Monago y su Universidad se unen contra la demolición de Marina de Valdecañas

5
complejo_valdecañas
Vista aérea del complejo hotelero de lujo 'Marina Isla de Valdecañas' en Cáceres. / Efe

La Universidad de Extremadura, en estrecha colaboración con la Junta que dirige el 'centrista' José Antonio Monago, van camino de ejecutar una de las llamativas mixtificaciones ambientales de nuestro pasado reciente. Si nadie lo remedia, un curso de verano organizado de la Unex presentará el Parque Nacional de Monfragüe como espacio natural equiparable a uno de los atentados ecológicos más notorios de los últimos tiempos, declarado ilegal por invadir un espacio natural y pendiente de demolición: la Marina de Valdecañas.

Publicidad

Bajo el nombre del curso -"Gestión de recursos hídricos y aprovechamientos turísticos"-, la segunda jornada, del próximo miércoles 16 de julio, estará dedicada a "La apuesta turística por el turismo de embalses en Extremadura. El caso de Isla Marina de Valdecañas", una charla a cargo de Julián Mora Aliseda, un profesor titular de Geografía en la Unex que en febrero de 2012 emitió un informe por encargo de la Junta en el que defendía los beneficios socioeconómicos de la urbanización Marina de Valdecañas, cuya demolición ya había sido pedida por el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura en una sentencia que Mora consideró un "esperpento y auténtico dislate". El curso se celebrará en Navalmoral de la Mata (Cáceres), ayuntamiento en el que queda inserto el pantano de Valdecañas, la isla y su urbanización ilegal.

La Marina Isla de Valdecañas es un complejo turístico con 185 villas a medio millón de euros, campo de golf de 18 hoyos, puerto deportivo, etcétera, edificado en la isla existente en el pantano del mismo nombre, espacio protegido por la Red Natura 2000 de la Unión Europea. La primera sentencia de demolición del TSJEx fue ratificada el pasado mes de febrero por el Tribunal Supremo. La urbanización se pudo hacer gracias a la reclasificación de terrenos apoyada en su día por el PP y el PSOE extremeños. Su construcción es, por tanto, ilegal, porque el TSJEx anuló el decreto de la Junta que dio vía libre a su edificación en terrenos protegidos.

Mora Aliseda, que ahora dirije el curso, dijo en aquel informe titulado "Proyecto Valdecañas y desarrollo sostenible" que no existía "justificación científica" para que la Red Natura 2000 incluyera Valdecañas en su perímetro y descalificó la aplicación de esa figura de protección comunitaria porque "se trazó sin ningún criterio riguroso, al ser realizada por grupos ecologistas". La Junta de Extremadura anunció que recurriría la sentencia del Supremo ante el Tribunal Constitucional. Argumenta, entre otras cosas, que los costes de demolición de la urbanización serían de 34 millones de euros, que no se ha hecho daño ambiental alguno y que la Marina de Valdecañas es una fuente de puestos de trabajo. Fuentes conocedoras del asunto aseguraron a este diario que probablemente ese recurso no se presente porque la estrategia de la Junta se centra ahora en jusficar la "necesidad" de la urbanización con esos tres argumentos citados... y las presentaciones propagandísticas como la del curso de la semana que viene.

El curso, en su intento de mixtificación, termina el día 17 con una "visita técnica" a la isla del pantano de Valdecañas y, aquí está lo bueno, al Parque Nacional de Monfragüe, en un claro intento de equiparar ambos espacios obviando la ilegalidad de la urbanización Marina de Valdecañas y la orden de demolición que pesa sobre ella. Curiosamente, en la jornada de apertura, el día 15, después del director del curso disertará José María de Gea, consejero delegado de la promotora Isla de Valdecañas, que está en preconcurso de acreedores porque, lógicamente, la situación derivada de la constatación jurídica de la ilegalidad de la urbanización ha provocado el hundimiento de la empresa.

Además de la negativa de la Junta a ejecutar la sentencia de demolición del supremo, la Unex, en colaboración con aquélla, parece pretender ahora darle un respaldo institucional e internacional al disparate de esa gran construcción realizada gracias a una reclasificación irregular de terrenos protegidos. En efecto, se espera la asistencia del secretario de Estado portugués de Medio Ambiente, Paulo Lemos, y del catedrático de Derecho de la Universidad lisboeta Fernando dos Reiss Condesso, entre otros académicos. Por la parte política española participará Liana Ardiles, directora general del Agua del MAGRAMA, además de los presidentes de las confederaciones hidrográficas del Tajo, Miguel Antolín, y del Guadiana, José Díaz.

Desde las ventanas de las aulas podrán contemplar la urbanización ilegal edificada sobre la isla del pantano de Valdecañas, ilegal y pendiente de demolición por haber sido edificada sobre terrenos protegidos por la Red comunitaria Natura 2000.

5 Comments
  1. marianitomasa says

    Es el resultado de las cacicadas que se cometen en Extremadura. Cacicadas de analfabetos funcionales con un poder en sus manos que les viene grande. El medio ambiente es banal cuando se trata de favorecer al señorito de turno. A ver cuándo los extremeños dejamos de ser la imagen de los Santos Inocentes.

  2. Patronio says

    El complejo Marina Isla de Valdecañas no es ningún atentado ecológico, en ese islote en medio de un embalse artificial por no haber, no había ni lagartijas antes de que se levantara. Era un erial. Hoy es un enclave verde de enorme valor que además proporciona riqueza a numerosos pueblos que apenas disponen de recursos económicos propios.
    La Universidad de Extremadura no es la universidad de Monago, afortunadamente es una universidad muy libre e independiente desde su fundación a comienzos de los setenta. Y Julián Mora Aliseda, que es un profesor de prestigio intachable y reconocida trayectoria ecologista y socialista, habla en su propio nombre, de nadie más.
    ¡Qué asquito de artículo, parece escrito para niños de cinco años a quienes hay que adoctrinar!

  3. LOLO CORRRAL says

    Seria indignante que semejante paraíso extremeño desapareciera cuando tanta mano de obra ha dado y sigue dando.espero que entre todos decidan con sensatez y sentido común lo mejor

Leave A Reply

Your email address will not be published.