electores hay que contentar al PCE, consolidar los equilibrios internos, consensuar… ¿Es que o hemos oído hablar de primarias? ¿Acaso tiene la patente el PSOE?

    En fin, que esta por ver el futuro. Pero para ver el futuro, hay que saber leer el presente y recordar los errores del pasado. Dejemos de hablar de sorpasso, que de 11 diputados a 110 todavía hay un trecho, y pongamonos a trabajar para seguir creciendo atrayendo a más gente a un proyecto más abierto y amplio.

  11. FRANCISCO PLAZA PIERI says

    No creeré, en absoluto, al señor Cayo Lara mientras no se explique con lo sucedido en Extremadura, de su Gobierno Autonómico hablo, cuando en mayo pasado pudo evitar que accediera al mismo el PP, si ellos no se hubiesen abtenido…
    ¿Nada que comentar?
    Pues eso…: ustedes a la Extremad-erecha, que no a Extremadura…

Leave A Reply

Your email address will not be published.